Loading...

"Esto es una apuesta que ocurre en los casinos": Oscar Jasaui, presidente de Pacific Credit Ratings

Enlace copiado

"Esto es una apuesta que ocurre en los casinos": Oscar Jasaui, presidente de Pacific Credit Ratings

Enlace copiado

El anuncio hecho por el Presidente del República, Nayib Bukele, de la emisión del primer bono de El Salvador relacionados con bitcóin ha despertado mucho interés y dudas en los mercados de inversionistas.

Lo que se conoce hasta ahora de las especificaciones de este primer bono bitcóin es que sería por un monto de $1,000 millones, divididos en $500 millones para adquirir bitcóin y otros $500 millones para adquirir equipo e infraestructura para realizar minado de nuevas criptomonedas en El Salvador.

Se emitirá para un plazo de 10 años y una tasa de interés anual de 6.5 % con un bloqueo de cinco años y un pago del 50 % de los ingresos de la inversión en bitcóin después de que se recupere la inversión inicial de $ 500 millones.

El protocolo de emisión es "Liquid Network" con la empresa Bitfinex Securities y buscará a inversores minoristas en denominaciones desde $100 y los inversores más grandes a $100,000 calificarán para la solicitud de ciudadano. Para este proyecto se requiere de una regulación complementaria antes del lanzamiento a comienzos del próximo año.

Sobre este proyecto de nueva deuda soberana, Óscar Jasaui, presidente de la agencia calificadora Pacific Credit Rating señala que en sí no es tan novedosa ya que la figura existe, pero nunca se había hecho con un criptoactivo altamente especulativo como es el bitcóin.

Es precisamente por esa inestabilidad en su precio que Jasaui expresa que no se puede considerar como una moneda de curso legal o medio de pago, sino como un bien de inversión como el oro.

Además, Jasaui advierte que para un país tan endeudado como El Salvador, este proyecto es como ir a un casino y hacer una apuesta demasiado arriesgada.

¿Qué evaluación en general hace de estos más de dos meses que se implementó la Ley Bitcóin en El Salvador?

Como lo hemos dicho antes, este tipo de monedas no son para transacciones, solamente son de atesoramiento porque son altamente especulativas. Es un poco parecido cuando uno compra oro que son alternativas para atesorar, usualmente para protegerse de la inflación.

Si bien ha habido mucha volatilidad en el bitcóin, la apuesta de Bukele le ha funcionado porque han comprado a precios que se han superado muy rápidamente.

¿Cuál considera usted que podría ser el plan con el anuncio de una emisión de un bono soberano de El Salvador basado en bitcóin?

No es un instrumento totalmente nuevo, lo que está haciendo es un bono que llamamos estructurado que tiene un activo subyacente donde se espera que va a crecer su valor tanto que va a pagar el bono, lo nuevo es que se va usar el bitcóin.

Suponiendo que cuando se emita el bono el bitcóin valga $50,000 y en cinco años vale $100,000 entonces el capital se pagó solo y el resto fue un premio o ganancia.

Pero también puede pasar lo contrario y puede valer incluso cero, no lo sabemos. Si la apuesta funciona va a ser beneficioso. Hay riesgos que no se están midiendo y que puede hacer que el precio se vea afectado como el hecho que la mayoría de bancos centrales están trabajando sobre proyectos de monedas virtuales y si tienen éxito, probablemente las otras van a ir perdiendo peso y valor.

Entonces, esto es una apuesta que ocurre en los casinos, no en la vida real, no sé qué ocurriría si, por ejemplo, los $500 millones en bitcóin a los tres años vale $300 millones, no sé cómo lo están estructurando y hay varios riesgos que pueden hacer que el precio se vea afectado. sube porque hay una especulación y una demanda de muchos tipos, pero si aparecieran alternativas como las de los bancos centrales, probablemente van a sufrir en su valor.

¿Qué implicaciones tendrá para las calificaciones de riesgo del país con la implementación de este proyecto de deuda anunciado por el Presidente Nayib Bukele?

El Salvador es una economía altamente endeudada con su capacidad de pago sumamente debilitada y necesita poner mucho orden en la economía para poder recuperarse.

Si ves que los bonos de El Salvador bajaron de precio con este anuncio fue por dos motivos: por ser un endeudamiento adicional significativo y porque ese bono nuevo podría ser considerado que otorga mejores beneficios que el bono soberano tradicional.

¿Considera usted que este proyecto puede significar el abandono del financiamiento tradicional de organismos multilaterales, como el FMI, por parte de El Salvador y cómo lo tomará el mercado?

Como dije antes, es como cuando uno va al casino. Las personas que pueden hacer especulación son las que tienen la capacidad de hacerla porque les sobra el dinero, El Salvador no está en una situación holgada fiscal, ha tenido la fortuna que le ha salido la apuesta y podría ser que le siga funcionando, pero no es prudente. Por eso el Fondo Monetario Internacional dice que si se necesita poner orden fiscal, esta no es una medida prudente porque si se pierde el dinero se va a afectar mucho más.

Hay otros actores que les puede servir estas emisiones para diversificar su portafolio, pero es apropiado para fondos sofisticados. Si tú me dijeras que se trata de un grupo de privados que se les ha ocurrido esta posibilidad de empezar este negocio un poco loco o lo que quieras, pues en buena hora y si tiene éxito qué bueno.

El tema de por medio es que esto lo está financiando un Estado que tiene serias necesidades, por eso es la posición negativa de entidades como el FMI. Si esto sale bien y de repente hasta le resuelve los problemas futuros a El Salvador, pues funcionó la apuesta.

Hablando de los inversionistas, una duda que salta de este proyecto es por qué un criptoinversor va a dar sus dólares para comprar un bono que promete una tasa 6.5 % en lugar de comprar directamente bitcóin o por qué un inversionista tradicional compraría este bono con una tasa menor que un soberano tradicional que ronda el 13 %?

Por eso digo que deben ser inversionistas sumamente sofisticados y con un perfil de riesgo en su cartera para que esta mezcla le haga sentido, esto difícilmente lo va a comprar un individuo, pero a un fondo le puede parecer interesante aunque tenga una tasa fija menor. Pero, cuidado, podría ocurrir también que el mercado no acepte ese 6.5 % y se compre menos.

Lo que no entiendo muy bien es esto de la Ciudad Bitcóin si será real y se podrán hacer transacciones con bitcóin que todavía no están muy claras en el resto del mundo.

Lo que se sabe de Bitcoin City es que sería una zona en el oriente del país que tendría zonas residenciales, negocios, un tren, un aeropuerto, una alcaldía y cero cobro de impuestos con excepción del IVA para su mantenimiento, pero no se saben detalles de su construcción o costos.

Parece que es parte de la apuesta, recuerda que parte del problema de las criptomonedas es el famoso minado que consume mucha energía por el equipo para generar las claves del bitcóin, pero obviamente tendría que tener fuentes de energía compatibles con los programas de bajar el consumo de carbono para que sea sostenible.

En otro temas relacionados al uso del bitcóin en El Salvador ¿Cómo ha visto el manejo por exposición del riesgo que ha dado el sistema bancario local ante la circulación del bitcóin como medio de pago?

Los bancos que estén aceptando bitcóin o cosas similares tienen que tener una cobertura que lo respalde en contra de esto.

En el balance del banco se tienen préstamos y ahorros en dólares. Pueden no pagar el préstamo, pero ese es un riesgo tomado y no se tiene el riesgo que el préstamo ya no sea $1 sino $0.50 y tenga que pagar el ahorro que sí está en dólares.

Lo más sensato es que seguramente han negociado un tipo de cobertura con bancos internacionales por ser un producto de alta complejidad para tener en los balances.

En el mediano plazo ¿cuál proyecta que será el comportamiento del uso cotidiano en las transacciones de pago en el país?

En la práctica no lo sabemos. Si un bitcóin vale unos $60,000 y un salvadoreño recibe $1,000 de salario, no tiene ni un bitcóin, entonces va a ser todo un fraccionamiento que se debe de manejar de manera compleja para la gente común que termina apostando que va a tener más ingresos y a ellos sí les afecta la volatilidad diaria, la gente que tiene más margen puede esperar a que suba el precio y aguantar en los de bajada.

Uno de los argumentos más empleados por el Gobierno salvadoreño para echar a andar el proyecto de bitcóin es que su utilización iba a impulsar la bancarización a aquellos sectores de la población aislados...

El bitcóin no es para bancarizar, lo que bancarizaría es el sistema que han montado para su utilización. En un país cualquiera uno puede vivir con un bitcóin y comprar un chicle o un carro, pero tenían que desarrollar esa cartera para hacer la transacción porque bitcóin es hoy día básicamente para acumulación.

De continuar con este proyecto ¿puede incentivarse a que otros países de la región a adoptar este criptoactivo también como moneda de curso legal?

Hay varios países de américa Latina y Asia que están trabajando a niveles de banco centrales para desarrollar monedas de este tipo, es difícil saber si alguien va a querer hacerlo, pero los países que tengan medidas prudenciales no lo van a hacer salvo que sea con fondos que disponen para inversión.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Bono Bitcóin
  • Oscar Jasaui
  • Pacific Credit Rating
  • Bitcoin

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines