Lo más visto

El riesgo del país podría encarecer todos los créditos

Según el analista Luis Membreño, El Salvador necesita un acuerdo fiscal más profundo y avalado por el FMI para mejorar su calificación crediticia. La Bolsa de Valores advierte que la emisión de bonos toma bastante tiempo.
Enlace copiado
Riesgo.  Si los acuerdos no son avalados por el FMI, las calificadoras solo percibirán que sube la deuda, según Membreño.

Riesgo. Si los acuerdos no son avalados por el FMI, las calificadoras solo percibirán que sube la deuda, según Membreño.

Luis Membreño,  analista económico.

Luis Membreño, analista económico.

El riesgo del país podría encarecer todos los créditos

El riesgo del país podría encarecer todos los créditos

Enlace copiado
El acuerdo alcanzado ayer para la emisión de $550 millones y la aprobación de una ley de responsabilidad fiscal no es suficiente para mejorar la calificación crediticia del país, según explicó el analista Luis Membreño. La mala nota que recibió el país este lunes por parte de la casa evaluadora de riesgos Moody’s podría traer consecuencias al país que van más allá de un encarecimiento de la deuda del Gobierno, puesto que no solo los inversionistas que compran bonos del Estado se fijan en la calificación, según el analista.

“La calificación de riesgo la ven los inversionistas que compran bonos, pero también la ven quienes quieren venir a invertir al país”, señaló. El Salvador está rezagado en la región como receptor de inversión extranjera, un factor que es clave para la creación de empleos. Para Membreño, la inversión también corre riesgo en el sentido de que los bancos corresponsales, que son las casas matrices de los bancos que operan aquí, podrían cobrar más por el capital que prestan a los locales, lo que significaría que todos los préstamos podrían ser más caros.

Además, señaló que las grandes empresas a veces se fondean directamente de los bancos internacionales, por lo que también podrían tener que pagar más por sus inversiones. En ese sentido, Membreño explicó que cuando se eleva el precio del dinero, eso se traslada a precios más altos para los consumidores. De hecho, Olav Dirkmaat, experto en mercados bursátiles, argumentó que el precio más importante en la economía son las tasas de interés, puesto que dictan a donde se van a dirigir los flujos de dinero.

Moody’s degradó la calificación de riesgo del país del B1 que tenía, hasta un B3, con perspectiva negativa, es decir, con probabilidades de que baje aún más. Lo que según Rolando Duarte, presidente de la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES) marca una tendencia y preocupa que vuelva a bajar. El nivel actual indica que los bonos del país son altamente especulativos y de alto riesgo. De volver a caer, la nota sería Caa1 que significa alto riesgo y calidad pobre, o bonos basura. De hecho, la BVES estima que ahorita, una emisión de bonos podría pagar tasas de interés de 6.6 % si es a 14 años, 7.47 % a 22 años y 8 % a 30 años.

No obstante, Duarte aclaró que es imposible alcanzar una predicción exacta y recordó que emitir bonos toma tiempo. Si el país lo hubiera hecho cuando tenía una calificación de inversión y no especulativa, encontraría menores tasas, es decir que la deuda sería más barata.

Duarte aclaró que emitir bonos no es como un préstamo en un banco, en donde hay un comité de crédito que decide si aprobar o no aprobar; sino que son inversionistas que pueden aceptar un riesgo alto, pero a la vez, demandan un interés más alto. Agregó que El Salvador se ha caracterizado por cumplir con sus obligaciones, de hecho, en octubre se pagaron intereses de eurobonos; si se deja de hacer, “va a ser difícil salir de la categoría de mala paga”, advirtió.

Por su parte, Luis Membreño dijo que la baja en la calificación ya se había anunciado por Moody’s y podría seguir si no se llega a un acuerdo, que no es la aprobación de una ley de responsabilidad fiscal, sino un pacto más profundo con un compromiso que incluya aumentar los ingresos y reducir los gastos y que sea avalado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En esa línea, consideró que el acuerdo al que llegaron los sectores políticos puede ayudar desde la perspectiva que se empieza a ver un consenso, pero sin un acuerdo fiscal profundo, corre el riesgo de ser percibido como un aumento de la deuda. El analista comentó que la próxima semana llegará al país Ariane Ortiz, analista del riesgo salvadoreño para Moody’s.

Tags:

  • economía
  • interés
  • deuda
  • impago
  • BVES
  • Luis Membreños
  • Moody's
  • riesgo

Lee también

Comentarios