Lo más visto

Más de Economía

Evalúan usar tramos del ferrocarril en Tren Pacífico

El comisionado de proyectos estratégicos dijo que el diseño buscará no afectar a comunidades de la línea férrea. La viabilidad estará lista en 2020.

Enlace copiado
Plan. El comisionado de proyectos estratégicos, Luis Rodríguez, explica algunos aspectos del plan.

Plan. El comisionado de proyectos estratégicos, Luis Rodríguez, explica algunos aspectos del plan.

Enlace copiado

El Gobierno de El Salvador (GOES) no descarta que en el proyecto Tren del Pacífico se utilicen tramos de la antigua línea férrea. Esta semana se anunció el inicio de los estudios para determinar la viabilidad de la iniciativa, que está incluida dentro del denominado Plan Pacífico.

"Habrá zonas en las que se aproveche la traza que existía y otras zonas con todo tipo de dificultades, no solo por ocupación, sino porque técnicamente también es más interesante moverla por otra zona. Habrá sitios donde se utilizará trazado nuevo porque uno de los objetivos del tren es alcanzar velocidades comerciales competitivas", apuntó Camilo García, el consultor a cargo de los estudios.

El especialista considera que el no contar con materiales como las vías y un carril físico por el que circular "abre un abanico grande de posibilidades" al proyecto.

Luis Rodríguez, comisionado presidencial de proyectos estratégicos, dijo que los cambios en las zonas urbanas y ubicación de industrias obligan a "repensar la ruta", de modo que el diseño de la vía férrea buscará evitar afectaciones a las comunidades viven a lo largo de esta.

"Estamos ‘mapeando’ factores que están en los municipios donde posiblemente pueda ir pasando la ruta, y municipios que no muestran actividad económica para que dentro de este proyecto podamos reactivar todas estas zonas", detalló. "El punto es hacer una evaluación de las zonas donde la ruta pueda impactar, y ver el desarrollo territorial como algo complementario, urgente y necesario. El tren se vuelve una herramienta para un proyecto de desarrollo económico".

La línea férrea de El Salvador comprende 551 kilómetros, según datos de Ferrocarriles Nacionales de El Salvador (FENADESAL), una empresa que forma parte de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA). En 2012, CEPA suspendió el último servicio de transporte que prestaba el tren, en la ruta que conectaba Apopa con San Salvador, por la inestabilidad de la vía. La línea férrea comenzó a construirse a finales del siglo XIX para conectar los puertos con los centros de producción y facilitar el traslado de mercancías. La red ferroviaria nacional se finalizó en 1930. Entre 1962 y 1974 caducaron las concesiones del tren que estaban en manos de una empresa norteamericana y de una inglesa. De ahí en adelante su control lo asumió FENADESAL.

Hasta 2012, CEPA estimaba que 100,000 personas habitaban a lo largo de la línea férrea.

García reiteró ayer que el primer paso de su trabajo es elaborar un estudio de prefactibilidad, que sirva de base para el estudio de viabilidad, y los términos de referencia para este último estudio. La viabilidad dará paso a un diseño. Según García, este estudio estará listo para la segunda mitad de 2020. El consultor no quiso aventurarse a estimar cuánto costaría un kilómetro de tren. El Plan Pacífico plantea unir el puerto de Acajutla y el puerto de La Unión por medio del tren.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines