Lo más visto

Más de Economía

Empresas españolas pretenden aumentar sus inversiones en A. L. este año

Según las compañías, los países con las peores expectativas sobre su situación económica en general, además de Venezuela, son Guatemala, Honduras, El Salvador y Cuba.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Alfredo hernandez Informe.  El XI estudio de Inversión Española  del IE Business School se presentó en Madrid.

Foto de LA PRENSA/Alfredo hernandez Informe. El XI estudio de Inversión Española del IE Business School se presentó en Madrid.

Enlace copiado

Un 75 % de las empresas españolas con inversiones en América Latina esperan aumentar sus inversiones en el continente, a excepción del Triángulo Norte de Centroamérica, donde el crimen y la inestabilidad política juegan factores en contra, revela el “XI Informe del panorama de la inversión española en Iberoamérica” de la prestigiosa escuela de negocios IE Business School.

Mientras que un 68 % de las empresas cree que en los próximos tres años estará obteniendo más ingresos en sus operaciones en la región en comparación con sus ganancias en España.

El Informe de IE Business School fue elaborado entre septiembre y diciembre de 2017 con una muestra de 105 empresas españolas con inversiones en América Latina; 47 de ellas con una facturación de más de 500 millones de euros, 30 con una facturación de entre 50 y 5,000 millones de euros y 28 con menos de 50 millones de facturación.

“En México existe inseguridad, pero quizás se compense con el tamaño y las oportunidades para hacer negocios”.
Juan Carlos Martínez Lázaro,  profesor de Economía de IE Business School y autor del estudio

El estudio revela que, por cuarto año consecutivo, el porcentaje de empresas que considera que su facturación en la región crecerá ha aumentado, pasando del 78 % en 2015, cuando la economía de América Latina sufrió, entre otras cosas, la baja del precio de las materias primas, a 84 % este año.

Mientras que las naciones que conforman la denominada Alianza del Pacífico (Perú, Chile, Colombia y México, en ese orden) son las que más interés despiertan para las empresas españolas por su entorno económico favorable; muy a pesar de la caída en el crecimiento en el PIB de Perú en el último decenio del 9 % al 3 % (aproximadamente) y los niveles de inseguridad en México.

Y si bien México y el Triángulo Norte centroamericano enfrentan los mismos problemas de inseguridad, esta última subregión no resulta muy atractiva para los inversores españoles debido a factores como el tamaño de sus economías, la conectividad y la inestabilidad política y jurídica.

“Es verdad que en México existe inseguridad y sale reflejado en el informe, pero quizás eso se compense con el tamaño y las oportunidades para hacer negocios. La situación de seguridad no es la óptima, pero tiene un entramado empresarial, un mercado, unas posibilidades que hace que se configure a pesar de esa falta de seguridad”, asegura Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía de IE Business School y autor del estudio.

De hecho en lo referente a las ciudades más atractivas para las empresas españolas a la hora de ubicar sus operaciones centrales, Ciudad de México vuelve a ser, por cuarto año consecutivo, la metrópoli preferida.

“La recuperación económica y las reformas que comenzaron a dar fruto en buena parte de Iberoamérica durante 2017 deberán ser revalidadas electoralmente en los próximos meses”, sostuvo por su parte José Antonio Llorente, socio fundador y presidente de la firma Llorente & Cuenca.

Para el caso, El Salvador tendrá que definir el 4 de marzo la próxima legislatura y gobiernos locales; una semana más tarde Colombia celebrará elecciones para definir el Congreso y en abril sus presidenciales; el 1.º de abril, en Costa Rica, realizará la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales; mientras que el 22 de ese mismo mes, Paraguay celebrará elecciones generales y Venezuela tendrá presidenciales en mayo.

Además, el 1.º de junio, México celebrará elecciones federales; mientras que el 7 de octubre Brasil llevará a cabo las elecciones presidenciales y legislativas; y Perú, las municipales.

“Desde la experiencia y el contacto frecuente con expertos de muchos países, creo que esa panoplia electoral latinoamericana no va a convertirse en otro riesgo mundial, sino en una auténtica oportunidad de mejorar las bases del crecimiento económico para el continente”, refirió Llorente.

“La percepción sobre Argentina también mejora, ya que pese a lo difícil que está siendo la estabilización económica se valora el camino de apertura emprendido por el gobierno de Macri. Brasil se estabiliza, gracias al repunte que su economía está teniendo. Por el contrario, Venezuela vuelve a ser la economía con peores perspectivas, debido a la descomposición económica, social y política que está provocando su Gobierno”, aseveró por su parte el profesor Martínez Lázaro.

Junto a Venezuela, los otros países con las peores expectativas sobre su situación económica para 2018, se encuentran Guatemala, El Salvador, Honduras y Cuba.

En el caso del Triángulo Norte, las condiciones de inseguridad jurídica, política y ciudadana son las más preocupantes y se les considera como una amenaza para sus inversiones.

Lee también

Comentarios