Lo más visto

FUNDE calcula que bonos costarán $51 millones más en pago de intereses

Este paquete de financiamiento es uno de los más caros desde la dolarización. El pago de la deuda es con impuestos de los ciudadanos.
Enlace copiado
FUNDE calcula que bonos costarán $51 millones más en pago de intereses

FUNDE calcula que bonos costarán $51 millones más en pago de intereses

FUNDE calcula que bonos costarán $51 millones más en pago de intereses

FUNDE calcula que bonos costarán $51 millones más en pago de intereses

Enlace copiado
La reciente maniobra de endeudamiento con bonos que permitió obtener $600 millones al Gobierno podría traer un pago adicional de $51.7 millones con fondos públicos, como consecuencia de los altos intereses de esos bonos, según los cálculos que ha hecho la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE).

El Ministerio de Hacienda (MH) anunció el pasado martes que había captado $600 millones con bonos que sacó al mercado internacional. Los inversionistas que mostraron interés en prestar dinero al Gobierno exigieron, en promedio, una ganancia de 8.625 % por tomar esos bonos.

“Los $600 millones significan $51.7 millones anuales en intereses”, dijo Carlos Pérez, investigador y consultor de la FUNDE. Es decir, ahora que la deuda está contratada, el Gobierno deberá pagar $51.7 millones cada seis meses solo por este paquete, durante 12 años.

Por ejemplo, en diciembre de 2016 el fisco pagó $59.97 millones por los intereses de la deuda pública (dato del BCR). Si se pagara esa misma cantidad este año, el fisco tendría que desembolsar $111.67 millones al agregar los bonos del martes. Pero la cuota completa de los intereses varía mes a mes, así que no se puede hacer un cálculo automático de cuánto aumentará en total.

Una parte del dinero que prestaron los inversionistas se usará para cambiar compromisos de corto plazo por unos de plazos extendidos, según el plan original. Cuando haya cancelado a las alcaldías y a sus proveedores, el fisco tratará de limpiar su saldo de Letras del Tesoro Público (LETES), que cuenta como su tarjeta de crédito. Pagará una tarjeta con otra tarjeta que tiene cuotas más caras pero períodos más largos.

“La carga de intereses por la sustitución de la deuda de corto plazo a 12 años significará al Estado de tres cuatro puntos de diferencia hacia el alza”, comentó Pérez. Dicho en otras palabras, el préstamo que hizo el Gobierno para refinanciar sus compromisos acumulados de 2016 le salió más caro.

Por ejemplo, las LETES se han mantenido con tasas alrededor del 6 % el año pasado y el dinero para pagarlas es dos puntos más caro.

La deuda pública se devuelve a los prestamistas con recursos provenientes de los impuestos y contribuciones de los ciudadanos y empresas.

Tasas históricas

Esta tasa de 8.625 % de interés es la más alta desde 2002. Antes de la época de dolarización, el Gobierno salvadoreño se había comprometido con tasas de 11.13 % (agosto de 1999) y 10.3 % (enero de 2000) antes, según datos que proporcionó el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Óscar Cabrera.

En ese entonces, explicó Cabrera, el país contaba con “grado de inversión”, es decir, las firmas calificadores internacionales respaldaban la capacidad del país para pagar sus deudas. El país ya perdió ese grado.

Lee también

Comentarios