Emprenden nuevas iniciativas para el reciclaje de desechos

En El Salvador diferentes organizaciones trabajan por reducir el impacto en el medio ambiente transformando materiales en nuevos objetos para que estos no terminen en los basureros, y permitan obtener ingresos a las personas.
Enlace copiado
Sostenibilidad.  Las capacitaciones son para hombres y mujeres que desean una nueva opción de incrementar sus ingresos y aportar a la sostenibilidad de las operaciones empresariales.

Sostenibilidad. Las capacitaciones son para hombres y mujeres que desean una nueva opción de incrementar sus ingresos y aportar a la sostenibilidad de las operaciones empresariales.

Diversos propósitos.  Los emprendedores están enfocados en crear diferentes productos que puedan ser útiles para el consumidor.

Diversos propósitos. Los emprendedores están enfocados en crear diferentes productos que puedan ser útiles para el consumidor.

Emprenden nuevas iniciativas para el reciclaje de desechos

Emprenden nuevas iniciativas para el reciclaje de desechos

Enlace copiado
Durante los últimos años han surgido en el país nuevas iniciativas para reutilizar desechos. Dos organizaciones trabajan con distintos materiales para dar un nuevo uso a materiales que de otra manera terminarían en la basura.

Uno de estos emprendimientos es la Fundación Aurora, cuya misión es “liberar a El Salvador de desechos sólidos inorgánicos, reciclándolos”. Esta fundación trabaja por un país limpio y, adicionalmente, por generar una fuente de ingresos para las personas, según información que compartió la Fundación Empresarial para la Acción Social (FUNDEMAS).

La fundación trabaja desde 2008 con desechos sólidos inorgánicos tales como papel bond y periódico, cartón; equipo eléctrico y electrónico, equipo de computación; material ferroso y no ferroso como hierro, cobre, aluminio, antimonio, bronce; baterías de carros y baterías recargables de celulares, laptop y aceite; y diferentes tipos de plástico. Sus creadores son Gonzalo Hidalgo y María Carlota Guevara, quienes relatan que iniciaron esta idea con $15 en el bolsillo.

“Todos nuestros programas se basan en la construcción de una nueva cultura de respeto y agradecimiento por el maravilloso mundo en donde vivimos. Desarrollamos programas integrales de adaptación al cambio climático para todos los sectores del país. El quehacer económico de cada individuo está íntimamente relacionado con los recursos naturales de los que dispone el planeta. Cuando estos se acaben, no solo terminará la actividad económica, seremos una especie en extinción”, explican los gestores de esta idea. Esta fundación ha desarrollado programas de emprendimiento de reciclaje, impartido a mujeres y hombres, quienes se han capacitado en buenas prácticas de manejo de material, materiales que pueden ser reciclados, formación de redes de reciclaje, reutilización de materiales y otros.

Además, la organización fue nominada por Naciones Unidas al “Women in Business Award 2012”, lo que les permitió viajar a Doha, Catar y luego ser invitados a conocer la planta de tecnología de reciclaje de Vecoplan, en Canadá.

Otro de los emprendimientos es Masshii, una marca salvadoreña de accesorios de mujer que son elaborados por manos de mujeres sordomudas, quienes transforman materiales no convencionales y amigables al medio ambiente a piezas con diseños únicos y exclusivos, según compartió FUNDEMAS.

“Comencé a desarrollar la idea a principios de 2015, cuando después de 10 años viviendo en el extranjero tuve que volver al país. Fue en esos tiempos que decidí que era el momento propicio para comenzar a trabajar en mi sueño”, recuerda María Suriano, fundadora y diseñadora de Masshii.

“Desde siempre quise crear una empresa que combinara dos de mis mayores pasiones –viajar y moda–. Es así como nació la idea de una marca de accesorios de mujer inspirados por las diferentes culturas que he conocido a través de los años”, añadió.

Suriano recuerda que tuvo la oportunidad de brindar capacitaciones en un centro de mujeres sordomudas. Una vez comenzó a conocer la historia de cada una, de lo difícil que era para ellas obtener trabajo justo y descubrir sus habilidades manuales, decidió que su proyecto también se enfocaría en beneficiarlas. “Consideré que debía enfocarme en desarrollar el talento de este grupo específico de mujeres”, comenta.

Como marca, Masshii busca la contribución al mejoramiento del medio ambiente, reutilizando, reciclando y transformando desechos sólidos para usar como materia prima.

Entre algunos de los materiales que reutilizan están los tubos de llanta de bicicleta, revistas, alambre eléctrico (que las mismas artesanas enchapan en oro) y escamas de pescado.

“‘Fast fashion’ o moda desechable es algo que está afectando la percepción de las personas, a que todo lo que compran debe ser desechable. Tenemos que salir de ese pensamiento y crear piezas duraderas con significado, historia, cultura y diseños que llamen la atención”, reflexionó la creadora del concepto.

Lee también

Comentarios

Newsletter