Embajada de EUA aclara tema del agua apta para agricultura

Las cooperativas ya trabajan en exportar mejores productos a ese país.
Enlace copiado
Enlace copiado
La calidad del agua en las parcelas agrícolas es importante para la salud de los consumidores de alimentos y por eso es uno de los requisitos que hacen las agencias gubernamentales a los proveedores de productos frescos.

La embajada de Estados Unidos en El Salvador, a través de un comunicado, explicó que “la ley estadounidense no requiere que el agua sea ‘potable’, como reportó un medio salvadoreño ayer (el jueves)”. Las autoridades agregaron que la normativa que rige en ese país se refiere al “agua agricultura” y el concepto se extiende hasta la etapa de poscosecha.

Esto incluye la que se ocupa “en el cultivo, incluyendo agua de riego aplicada directamente, agua utilizada para lavar o enfriar los productos cosechados y el agua utilizada para prevenir la deshidratación de los productos”, según el comunicado. En este sentido, la embajada aclaró que no se ha exigido agua potable.

LA PRENSA GRÁFICA publicó el jueves de esta semana que los agricultores dedicados a frutas y hortalizas están trabajando en diferentes proyectos dentro de sus cooperativas y parcelas para adaptar sus prácticas a las exigencias de EUA.

Salomón Zelada, de la Confederación de Cooperativas de Productores de Frutas, se refirió a este tema durante un evento en Nejapa. El agricultor es parte de la Cooperativa San Carlos. Reveló que en noviembre del año pasado les notificaron que Estados Unidos comenzará a pedirles “agua potable” para lavar las frutas que preparan para procesos de exportación. De acuerdo con la información que anotó Zelada, esa exigencia se activará este año. Para eso han iniciado el proceso de pedir apoyo a FOMILENIO II para que les ayuden con obra pública e instalar una planta de tratamiento cerca de sus cultivos.

Hay exigencias de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) del Gobierno estadounidense que entrarán en vigor este año, aunque están listas desde 2015. Una de ellas compete al programa de verificación de proveedores extranjeros, o sea, incluye a los exportadores salvadoreños.

En su comunicado del jueves, la embajada remitió a la Regla Final sobre Seguridad de Productos, siempre dentro del campo de acción de la FDA. El documento que detalla en dos páginas y media todas las exigencias sobre “agua agricultura” está también en español.

Lee también

Comentarios

Newsletter