Lo más visto

Más de Economía

FUSADES pide ordenar gasto para reducir el déficit fiscal

Para el tanque de pensamiento es preocupante que el Gobierno contraiga deudas para gastos corrientes y no para proyectos de inversión.

Enlace copiado
Plazas. El incremento de plazas que propone el Gobierno no está acorde con la situación fiscal, dice FUSADES.

Plazas. El incremento de plazas que propone el Gobierno no está acorde con la situación fiscal, dice FUSADES.

Enlace copiado

El presupuesto para 2019 que ha presentado el Ejecutivo tiene "el rumbo equivocado", pues implica un fuerte aumento en el gasto, aun dejando de lado el pago de $800 millones por deuda pasada que el Gobierno tendrá que enfrentar, según la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de El Salvador (FUSADES).

El tanque de pensamiento recomendó realizar ajustes en el proyecto de presupuesto de forma que el déficit fiscal, es decir, la diferencia entre los ingresos y gastos del Estado, no supere al de 2017, que fue del 2.5 % del PIB.

El proyecto para el ejercicio fiscal 2019, que corresponde al gobierno central, asciende a $6,733.2 millones, lo que implica un incremento de $1,265.7 millones, es decir del 23.1 % respecto al presupuesto votado para este año, y la brecha que requerirá de financiamiento adicional a los ingresos del Estado suma $1,612.5 millones, mayor en 23.9 % a la del presupuesto actual.

"Lo anterior aún se mantiene dejando de lado el vencimiento de los eurobonos, con lo cual el aumento del gasto total asciende a 8.5 %", afirmó FUSADES.

Este año el Gobierno tuvo que prestar $350.1 millones para hacer frente a varios gastos como pensiones del IPSFA, el subsidio a la energía eléctrica, entre otros. Para este año se está solicitando una emisión de $607 millones.

FUSADES señaló que en el préstamo de este año, que se realizó con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no se estableció "con mayor detalle" el uso del dinero y que en el proyecto de presupuesto de 2019 tampoco se especifica el destino de los fondos que resultarían de la emisión.

"En la práctica pueden utilizarse para cualquier rubro, por la naturaleza fungible del dinero, y porque no hay un documento que ligue los fondos provenientes de este endeudamiento a proyectos específicos", manifestó el tanque de pensamiento.

Lo que preocupa a la institución es que "se está normalizando el hecho de emitir deuda para gasto corriente y no para inversión pública".

Entre las razones que explican por qué el Gobierno ha pedido más dinero está el aumento en la partida de remuneraciones. Para 2019, el Ejecutivo propone 2,473 plazas nuevas, de estas, 1,326 estarían en el gobierno central y 1,000 en las instituciones descentralizadas; mientras que en las empresas públicas, 147.

"Este aumento no es razonable, considerando el aumento de más de 40,000 empleos en la última década, la fragilidad de la situación fiscal, la ineficiencia en el gasto público y falta de resultados en los servicios públicos", expresó la institución.

Además, señala la necesidad de que se realice una auditoría de plazas. "Esto facilitaría tener en los puestos personal con las capacidades necesarias y en el número adecuado; y evitar inequidades salariales y concentración de privilegios en el sector público".

Otras recomendaciones de FUSADES son que se impulsen los presupuestos por resultados, una ley de la función pública y medidas para reactivar la economía.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines