Esperan que AL avale los acuerdos de la unión aduanera en 2017

El Gobierno anunció que en los próximos dos meses llevará al parlamento los primeros instrumentos para sumarse a Honduras y Guatemala.
Enlace copiado
Esperan que AL avale los acuerdos de la  unión aduanera en 2017

Esperan que AL avale los acuerdos de la unión aduanera en 2017

Esperan que AL avale los acuerdos de la  unión aduanera en 2017

Esperan que AL avale los acuerdos de la unión aduanera en 2017

Esperan que AL avale los acuerdos de la  unión aduanera en 2017

Esperan que AL avale los acuerdos de la unión aduanera en 2017

Enlace copiado
El Ministerio de Economía (MINEC) espera que la Asamblea Legislativa apruebe entre septiembre y octubre los primeros dos documentos para que El Salvador avance en su proceso de adhesión a la unión aduanera conformada por Guatemala y Honduras.

La unión aduanera se refiere al libre tránsito de mercancías por un territorio. Aunque Centroamérica busca este régimen desde hace varias décadas, fueron Guatemala y Honduras los países que dieron el primer paso concreto en julio pasado al comenzar a integrar sus sistemas.

La viceministra de Economía, Luz Estrella Rodríguez, detalló que esperan “a más tardar entre septiembre y octubre sacar la aprobación de la Asamblea Legislativa” de los dos primeros documentos.

El primero es el convenio de compatibilización de tributos, un instrumento jurídico que habilitará el uso de la Factura Única Centroamericana o FIDUCA. El segundo documento a enviar para su ratificación es el de la adhesión al protocolo habilitante de la unión aduanera.

En diciembre próximo el MINEC prevé enviar la modalidad bajo la cual El Salvador se incorporará al protocolo de unión aduanera con la lista de productos excluidos.

El cobro y posterior distribución de los tributos es uno de los temas que más ha obstaculizado la unión aduanera en décadas. Rodríguez afirmó ayer que bajo el actual proceso al que el país se unirá “no hay cambios en el pago de tributos y aranceles” sino un “paso ágil de personas y mercancías”. La funcionaria detalló que el convenio de compatibilización “no intenta armonizar los tributos de la unión aduanera, sino que registra en un solo documento esos tributos con el fin de validar las operaciones del comercio exterior”.

El MINEC informó que la mayor parte de aduanas salvadoreñas serán integradas, es decir que habilitarán un “carril” o paso ágil para las mercancías que presentarán la Factura Única Centroamericana o FIDUCA y otro, que será utilizado por aquellas mercancías excluidas.

La viceministra explicó que es muy probable que El Amatillo sea una aduana periférica, es decir, de entrada al territorio donde las autoridades de los tres países verificarán el ingreso de las mercancías. Se evaluará, además, si el puerto de Acajutla se constituye en una aduana periférica por su flujo de carga.

La Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (CIFACIL), que representan a siete gremiales del sector privado, invitó a los empresarios a estar pendientes de la consulta que se llevará a cabo durante los próximos seis meses.

“Ojalá podamos integrarnos a todas las mesas que nos sea posible o al menos a las que atañen al sector privado”, expresó Eduardo Cader, presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

Una de las inquietudes del sector privado es la devolución del IVA, ya que las exportaciones bajo la unión aduanera se convierten en transferencias, indicó Carmen Aída de Meardi, presidenta ejecutiva de CIFACIL. La representante de las gremiales pidió no abandonar la agenda de 19 medidas de facilitación de comercio por este nuevo proceso. El sector privado ha pedido agilizar el paso de las muestras y revisar los pesos por parte de las aduanas.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter