Lo más visto

Exponen en foro opciones para el uso sostenible del agua en ES

El sistema creado en el complejo Tuscania, ubicado en Zaragoza, La Libertad, para la reutilización de aguas lluvias y residuales, fue presentado ayer durante el cuarto foro de ciudades sostenibles que celebran en el país.
Enlace copiado
Enlace copiado
Contar con suficiente agua será uno de los mayores retos que enfrentarán las sociedades en el futuro. Un ejemplo de cómo se aprovecha al máximo este recurso en el complejo Tuscania fue expuesto ayer por su presidente, Giuseppe Angelucci, durante el cuarto foro de ciudades sostenibles, el cual estuvo enfocado en la vivienda.

“Ocupamos el agua cuatro veces”, aseveró Angelucci ante los asistentes. En Tuscania se ha puesto en marcha un sistema para el manejo de las aguas lluvias que incluye zanjas de infiltración, pozos de infiltración, obras de retención, atenuación y canaletas.

En el complejo también se está construyendo una planta de tratamiento de aguas residuales. En sus áreas comunes y jardines se utiliza agua de riego, que es la que corre en las quebradas de la zona y que de no utilizarse llegaría al mar y se perdería. A diario, en Tuscania se utilizan 125 metros cúbicos de agua de ANDA y 270 metros cúbicos de agua de riego, lo que, según Angelucci, tiene la ventaja de no presionar “el sistema de ANDA” y, por otro lado, no tiene elementos químicos como el cloro.

“A nivel de ciudad, de barrios y colonias debemos comenzar a pensar en el manejo de las aguas lluvias. Miren la resequedad, la necesidad de agua que tenemos”, invitó.

El arquitecto explicó que los habitantes de la zona residencial deben infiltrar el 100 % de las aguas que producen con sus techos y sus jardines.

Gracias a las obras de retención de aguas lluvias se ha creado en Vía del Corso –el área de oficinas, comercial, cultural y deportiva– una laguna con capacidad de 7,000 metros cúbicos. En ese distrito logístico hay un distrito de frío (aire acondicionado), tratamiento de aguas residuales, planta contra incendios y una planta de energía eléctrica.

De esta manera, en lugar de ser cosas que estén separadas, el agua lluvia se convierte en agua de riego, que después sirve para el aire acondicionado y que junto con la planta de tratamiento se autoalimenta, describió Angelucci. Las dos fuentes que alimentan este sistema son el agua lluvia y las aguas residuales.

“El agua que recolectamos gratuitamente, porque es agua lluvia, pero no solo... la alimentamos gratuitamente con las aguas residuales. Todos los tanques de fermentación, la planta de tratamiento tira agua ¿Y normalmente cuál es el gran problema de San Salvador? Que la tiramos a la quebrada mal tratadas y se van al océano o al río”, profundizó.

De esta manera el agua puede ser reutilizada y no terminar en el mar. La idea es mantener los 7,000 metros cúbicos de agua para ser utilizados tanto en la época seca como en la lluviosa.

Angelucci aseguró que no ha visto otro proyecto similar en la región.

El complejo Tuscania se ha desarrollado en un área de más de 180 manzanas de terreno. En esta hay desarrollos de vivienda y en la actualidad se construye el campus Tigo, el cual, según Angelucci, estará listo entre los meses de julio y agosto.

La plaza central tendrá un área de comercio que complementará al colegio Maya, al área de oficinas y deportivas y las zonas residenciales. “Con la parte comercial cerramos el ciclo”, detalló Angelucci.

La inversión en este desarrollo es de $66 millones, que serán aportados por TCBP y con aporte de los inquilinos o propietarios.

A futuro se valoran otros proyectos como la construcción de viviendas tipo “townhouse” o apartamentos con amplias zonas verdes, que tendrán el mismo concepto de aprovechar recursos.
 

Tags:

Lee también

Comentarios