Lo más visto

Más de Economía

Extienden protección a cafetaleros endeudados

La Asamblea avaló una prórroga al decreto que suspende los embargos a productores por las deudas del FEC y FICAFE.
Enlace copiado
Problemas.  El sector cafetalero ha acumulado años de malas cosechas, bajos precios y problemas por el cambio climático, esto ha afectado su capacidad de pago.

Problemas. El sector cafetalero ha acumulado años de malas cosechas, bajos precios y problemas por el cambio climático, esto ha afectado su capacidad de pago.

Enlace copiado

La Asamblea Legislativa aprobó en la pasada plenaria del jueves una prórroga de tres años a la Ley Transitoria para la Suspensión de Embargos por Créditos otorgados al Sector Productivo del Café, que originalmente terminaba el 31 de diciembre de este año.

El decreto protege a los productores de ser embargados por créditos en mora provenientes del Fideicomiso Ambiental para la Conservación del Bosque Cafetalero (FICAFE) y del Fondo de Emergencia para el Café (FEC). Solo el FICAFE superaba los $69 millones en 2017, de acuerdo con datos publicados por la Asociación Cafetalera de El Salvador (ACAFESAL).

"La medida es muy buena por que los caficultores estamos operando en rojo. Con un embargo, serían por gusto las medidas que la Mesa del Café está impulsando. El FICAFE es imposible pagarlo en estas condiciones financieras que nos encontramos", afirmó Amílcar Vega, presidente de la junta departamental de Santa Ana de la ACAFESAL.

Ambas deudas están en manos de cinco bancos privados y dos estatales.

Sigfredo Benítez, presidente del Foro del Café, dice que la medida es necesaria, pero se debe ir más allá. "Se debe buscar el refinanciamiento total de la deuda para hacer sujetos de crédito a los productores y a las cooperativas cafetaleras", explicó.

El sector café ha acumulado años de bajas cosechas, malos precios internacionales y golpes por el cambio climático, como plaga y sequía. De hecho, la Mesa del Café también promovió otro decreto de suspensión de embargos, pero para proteger a los productores que cayeron en mora a causa del impacto de la roya.

Esta plaga mermó la cosecha de café en alrededor de un millón de quintales de un año a otro.

Las medidas para reactivar al sector también se justifican en la cantidad de empleos generados para la zona rural. La cosecha 2017-2018 se tradujo en un estimado de 45,255 empleos, según el Consejo Salvadoreño del Café (CSC).

En 2012-2013, antes del golpe de la roya cuando el país producía más del millón de quintales, la cifra de empleos superaba los 80,000. En las últimas cuatro cosechas, la cifra se ha ido recuperando.

Entre los esfuerzos para la reactivación del sector está la renovación; es decir, plantar árboles más jóvenes, pero esto requiere inversión, pues el cafeto cosecha hasta su tercer año.

Según Benítez, mantener la deuda congelada está "deteniendo el proceso de renovación de fincas y afectando el mantenimiento de las áreas que ya fueron sembradas, porque no hay acceso a crédito".

La ACAFESAL ha solicitado que la banca estatal abra una línea de préstamo a un interés blando, similar al crédito de avío que se da al sector de granos básicos. Estos fondos servirían para poder costear las cortas de café que iniciarán en los próximos días.

Tags:

  • Protección a cafetales
  • Deudas sector cafetalero

Lee también

Comentarios