Lo más visto

Más de Economía

El liderazgo que lo lleve el sector privado”

Honduras ha liderado en la región el combate a la roya. De la mano del sector privado, el Gobierno busca sanar sus cafetales, principal producto agrícola de exportación.
Enlace copiado
El liderazgo que lo lleve el sector privado”

El liderazgo que lo lleve el sector privado”

Enlace copiado
Las acciones que quiere impulsar Honduras para el combate a la roya van más allá de sanear el parque cafetero a corto plazo.

Buscan acciones de mediano y largo plazo que incluyan tener una cultura de prevención y continuar con las investigaciones para desarrollar variedades de café resistentes a las enfermedades sin dejar de lado la calidad. El titular de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de Honduras, Jacobo Regalado, afirma que el Gobierno se muestra confiado en cederle la batuta al sector privado ya que han demostrado eficiencia a lo largo de los años, un trabajo que ha trascendido gobiernos.

Hay un severo brote de roya a escala centroamericano, ¿qué acciones ha tomando Honduras?

A razón del brote de roya que se ha dado en la región centroamericana en noviembre, por iniciativa de Honduras en el marco del consejo regional o Consejo Agropecuario Centroamericano, se levanta la alarma para tratar de establecer una serie de acciones de carácter regional, adicional a lo que cada país está haciendo. Ahí, inicialmente se hizo un diagnóstico del impacto, sabemos que son 100,000 manzanas de tierra las afectadas de 400,000 que existen de café en Honduras, esto es el 25 % de impacto, el promedio regional de área afectada es mayor, 53 %, es decir, que hay países que tienen una afectación mucho mayor, una dificultad mucho más seria que nosotros porcentualmente. Honduras es hoy por hoy el primer exportador de café en Centroamérica, es decir, que de 100,000 manzanas afectadas 20,000 están perdidas, que se necesitan replantar, y hay 75,000-80,000 manzanas que debemos de recuperar con prácticas agronómicas. Es el momento de poda, regular sombra, fertilizar y la aplicación de fungicidas preventivos.

Tenemos dos momentos en el que la roya tiene impacto en el cafetal, una es cuando inician las lluvias y la otra es en octubre, como pasó en esta ocasión.

¿Qué tipo de acciones de corto plazo se harán para tratar el brote?

Ya se han tomado. Hay un trabajo de campo a través del Instituto Hondureño del Café (IHCAFE) que tiene técnicos desplazados en los 15 de los 18 departamentos del país donde se cultiva café en el país. Recordemos que en Honduras es una actividad que involucra a cerca de 120,000 familias, ubicados en 210 de los 298 municipios, entonces ya hay técnicos que trabajan en todo el país.

Luego hay una serie de medidas integrales: primero, es una campaña de información para todo el sector productor para levantar la alerta y evitar que nuestro productor se confíe o desconozca los síntomas iniciales, las medidas que debe de tomar, cuándo las debe de tomar para poder tener un control efectivo de la roya. Adicionalmente ya tenemos una resolución de la Comisión Nacional de Bancas y Seguros para apoyar todo el esquema de refinanciamiento de los créditos de los pequeños productores que se han visto afectados, y adicionalmente en el banco de segundo piso, BANHPROVI (Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda), estamos trabajando en una iniciativa para el financiamiento de estos pequeños productores. La idea es conseguir recursos que puedan oscilar en un interés cerca del 10 % con plazos de unos siete años para aquellas zonas que se tienen que replantar y un poco menos para los que solo tienen que tomar medidas de control en su finca que no la perdieron pero que sí vieron afectados sus ingresos por la baja en la cosecha.

¿Serían créditos blandos para el sector?

Así es. Estas líneas se van a habilitar para repoblación y para prácticas agronómicas de control.

¿Siempre serían a largo plazo para el control?

Para el control a menor plazo no se pretende que sea un crédito de 12 meses, pero tampoco hay necesidad de tenerlo a siete años, que es lo que se espera para esas 25,000 manzanas que se tienen que replantar.

¿Cómo SAC está trabajando de cerca con el sector cafetalero?

Totalmente de la mano, nosotros hemos incluso impulsado que el liderazgo lo lleve el sector privado, toda la institucionalidad que hay en Honduras, en materia de organizaciones de productores, organizaciones de intermediarios, de comercializadores y exportadores la lleva el IHCAFE. La idea es que el liderazgo siga de la mano del sector privado y nosotros estamos dando el acompañamiento y el respaldo de las acciones que se necesitan.

No solo queremos reaccionar ante este brote de roya. Recordemos que el brote de roya se da por una combinación entre temperatura, humedad y luminosidad que está asociada a cambio climático. La roya no se va a ir, va a seguir estando aquí de manera permanente y la idea es que podamos montar un sistema de campaña sanitario con monitorización permanente e indicadores de alerta temprana para que nosotros, si se dan nuevamente las condiciones, podamos tomar las acciones oportunas. Estamos pidiéndole a instituciones, como el IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura), el CIAT (Centro Internacional para Agricultura Tropical), que el trabajo que se está haciendo en materia de cambio climático lo podamos orientar a establecer modelos de predicción de acuerdo a las condiciones climáticas que son las que detonan la enfermedad. Estos modelos de predicción nos van a decir que si las condiciones son similares a las que ocurrieron para este brote, inmediatamente tenemos que salir con alerta temprana para hacer las aplicaciones preventivas.

En cuanto a acciones de mediano y largo plazo ¿qué se prevé hacer?

En el Consejo Agropecuario Centroamericano tuvimos una reunión de todos los técnicos en el marco de PROMECAFE y ahí se definieron dos agendas: una de corto y mediano y una de mediano y largo plazo. La idea sería que de corto plazo es hacer lo que estamos haciendo, que es una campaña de divulgación de información para que el productor esté preparado y evitemos sorpresas. También un poquito de control agronómico: todo lo que es poda, todo lo que es fertilización, regular sombra es un tema importante, si las condiciones climáticas han cambiado entonces tenemos que trabajar en el microclima para evitar favorecer la presencia de la roya.

En el mediano plazo estamos hablando de realizar mayor investigación en la roya en sí, conocer a mayor profundidad todo el tema de la roya y el desarrollo de variedades que tengan más resistencia a la roya sin perder calidad en taza eso es fundamental. El café centroamericano se conoce por su calidad y necesitamos de mantenerla; sabemos que algunas variedades que son más resistentes no tienen la calidad de otras que sí lo son.

¿Ustedes van a recurrir a otras organizaciones internacionales para solicitar apoyo?

Ya lo hemos hecho, hemos recurrido al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Ya se está conversando con ellos para ver las posibilidades de financiamiento de mediano plazo para el desarrollo de la caficultura.

¿Estamos hablando solo de fondos para Honduras o a escala regional?

Parte de los acuerdos en el marco del consejo de ministros (de agricultura) de Centroamérica es que logremos la homologación de las actividades que se deberían definir como parte de un proyecto regional. Ya tenemos instancias que han ofrecido recursos para el proyecto regional. Taiwán, por ejemplo, ha ofrecido ayudar a la caficultura centroamericana, y el BID y el BCIE también han ofrecido apoyo regional.

¿Qué tipo de apoyo?

Esperemos que parte de ellos sean fondos no reembolsables. Ya para las actividades concretas para el sector en cada país, asumo, deberían de tener préstamos, pero para el trabajo regional nosotros esperamos contar con recursos no reembolsables.

En el caso de Guatemala, el presidente de ese país anunció que el PMA (Programa Mundial de Alimentos) les daría apoyo para las familias que dependen de los cultivos de café que fueron afectadas por la roya. ¿Se tomarán iniciativas de este tipo en Honduras?

Todo el apoyo que se necesite se les va a brindar. Creo que es indiscutible la importancia económica y social que tiene la caficultura en Honduras y toda Centroamérica, por eso es la anuencia de países amigos y de instituciones multilaterales, como BID y BCIE, de poder apoyar la caficultura del país. Si fuera necesario, programas de alimentación de emergencia en algunas zonas donde la caficultura será seriamente afectada sería también parte de la estrategia.

En otro tema, la caficultura en Honduras en una década ha logrado despegar hasta ser el primer productor de Centroamérica. ¿Cómo se logró?

El liderazgo del sector privado y el liderazgo que han logrado es parte fundamental del desarrollo productivo. Antes, mucho café del occidente del país no se exportaba por Honduras sino que se exportaba por Guatemala y eso nos generaba cifras distorsionadas en ambos países. Hemos logrado en una década lograr mejorar la calidad del manejo por cosecha, que ahora está permitiendo el reconocimiento de la calidad del café hondureño en mercados internacionales. El año anterior, Honduras fue el anfitrión de la asociación de cafés especiales de Estados Unidos, estamos recibiendo premios por calidad y no castigos como antes, y esto se está logrando por toda esta institucionalidad, pudiendo mejorar significativamente el aprecio por el café hondureño debido a que se ha podido mejorar en la comercialización.

¿Qué papel ha tenido el Gobierno, qué tipo de acompañamiento se ha dado en la última década para que hayan tenido ese ritmo de progreso?

Se dio una crisis a inicios de 2000, se crea un fideicomiso, los caficultores se organizaron y establecieron una ruta, fueron al Congreso nacional, establecieron la creación del IHCAFE, establecieron la creación de un fideicomiso con aporte del sector que fue permitiendo una capacidad de gestión permanente. La institucionalidad privada ha estado sufriendo los vaivenes del gobierno y demás, probando que es un modelo muy eficiente y efectivo para poder nosotros replicarlo en otros sectores.

El parque cafetero de ustedes se comenzó a renovar a finales de los noventa, ¿se enfocaron solo en sembrar variedades resistentes?

Se hicieron dos medidas. Se comenzaron a sembrar cafetales en lugares más altos, un poquito el indicador que se utilizaba como metros sobre el nivel del mar donde podíamos sembrar café, y se buscaron variedades resistentes. Parte del parque está sembrado con variedades resistentes a la roya.

¿Seguirán con su plan de mantener el liderazgo en la región

Claro que sí, el sector café sigue creciendo, se siguen incorporando nuevas áreas de siembra, tenemos el desafío ahora que la producción ha crecido mucho más que la capacidad de secado que tiene el país y antes de este brote de roya el desafío era poder ampliar las capacidades de secado y de beneficio en el país para poder manejar la cosecha, debido a que este ‘impasse’ de la roya no fue tan crítico como lo esperábamos y tenemos el reto para que el próximo año estemos preparados con mayor capacidad de secado.

Tags:

  • Jacobo Regalado
  • Secretaría de Agricultura y Ganadería de Honduras
  • roya
  • cafe

Lee también

Comentarios