En Colombia la gente y el Gobierno dijeron ¡basta!”

El director ejecutivo de Giuliani Security and Services dice que entregaron una propuesta de plan de seguridad al Gobierno de El Salvador y no tuvieron respuesta.
Enlace copiado
En Colombia la gente y el Gobierno dijeron ¡basta!”

En Colombia la gente y el Gobierno dijeron ¡basta!”

En Colombia la gente y el Gobierno dijeron ¡basta!”

En Colombia la gente y el Gobierno dijeron ¡basta!”

Enlace copiado
J

ohn Huvane es el director ejecutivo de Giuliani Security and Services, empresa especializada en estrategias de seguridad, y propiedad del exalcalde de la ciudad de Nueva York, Rudolph Giuliani. Giuliani es célebre porque fue durante su administración que ocurrieron los atentados del 11 de septiembre de 2011, y por haber reducido los índices de criminalidad en dicha ciudad.

Ahora, Huvane y Giuliani dirigen esta compañía, que fue contratada por la empresa privada de El Salvador para elaborar una propuesta de estrategia de seguridad para el país. Esta fue presentada hace año y medio a funcionarios del Ejecutivo, entre ellos, el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz.

Después, según el propio Huvane, el gobierno les pidió que les enviaran una propuesta del plan que, como consultores de seguridad, podrían desarrollar con el país. Ellos la elaboraron y entregaron, pero no volvieron a tener respuesta. Ahora, mientras el mismo gobierno anuncia un estado de emergencia a raíz de la violencia, y con cifras de homicidios que superan la veintena diaria, Huvane cree que las medidas que se están tomando son muy tímidas.

Asegura que debe empezarse saneando a la propia policía y al sistema judicial, y fortaleciendo la persecución del delito.

El Gobierno ha anunciado nuevas medidas de seguridad...

Sí, escuché que tendrán más soldados en las calles. El fiscal general está hablando de reformas para procesar a los terroristas, y que el presidente quiere que se libere a unos cinco mil criminales no violentos.

¿Cree que estas serán medidas efectivas para reducir la criminalidad en el país?

Creo que es momento de comenzar a pensar lo que se debe hacer. El fiscal general espera hacer estos pequeños cambios. Parte de las recomendaciones que hicimos fue reorientar las reformas del proceso penal, no estoy seguro cómo esperan hacerlo. Por otra parte, lo que ha dicho el presidente de liberar a los reos no violentos, para hacer espacio en las prisiones para criminales violentos, son medidas pequeñas también. Cuando hablamos con el vicepresidente Ortiz recibió con agrado las sugerencias de acciones y reformas que les hicimos, pero no he visto que nada de lo que les dijimos se haya llevado a cabo. Hemos visto una increíble cantidad de homicidios únicamente este año, arriba de 1,700 solo en 2016, solo anoche (la noche del lunes) se tuvo 12, cinco en la capital, y es más del doble de lo que se tenía a estas alturas del año pasado.

¿Son las pandillas el principal problema a combatir?

Hay 400,000 personas afines a las pandillas, según las autoridades. Tenemos áreas de San Salvador que han sido tomadas por los delincuentes, grandes zonas del interior del país en las que las pandillas son las que tienen el control. La cuestión es que se debe hacer algo, estamos viendo cómo hay una gran cantidad de agentes policiales que han sido asesinados. La tasa de delincuentes que son capturados, procesados y condenados no es alta, por ello una de las sugerencias que le hicimos a su gobierno fue reorganizar a la policía, darles entrenamiento ejecutivo, supervisar mejor los procedimientos, para mejorar la investigación criminal y tener mejor inteligencia en el combate a las pandillas. Actualmente ya se ha logrado capturar a líderes de las pandillas. Pero además hay un componente de combatir la corrupción, para tener un mejor manejo de los casos, principalmente aquellos que involucran a pandilleros.

En su diagnóstico ustedes mencionaron, precisamente, debilidades en los procesos. ¿Cómo mejorarlos?

Tenemos que hacer casos más fuertes, y una manera de hacerlo es a través de las pruebas científicas. Hemos hablado, por ejemplo, del banco de ADN, deberíamos estar tomando pruebas de todo el que es arrestado por crímenes graves, de modo que se pueda determinar si también están involucrados en otros delitos que estén en proceso de investigación. Recordemos que los testigos no se atreven a hablar, tienen miedo, entonces tenemos que basarnos en la ciencia, y armar mejores casos, sacar a los asesinos de las calles. Son sus jóvenes, muy jóvenes, los que están siendo asesinados. Se trata de pandillas sumamente violentas. Estuvimos en El Salvador por última vez hace año y medio, vemos cómo la situación ha venido empeorando y empeorando, y no se aplican las recomendaciones que hicimos. Nosotros armamos una propuesta, por petición del vicepresidente Ortiz, se las enviamos por correo electrónico, tuvimos un par de respuestas por la misma vía, y eso fue todo. Pero ya sea con Giuliani Security and Safety, o con alguien más, pero se debe hacer algo. Tenemos al presidente de la República y al fiscal general hablando de seguridad pero, ¿qué ha pasado durante el último año y medio? ¿Por qué no nos hemos encargado de este problema? Hace un año y medio la situación era terrible y ahora es aún peor. Miles de familias están de luto, perdiendo a sus hijos, familias que son expulsadas del país debido a la violencia. Me alegra que el presidente y el fiscal general estén tratando de hacer algo, pero esto no se trata de política, sino de las vidas de las personas, debería ser la principal prioridad, debió serlo hace años. Estamos perdiendo niños en el país, los que se van mueren tratando de cruzar la frontera, ¿qué esperanza se les da más allá de resignarse a unirse a la pandilla? Hay demasiadas vidas en juego.

Entonces, ¿cree que esto no es suficiente?

Usted puede cambiar todas las leyes, pero a menos que su policía esté mejor entrenada, que tengan mejor equipo científico, que no tengan miedo de hacer su trabajo, no habrá cambios. Esto debe hacerse por etapas, sí, pero debe hacer una reforma total. Las reformas que nosotros presentamos no han sido aplicadas, ni han sido discutidas públicamente. Comparemos lo que pasó con Medellín, estuvimos allí cinco meses y medio, se bajaron los homicidios un 48 %, pero hubo un compromiso total de trabajo entre Giuliani Security and Safety y el presidente Juan Manuel Santos. Estos planes son exitosos cuando hay un diálogo abierto. Cambiar las leyes es un buen comienzo, pero hay que hacer más para proteger vidas. Esto no es político, se trata de gente muriendo.

¿Cree que habrá mejores resultados ahora que en el país hay una contribución especial para la seguridad?

Depende. ¿Qué equipo nuevo se le ha dado a la policía? A los policías sí hay que pagarles mejor, pero también se debe investigar y arrestar a los malos elementos. Deben tener una policía bastante limpia, al igual que el sistema judicial, no debe haber corrupción. Pagarles más a los policías es bueno, pero también hay que asegurarse de que no son corruptos.

¿Y qué piensa del hecho de que nuestros políticos, tanto en el gobierno anterior como de ARENA desde la oposición, hayan tratado de negociar acuerdos con las pandillas?

Podría haber algún tipo de diálogo con las pandillas, pero al final del día, si han cometido delitos deben ir a prisión. Es duro decirlo, pero si han cometido crímenes deben ir a prisión. No hay negociación con alguien que ha roto la ley. Veamos a Colombia: Colombia negoció con las FARC, bajo los gobiernos de Uribe y de Santos, habían negociaciones pero se seguía persiguiendo a los terroristas. Uno no puede negociar sin recibir nada a cambio. En Colombia, la gente y el Gobierno dijeron ¡suficiente, basta!, y fueron bastante fuertes. Tenían narcoterroristas y han podido mejorar su situación.

Ustedes como empresa de asesoría en seguridad, ¿dan por cerrado el trabajo con El Salvador?

Me encantaría trabajar con ustedes. Enviamos una serie de propuestas, tuvimos una muy pequeña conversación con las autoridades, pero ya no hubo más. Fuimos contratados por la ANEP, una entidad privada, porque buscaban soluciones. Cuando les presentamos las soluciones, el gobierno estuvo muy contento, pero eso fue todo. Eso no fue nada, así no se salvó ninguna vida, nada de lo que propusimos se ha llevado a cabo. He enviado varios correos y no he tenido respuesta.

Tags:

  • john huvane
  • rudolph giuliani
  • seguridad
  • homicios
  • crimenes
  • fgr
  • pcn

Lee también

Comentarios

Newsletter