Empresa ligada a ALBA mantiene buque varado en La Unión

La AMP informó que la empresa pagó la multa que le impuso por desobedecer las órdenes de zarpe y no presentar los documentos que dicta la ley.
Enlace copiado
4 de septiembre de 2017 Cobro por vía judicial La AMP informó a principios de septiembre que preparaba una demanda para que la empresa Guazapa, S. A., pagara la multa que se le impuso.

4 de septiembre de 2017 Cobro por vía judicial La AMP informó a principios de septiembre que preparaba una demanda para que la empresa Guazapa, S. A., pagara la multa que se le impuso.

Enlace copiado
El buque tanquero MT Guazapa I, propiedad de la empresa panameña Guazapa, S. A., relacionada con el consorcio ALBA Petróleos, continúa varado en las instalaciones del puerto de La Unión Centroamericana, según informó ayer la Autoridad Marítima Portuaria (AMP), la institución que en El Salvador está encargada de regular a los sectores marítimo y portuario.

 

El negocio de Alba varado en La Unión

El buque Guazapa, de bandera panameña, número de OMI 7432070 y con número de matrícula 43652-PEXT-2, se encuentra anclado en el puerto salvadoreño desde el 15 de octubre de 2015. La empresa desobedeció en varias ocasiones las órdenes emitidas por el consejo ejecutivo de la AMP para que la nave fuera reparada y zarpara de las aguas salvadoreñas.

 

“La sociedad panameña Guazapa, S. A., ha incumplido los plazos que le señaló la AMP para efectuar las reparaciones y zarpar; después de permanecer más de un año en aguas territoriales salvadoreñas, sin concluir las reparaciones, es evidente el descuido y poco interés en acatar lo dispuesto por la AMP de El Salvador”, dictaminó la AMP al abrir un proceso sancionatorio en contra de la empresa que culminó con la imposición de una multa de $5,416.

 

La sanción se le impuso por infringir la ley local al dejar que un buque de su propiedad permaneciera sin autorización en aguas salvadoreñas, y por no presentar la documentación que exigen los reglamentos de la AMP.

 

A principios de este mes, la AMP se preparaba para proceder al cobro de la multa por vía judicial como ordenó su consejo ejecutivo; sin embargo, la empresa canceló finalmente la deuda, según confirmó el director ejecutivo de la autónoma, Mario Miranda.

 

El pago fue realizado esta semana. Miranda había explicado que buscarían que se hiciera el pago no solo en tribunales sino también fuera de estas instancias. De acuerdo con el funcionario, la entidad prepara una nueva inspección para evaluar las condiciones actuales en que se encuentra el buque.

 

Pese a que la empresa desobedeció las órdenes del consejo directivo de sacar el barco de aguas nacionales, la sanción impuesta fue por una infracción leve a la ley.

 

Según ha conocido la AMP, la intención de la empresa Guazapa, cuyo presidente y representante legal es el abogado José Mauricio Cortez Avelar, es llevarse el barco a Panamá. A Cortez Avelar una investigación preliminar de tres instituciones en Estados Unidos lo identificó como uno de los principales prestanombres de José Luis Merino, viceministro para la Inversión y Financiamiento para el Desarrollo, y uno de los líderes del partido en el Gobierno, según una investigación publicada por la revista Séptimo Sentido de LA PRENSA GRÁFICA.

 

La llegada al Puerto de La Unión

 

A su llegada a El Salvador, en octubre de 2015, el capitán del buque propiedad de Guazapa, S. A., informó a las autoridades que haría un “relevo de tripulación y embarque de combustible”. En enero de 2016, la AMP comenzó a indagar sobre el barco. Fue el 16 de enero cuando el presidente y representante legal de Guazapa, José Mauricio Cortez Avelar, respondió que durante los próximos seis meses “darían mantenimiento rutinario y harían reparaciones al buque”.

 

Fue así como comenzó un largo intercambio entre la AMP y la empresa Guazapa sobre la permanencia del buque en el país. En 2016, Guazapa dijo a la AMP que no había podido reparar el barco porque no conseguía los repuestos de parte del proveedor.

 

La permanencia de la nave en el puerto de La Unión Centroamericana ha inquietado al personal portuario desde hace meses. Aunque ha permanecido anclado por meses en las instalaciones del puerto de La Unión, ni la AMP ni la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) habían comentado sobre su estancia en el país. Durante la segunda inspección que realizó la AMP, el 5 de febrero, el personal de la AMP observó “un alto grado de corrosión en toda la integridad estructural del buque, por lo que no puede operar carga y descarga de hidrocarburos”.

 

Una de las conclusiones de la AMP es que la empresa propietaria del buque mostró “poco interés y nulo avance para hacer las reparaciones”. Durante los más de 20 meses en que el barco ha estado en La Unión, Guazapa, S. A., ha manifestado a la AMP que lo movería a las instalaciones de la Fuerza Naval o, últimamente, que lo trasladaría a Panamá; sin embargo, a la fecha continúa en aguas salvadoreñas sin autorización y sin presentar los documentos respectivos.

 

 

Lee también

Comentarios

Newsletter