El mercado de valores creció poco en 2014

Las titularizaciones fueron uno de los principales motores del mercado bursátil salvadoreño el año pasado. El impuesto a las operaciones financieras afectó al mercado secundario.
Enlace copiado
Enlace copiado
En el mercado de valores de El Salvador se negociaron $3,535 millones en 2014, un crecimiento de apenas el 1 %, con respecto al año anterior, e inferior al 3 % registrado en 2013, informó la Bolsa de Valores de El Salvador.

Los resultados fueron diferentes según el tipo de mercado. El primario, conformado por todos los títulos que son emitidos por primera vez, creció un 15 %, y el mercado internacional, compuesto mayormente por la emisión de eurobonos de El Salvador, aumentó un 48 % en relación con 2013.

Sin embargo, el mercado secundario, en el que se ubican todas las transacciones de reventa de los títulos valores, cayó un 47 %. Rolando Duarte y Javier Mayora, presidente y gerente general de la Bolsa, respectivamente, atribuyen esta baja al impacto del nuevo impuesto a las operaciones financieras (ver nota aparte).

En el mercado secundario hubo negociaciones por $307 millones de enero a diciembre de 2014. El bajo volumen se debió, señaló Mayora, al bajo crecimiento de la economía salvadoreña, al impuesto a las operaciones financieras (que aplica con un 0.25 % sobre las operaciones arriba de $1,000), pero también hay otras causas.

“En nuestro mercado existen fuertes inversionistas institucionales, tal como suele suceder a nivel regional, quienes toman posiciones de inversión hasta su vencimiento, lo cual restringe fuertemente la disponibilidad de valores en oferta. En este sentido, los fondos de inversión se espera que generen un giro a esta tendencia, dinamizando el mercado secundario”, indicó Mayora.

Además, hay pocos flujos de inversión del exterior debido al impuesto del 20 % con que se grava la rentabilidad.

Titularizaciones

Por otra parte, el crecimiento del mercado primario se ha debido en gran medida a que empresas e instituciones públicas han recurrido a la titularización como mecanismo de financiamiento.

En la titularización, las entidades ceden parte de sus flujos futuros de efectivo, lo que sirve como garantía de pago para la venta de títulos. Esto les permite contar con recursos en el presente para sus proyectos de inversión.

“El termómetro ahorita lo tienen las sociedades titularizadoras, que son quienes han traído mayores cantidades de nuevos emisores originadores. Creo que la titularización se ha convertido en la forma ideal para muchas empresas, para financiarse”, aseguró Mayora.

A finales del año pasado se registró la mayor titularización hasta la fecha: LaGeo, con $287 millones, en una operación que les permitió obtener dinero para comprar su participación accionaria a la italiana Enel.

Mayora comentó que uno de los obstáculos que perciben los empresarios en El Salvador para recurrir al mercado bursátil es la divulgación abierta de información financiera. En la titularización, esta información es presentada al calificador de riesgo, y el emisor es el fondo de titularización.

“Hemos tenido bancos que titularizan remesas, restaurantes, el sector turismo con Royal Decameron Salinitas, colegios, la industria, y creo que van a venir más este año, y hay más interés”, dijo.

Otra de las ventajas de la titularización es su flexibilidad y es el mecanismo que la empresa privada percibe actualmente como la mejor forma del mercado de valores.

Tags:

  • bolsa de valores
  • titulos
  • acciones
  • mercados
  • impuesto a las operaciones financieras
  • impacto
  • inversion
  • desarrollo

Lee también

Comentarios

Newsletter