FUSADES pide no limitar espacios de participación

El centro de pensamiento advierte sobre restricciones al espacio cívico en el país. Su nueva presidenta asegura que promoverán el diálogo.

Enlace copiado
Postura Claudia Umaña, presidenta de FUSADES (izquierda), y Javier Castro, director ejecutivo.

Postura Claudia Umaña, presidenta de FUSADES (izquierda), y Javier Castro, director ejecutivo.

Enlace copiado

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) pidió no cerrar los espacios de participación ciudadana dado el deterioro que El Salvador está experimentando en diversos indicadores internacionales relacionados con la democracia.

La actual coyuntura, tras la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y la incertidumbre respecto a las últimas decisiones en materia económica, como la aprobación de la Ley del Bitcóin, demandan, en opinión de FUSADES, un diálogo entre los distintos sectores.

"Este momento es apto para el diálogo constructivo basado en principios democráticos. Creemos profundamente que en El Salvador tiene que existir libertad de información, de prensa y de expresión", aseveró la presidenta de FUSADES, Claudia Umaña Araujo, quien recientemente fue nombrada en el cargo.

"Como FUSADES hemos trabajado con todos los gobiernos y no vemos porqué con este podría ser la excepción", añadió la presidenta de FUSADES, quien dijo que buscará un acercamiento con la actual administración.

Respecto al clima institucional, Javier Castro, director ejecutivo de FUSADES, señaló que "advertimos restricciones al espacio cívico, y en esto, como ya se dijo antes, aspectos que tienen que ver con la libertad de expresión, la libertad de información, y también algunas amenazas que ya se advierten al derecho de asociación, pero es clave en una república que existan espacios donde los ciudadanos puedan expresarse y donde se pueda ejercer auditoría social".

En transparencia y acceso a la información, la fundación destacó que se perdió la autonomía del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) y que cada vez hay abusos en las reservas de información.

En el último balance de las democracias del mundo, según el índice que elabora The Economist, El Salvador pasó de ser una democracia imperfecta a un régimen híbrido (cercano a una dictadura).

Según Umaña, eso significa que coexisten áreas donde aún se conserva el Estado de Derecho y elementos democráticos, pero que hay espacios donde ha ido permeando una disfuncionalidad que puede llegar al autoritarismo.

"Creemos que uno de los indicadores de desgaste de la democracia es cuando la sociedad civil hace propuestas de políticas y eso se interpreta como un ataque", destacó la presidenta de FUSADES, y recordó que durante hace 38 años la institución ha hecho propuestas de políticas de públicas a diferentes gobiernos.

"Nosotros no nos vemos como oposición, nos vemos como proponentes de políticas públicas", reiteró.

Por otra parte, los representantes de FUSADES se refirieron a la reciente aprobación de la Ley Bitcóin.

Para Javier Castro, esta nueva ley ha generado muchas inquietudes , además, citó que su votación ocurrió sin evaluar sus impactos. "Nos parece que no es la forma de ventilar un tema que puede tener consecuencias para la economía del país", consideró el director ejecutivo de la fundación.

Tags:

  • FUSADES
  • restricciones
  • espacios cívicos
  • diálogo constructivo
  • gobierno
  • Bukele
  • deterioro
  • democracia
  • abusos en las reservas de información

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines