Expertos: aún se pagará poco por fondos de pensión

El empresario Murray Meza y COMTRADEFOP criticaron la tasa del 3.5 % para los CIP, aprobada por los diputados. El comité pedirá se vete la iniciativa.
Enlace copiado
Enlace copiado
El empresario salvadoreño Roberto Murray Meza consideró ayer que la tasa de interés de 3.5 % por el uso de los fondos de pensiones de los trabajadores de parte del Gobierno, y aprobada por la Asamblea Legislativa el pasado jueves, es aún muy baja.

“Un 3.5 % es lo mínimo, yo creo que la rentabilidad que deberían de tener los pensionados es del 5 %, por lo menos. Sobre todo que los préstamos que recibe el Gobierno son muchísimo más caros que lo que se paga por las pensiones”, opinó Murray Meza, luego de participar en un acto de entrega de becas de la Fundación Rafael Meza Ayau, que él preside.

Desde 2006, los gobiernos ocupan certificados de Inversión Previsional (CIP) para captar fondos en el mercado de valores. Las administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) están obligadas, por ley, a invertir en esos CIP. Con esta operación, el fisco obtiene recursos para pagar las pensiones de quienes se jubilaron con el régimen de reparto, el que funcionó con el ISSS y el INPEP.

Antes, la fórmula para calcular la rentabilidad de los CIP era sumar la LIBOR (un índice internacional) más 0.75 %. Cuando arreció la crisis financiera internacional de 2008, el rendimiento bajó a poco más del 1 % y afectó a todo el fondo de pensiones. El Comité de Trabajadores en Defensa del Fondo de Pensiones (COMTRADEFOP) promovió una demanda en 2012 contra esa fórmula y, en diciembre de 2014, la Sala de lo Constitucional en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió que usar la LIBOR más el 0.75 % era inconstitucional y que las autoridades estaban obligadas a buscar una nueva fórmula para los CIP.

El jueves pasado, los diputados de los partidos FMLN, GANA, PCN y PDC aprobaron dejar una tasa mínima del 3.5 % en 2016 y llegar a un máximo de 5.5 %.

Para este cálculo, determinaron cambiar los artículos 12 y 14 de la ley vigente que regula los CIP; además, establecieron una disposición transitoria que dejará de tener efecto en 2019, año de las elecciones presidenciales.

Enrique Anaya, representante legal de COMTRADEFOP, calificó este reciente decreto como un “engaño grosero”.

El decreto establece que la nueva fórmula para dar el rendimiento a los CIP se revisará cada dos años y que deberá considerarse la capacidad de pago del Estado. Pero Anaya advirtió que los cambios efectuados esconden un “truco terrible”.

Según el representante legal de COMTRADEFOP, la propuesta que surgió en el seno de la Asamblea sugiere que, al menos hasta 2019, la tasa de rentabilidad será fija. “Esto aplicará solo para las nuevas emisiones, de manera que los CIP que tenían el 1 % de rentabilidad quedarían igual por 25 años. Los del 3 % también quedarían igual, por el mismo período. Creemos que eso contradice lo que estableció la sentencia de la Sala de lo Constitucional”, manifestó Anaya.

El abogado explicó que antes la rentabilidad se revisaba cada seis meses y los cambios aplicaban para todo el fondo, pero ahora solo impactará sobre las nuevas emisiones. La sala estableció que la solución debía incluir a todo el fondo de pensiones, que reúne los ahorros de los cotizantes.

Anaya agregó que COMTRADEFOP enviará una solicitud a la Presidencia de la República para que no sancionen el decreto del jueves pasado. Si esta petición no surte efecto, entonces enviarán un escrito a la Sala de lo Constitucional, a más tardar el 9 de marzo, para mostrar los argumentos por los que ellos consideran que la Asamblea Legislativa no cumplió la sentencia de diciembre de 2014.

Tags:

  • pensiones
  • rentabilidad
  • decreto
  • Asamblea
  • Constitucional
  • sentencia
  • inversion

Lee también

Comentarios

Newsletter