Lo más visto

FMI: es “ilusorio” postergar el ajuste fiscal en El Salvador

La entidad asegura que el país ya no puede esperar más para comenzar a tomar medidas que saneen sus finanzas públicas.
Enlace copiado
FMI: es “ilusorio” postergar el ajuste fiscal en El Salvador

FMI: es “ilusorio” postergar el ajuste fiscal en El Salvador

FMI: es “ilusorio” postergar el ajuste fiscal en El Salvador

FMI: es “ilusorio” postergar el ajuste fiscal en El Salvador

FMI: es “ilusorio” postergar el ajuste fiscal en El Salvador

FMI: es “ilusorio” postergar el ajuste fiscal en El Salvador

Enlace copiado
El Salvador ya no se puede dar el lujo de seguir esperando el momento perfecto para corregir el rumbo de las finanzas públicas, según Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental para el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Es más, el experto advirtió que lograr finanzas autosostenibles en el largo plazo, y reducir la dependencia de la deuda, permitirá que los inversionistas sientan una mayor confianza para iniciar y desarrollar sus proyectos en el país.

El FMI propone una corrección fiscal, por el lado de gastos e ingresos, equivalente al 3.5 % de la producción interna (PIB) en un período de tres años. El Gobierno, sin embargo, adaptó esta sugerencia del FMI y la dejó en 1.5 % del PIB para los mismos tres años, bajo el argumento de que aquel puede obstaculizar el crecimiento económico.

Según Werner, más bien es al revés: dejar para después el ajuste fiscal puede tener consecuencias negativas para la inversión y, en consecuencia, negativas para el crecimiento económico.

“Es una ilusión creer que estas correcciones se pueden posponer indefinidamente, y que estas decisiones no se van a tener que tomar”, advirtió Werner.

“Si un país toma estas medidas como parte de un programa que induzca a la estabilidad, que genere más confianza y una visión de mediano plazo, por lo general, estas medidas irán de la mano de una mayor inversión por parte del sector privado, de mayor certidumbre, entre otras cosas”, dijo el alto representante del FMI.

En El Salvador, la gran apuesta es la Ley de Responsabilidad Fiscal, que todavía no logra un consenso ni siquiera a nivel de comisión de hacienda, y una reforma al sistema de pensiones, pero no hay propuesta. Mientras tanto, el país acumula una deuda superior a los $15,000 millones hasta abril y las necesidades de nuevo financiamiento (deuda), también para el cuarto mes, rondan los $1,788 millones. Eso sin tomar en cuenta que los gastos del Gobierno se excedieron en $1,000 millones frente a lo que se había planificado para el presupuesto planteado en 2014.

En este sentido, Werner citó los ejemplos de México, Uruguay y Brasil, que luego de promover finanzas autosostenibles, observaron un repunte en la actividad económica. Según Werner, mientras no se logre un ajuste definitivo, los gobiernos promoverán reformas temporales para salir de apuros. Un ejemplo, dijo, fue en México. “El hecho que se debatan reformas fiscales cada dos años hace que la incertidumbre tributaria sobre muchos sectores de la economía sea muy alta y esto, obviamente, hace que la inversión sea baja”, comentó. “Lo peor es que esto detiene la inversión en todos los sectores, porque no saben cuál será gravado”, subrayó el director.

Werner participará en el foro “Crear oportunidades para el empleo, la inversión y el crecimiento”, organizado por el Gobierno, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el FMI.

La idea del foro, aseguró Werner, es promover un diálogo amplio entre representantes del sector privado, los organismos multilaterales de financiamiento (como el FMI) y los funcionarios del gabinete económico del Gobierno. El enfoque principal será el crecimiento. El Salvador ha mejorado sus perspectivas de crecimiento para este año y se espera que el PIB crezca un 2.5 % al cierre de 2015.

Tags:

  • gasto publico
  • deuda
  • ingresos fiscales
  • presupuesto
  • asamblea

Lee también

Comentarios