Lo más visto

Más de Economía

Estas son las condiciones con las que venderán marcas de cerveza Suprema y Regia

Industrias La Constancia ya inició un proceso de desinversión para deshacerse de las marcas de cerveza Regia Extra y Suprema y obtener la autorización de la concentración económica entre Anheuser-Busch InBev SA/NV (AB InBev) y SABMiller.
Enlace copiado
Estas son las condiciones con las que venderán marcas de cerveza Suprema y Regia

Estas son las condiciones con las que venderán marcas de cerveza Suprema y Regia

Estas son las condiciones con las que venderán marcas de cerveza Suprema y Regia

Estas son las condiciones con las que venderán marcas de cerveza Suprema y Regia

Enlace copiado
El superintendente de Competencia, Francisco Díaz, dio hoy detalles sobre la venta de las marcas de cerveza Suprema y Regia Extra a la que está obligada Industrias La Constancia (ILC) para cumplir con un plan de desinversión, ordenado por el Consejo Directivo de la Superintendencia de Competencia (CDSC).

La orden de CDSC deriva de la necesidad de evitar un monopolio tras la concentración económica entre Anheuser-Bushc InBev SA/NV (AB InBev) y SABMiller plc (SABMiller), propietaria de La Constancia.

Díaz dijo que la venta de las marcas implica otorgar el secreto de la fórmula, así como los procedimientos para producirla. "La venta es completa", aseguró.

El superintendente dijo que la primera condición para que la venta se concrete es que el comprador es idóneo y no tenga relación con el actual propietario. "Tiene que ser un operador que sea independiente, puede ser nacional, centroamericano o de fuera", explicó.

Además, el comprador debe tener "la experticia" y conocimiento del mercado para asegurar que, efectivamente, podrá sacar adelante el negocio, detalló.

Como tercer requisito, el comprador debe tener "las posibilidades reales de producir y distribuir el producto".

Díaz explicó que si el comprador aún no cuenta con recursos propios para instalar una planta en la región, "parte del condicionamiento es que el vendedor debe garantizarle la posibilidad de maquinaria y producirla hasta por tres años", mientras el comprador instala la planta de producción.

También, ILC "tendrá que darle acceso a toda la red de distribución que ya tiene montada" en el mercado.

El superintendente expuso que toda esta operación de venta es necesaria porque, de lo contrario, "hubiese sido un monopolio que la Constitución establece que no se permite" en El Salvador. "La libertad de competencia en ese rubro habría desaparecido", agregó Díaz.

Tags:

  • francisco díaz
  • regia extra
  • suprema
  • ilc
  • sabmiller
  • superintendencia de competencia

Lee también

Comentarios