Lo más visto

Más de Economía

FMI: La deuda es la principal vulnerabilidad de la economía

Señalan que El Salvador necesita un ajuste del 2 % del PIB entre 2019 y 2020. Entre las recomendaciones están impuestos selectivos al consumo y contener el pago de salarios públicos.

Enlace copiado
Misión.  Un equipo técnico del Fondo Monetario Internacional visitó el país desde el 11 al 22 de marzo. Ayer estuvo en conferencia.

Misión. Un equipo técnico del Fondo Monetario Internacional visitó el país desde el 11 al 22 de marzo. Ayer estuvo en conferencia.

Enlace copiado

El equipo de economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó su misión en El Salvador. Señaló que la deuda pública debilita la economía del país, pero que esta se encuentra en un momento favorable, por lo que es el momento oportuno para impulsar medidas que reduzcan el déficit fiscal.

"La deuda representa la vulnerabilidad principal de la economía de El Salvador", afirmó ayer Alina Carara, jefa de la misión. Explicó que tener que prestar para pagar deudas –como lo ha tenido que hacer el Gobierno– es caro, porque las tasas de interés son más altas que la tasa de crecimiento de la economía.

Carara afirmó que la economía tiene actualmente un buen desempeño. El Producto Interno Bruto (PIB), es decir la suma de riqueza generada por las actividades productivas, creció 2.5 % en 2018 impulsada por el consumo privado.

El país mejoró su posición fiscal en el sentido de que el Gobierno recibió mayores ingresos provenientes de impuestos de importación y medidas fiscales extraordinarias, incluyendo una amnistía fiscal. Sin embargo, la deuda, que alcanzó cerca del 70 % del PIB a finales del año pasado sigue pesando.

"Nuestras recomendaciones no han cambiado porque a la economía le está yendo bien. Las proyecciones son que, si no hay cambios en las políticas, la deuda seguirá tendiendo al alza, si no hay otras medidas", apuntó la economista del FMI.

La misión recomendó un ajuste primario de aproximadamente 2 % del PIB en el periodo 2019-2020.

La Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) establece que el país debe lograr una mejora del 3 % del balance primario a lo largo del período 2017-2022.

La misión considera óptimo realizar un ajuste "concentrado" al inicio del período, que establece la ley para poder alcanzar la metas.

"Esto ayudará a garantizar el cumplimiento de la LRF y a lograr avances en la reducción del alto "stock" de deuda, que constituye la principal vulnerabilidad de la economía", dice la declaración que realizó la misión del FMI. Lograr un ajuste y reducir el déficit fiscal requiere dos tipos de medida: aumentar el ingreso del Estado y reducir los gastos.

Por el lado de los ingresos, el fondo ve positiva la puesta en marcha de la facturación electrónica y que se esté preparando un modelo de monotributo para formalizar a pequeñas empresas. Esto se traducirá en mayores ingresos para el Gobierno, pero prevé que no será suficiente.

En ese sentido, recomienda "la introducción de impuestos selectivos al consumo sobre bienes suntuarios y un aumento limitado a la tasa del IVA".

El equipo agrega: "Podrían ponerse en marcha transferencias fiscales focalizadas con el fin de suavizar el impacto regresivo del aumento del IVA sobre los sectores más vulnerables en la sociedad".

Por el lado del gasto, el FMI señala que se podrían lograr "avances en la eficiencia al racionalizar el gasto corriente, pero protegiendo la inversión de capital"; es decir, procurar que lo que se gaste tenga un impacto mayor: priorizar inversión.

El equipo recomienda contener el pago de salarios públicos y aprobar e implementar la reforma del servicio civil lo más rápidamente posible. Medidas adicionales incluyen la centralización del sistema de compras públicas y la extensión de los procesos de licitación a todas las entidades públicas, y bienes y servicios.

De acuerdo con el FMI, al estar la economía en "expansión" se reduce el impacto negativo de las medidas de ajuste.

Por su parte, Óscar Ortiz, vicepresidente de la república, comentó: "El rol del Estado es importante frente al mercado, y no podemos reducir el mercado porque traería notable consecuencias en la calidad de vida de los salvadoreños. Otro punto es la reforma de pensiones que debe continuar discutiéndose para alcanzar una vejez digna" y que se debe generar certidumbre al sector privado.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines