Lo más visto

Más de Economía

El turismo está en la agenda nacional permanentemente"

El ministro de Turismo, José Napoleón Duarte, enfatizó el impacto que ha tenido la estrategia Pueblos Vivos, así como su gestión, en la economía del país.
Enlace copiado
Enlace copiado

Tras una década de desarrollo de la estrategia Pueblos Vivos en El Salvador y el impulso de incontables proyectos turísticos a lo largo de los últimos años, el ministro de Turismo, José Napoleón Duarte, así como el viceministro de Turismo y gerente general de la Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR), Roberto Edmundo Viera, hablaron sobre el importante impacto del turismo durante su gestión.

¿Qué ha significado para el desarrollo del país la estrategia Pueblos Vivos?

José Napoleón Duarte: Pueblos Vivos surge de una semilla que estaba ahí y que lo que teníamos que hacer era tomar esa semilla, sembrarla y fertilizarla. Fue una semilla que desconocía el país. No sabía, primero, que el turismo nacional era un dinamizador de la economía y que a través de este proyecto de Pueblos Vivos podíamos iniciar un esfuerzo más allá de simplemente hacer una actividad o un evento. ¿Cuál es el éxito de Pueblos Vivos? ¿Por qué Turismo siempre está arriba en las encuestas? Es porque a la gente le gusta el turismo, le gusta salir, le gusta convivir; se genera un espacio agradable no solamente en los parques sino en los lugares turísticos. El turismo puede ser parte de la solución de los problemas del país, pero cuando la comunidad se une es mucho más fuerte.

¿Cómo, a partir de Pueblos Vivos, se logró impulsar el turismo interno?

José Napoleón Duarte: Necesitábamos cambiar una conducta diciéndole a la gente que no se fuera a pasear a otros países, que se quedara haciendo turismo acá; y esa conducta la logramos posicionar a través de una campaña muy buena, que salió a nivel nacional, diciéndoles: ¡Quédate! ¡Haz turismo nacional! ¡Haz turismo en El Salvador! Les mostramos una campaña de cómo era mucho más barato disfrutar de los pueblos vivos en playas, en volcanes, en rutas turísticas, que tomar un avión e irse fuera del país.

Roberto Edmundo Viera: En el turismo nacional no se había tocado el orgullo del salvadoreño por sus cosas, lo que tenía. Esto ha pasado con los salvadoreños residentes en el exterior que vienen al país y vienen y hacen turismo. Hay una movilización del turismo nacional muy fuerte.

¿Cómo ha impactado la cultura de turismo en estos municipios?

José Napoleón Duarte: En el 2011 discutimos qué teníamos que hacer en El Tunco para poder estimular la inversión. Decidimos en ese momento hacer una calle turística. Fui donde el ministro de Hacienda, con autorización del presidente, y le pedí que me diera un presupuesto de $101,000 para hacer una pequeña infraestructura turística (calle de acceso a El Tunco). Esa calle dio la pauta para que la gente comenzara a invertir. De $100,000 que yo invertí, se han producido más de $10 millones. El impacto es este: el sector público invierte y genera confianza, cambia conductas, facilita y da accesibilidad; y el sector privado responde con inversión y con empleo; y el pueblo con consumo. Hoy hay restaurantes y hay hoteles, no solamente en El Tunco, sino en El Zonte, en El Majahual y en el puerto de La Libertad.

Por el otro lado, en la Ruta de La Flores comenzamos a hacer pequeñas obras y nos aliamos con el FISDL para hacer una obra en Salcoatitán, que ahí está. Salvamos al pueblo. En Nahuizalco le ayudamos al alcalde a promocionarlo y en Juayúa y Apaneca tenemos nuevas inversiones y están llegando más de un millón de personas.

El turismo es parte de la agenda nacional, el turismo es una percepción positiva del pueblo salvadoreño; hemos formado equipos profesionales que son capaces de representarnos en diferentes instancias mundiales y nacionales; con poco presupuesto hemos producido miles y millones de dólares para el beneficio de la población; y Pueblos Vivos es un brazo del turismo interno y de los parques de turistas, siempre ha sido un crecimiento sostenible a través de eventos, festivales, como el Festival del Jocote Corona, del Mango, de Pueblos Vivos, del Curil, del Chorizo, de la Artesanía, de la piña y más. Eso no existía en El Salvador. Hablar de Pueblos Vivos no solamente es hablar de los beneficios tangibles, sino de los beneficios intangibles, y uno de los sueños que siempre tuve como ministro era posicionar a Pueblos Vivos no solamente a nivel nacional sino centroamericano e internacional.

¿Cuántos turistas ha recibido el país gracias a la estrategia de Pueblos Vivos?

Roberto Edmundo Viera: Ingresan al país más de dos millones de turistas internacionales, y a los turistas nacionales nosotros los medimos no por el número de personas sino por el número de viajes que hacen. El turista nacional viaja en familia. Hicimos un acuerdo con la Dirección General de Estadísticas y Censos, a través de su encuesta de hogares múltiples, que es trimestral, y con el Banco Central de Reserva logramos financiarlo. Cuando comenzamos a medirlo, en 2011, se movilizaban cuatro millones de viajes, es lo que hacían los salvadoreños en el año haciendo turismo. Este año están haciendo más de 12 millones de viajes.

¿Cuánto se ha invertido en Pueblos Vivos en estos 10 años y cuánto, a su vez, ha generado esta estrategia?

José Napoleón Duarte: (Hemos invertido) unos $2 millones al año para desarrollar esta dinámica y estamos generando $270 millones. Si en 10 años hemos invertido cerca de $2 millones anuales ($20 millones), hemos producido, en estos 10 años, entre $750 y $800 millones.

Roberto Edmundo Viera: Nosotros somos tres instituciones en turismo: la Corporación Salvadoreña de Turismo (CORSATUR), el Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU) y el Ministerio de Turismo (MITUR), que es el rector de turismo en el país. Entre las tres instituciones tenemos un presupuesto de $11 millones, aparte de los $17 millones del BID, que ese es un préstamo, pero el presupuesto nacional es de $11 millones. Con esa inversión logramos obtener del turismo internacional $1,500 millones y de adentro $270 millones; es decir que andamos alrededor de los $1,700 millones de impacto en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional. Este año es más de 5.1 % de impacto en el PIB. Turismo ahora forma parte del gabinete económico, antes no, así como del gabinete medioambiental y de instituciones como el Instituto del Café.

El otro elemento es la relación que hemos tenido con la Cámara Salvadoreña de Turismo, con los empresarios, porque no se puede desarrollar el turismo si no hay un adecuado convenio o complemento entre el sector privado y el sector público. Antes participaban 40 municipios y ahora participan 260 municipios en Pueblos Vivos. Es todo el país completo el que está participando. El turismo de ahora no es comparable con el turismo de hace 10 años. Nosotros dejamos una herencia al país de un turismo diferente.

¿Cuáles han sido las grandes apuestas y logros a destacar de su gestión durante los últimos 10 años?

José Napoleón Duarte: Hemos hecho mucho. Ahí hay dos elementos sustantivos: la gobernabilidad y la representación en los organismos internacionales. Hemos tenido que hacer alianzas, convenios y propuestas para que el turismo estuviese en la agenda nacional permanentemente. ¿Cuál es el atractivo del turismo para que usted me lo coloque en la primera plana? Ahí está el fútbol de playa, el crucero, el festival del jocote, el campeonato del surf, las obras sociales, las obras de magnitud que estamos haciendo en turismo. Hay cinco organismos internacionales que para mí han sido claves: la Organización Mundial del Turismo, la Organización del Mundo Maya, el Sistema de Integración Turístico Centroamericano, la Central America Tourism Agency (CATA) y la Organización de las Naciones Unidas. Otro aspecto que nos ha dado buenos resultados ha sido la transparencia: desde el 2009 hemos permanentemente informado al pueblo de los resultados y de la inversión que hemos hecho en turismo, hemos presentado informes de labores y hemos ido a la Asamblea Legislativa a rendir cuentas.

La buena administración está en los programas que tenemos: de inversión, de formación turística, de promoción y un programa especial que se llama Cielos Abiertos, que establece la manera de cómo impulsar que vengan las líneas aéreas al país. Además, algo que quisiera dejar listo pero no sé si nos va a alcanzar el tiempo es el Hotel Cerro Verde. También entregaremos una serie de proyectos a partir de mayo, que van a quedar listos para darles continuidad , darles incentivos y finalizarlos.

Lee también

Comentarios