Lo más visto

Faltan estrategias para ayudar a los exportadores

FUSADES detalló que la delincuencia, tramitología y la falta de apuesta pública por sectores estratégicos son los obstáculos de los exportadores.
Enlace copiado
Faltan estrategias para ayudar a los exportadores

Faltan estrategias para ayudar a los exportadores

Faltan estrategias para ayudar a los exportadores

Faltan estrategias para ayudar a los exportadores

Enlace copiado
La más reciente Encuesta de Competitividad Empresarial que desarrolla la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) mostró que las exportaciones salvadoreñas han caído durante los últimos cuatro años. Los empresarios lo atribuyen a que los índices de delincuencia aumentaron, a la tramitología y a la falta de apuesta por un sector estratégico por parte del Gobierno.

Los datos del Banco Central de Reserva (BCR) indican que las exportaciones de bienes y servicios en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) fueron de un 44.2 % en 2011, mientras que en 2015 se redujeron a un 40.4 %; incluso en 2008 –previo a la crisis mundial– las exportaciones alcanzaron el 43.3 % del PIB.

El analista del Departamento de Estudios Económicos de FUSADES Pedro Argumedo señaló que en El Salvador hace falta una estrategia que apueste a impulsar un sector económico específico. “El problema es que hace falta capital humano para poder tener un plan estratégico. Hay que revisar los estudios y sacar a la luz lo que no está bien para realinear la situación, porque para crecer necesitamos generar por lo menos 60,000 empleos”, agregó.

En la misma línea, Argumedo sostuvo que desde 2009 el Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) perdió “todo lo que había conseguido”, debido más que todo a los cambios de personal dentro de la institución.

Además, dijo que esta es una de las instituciones que no han sabido llevar a cabo una estrategia con metas y acciones claras para la inversión y el comercio exterior. “Estas son instituciones que requieren de perfiles especializados sobre cómo conocer los mercados, cómo establecer un programa para atraer inversiones para una empresa y saber cómo vender a un país. PROESA tiene un problema de descapitalización técnica”, explicó Argumedo.

El analista sostuvo que PROESA, por ejemplo, recibió $8.1 millones para su presupuesto en 2014, del cual solo ejecutó $4.3 millones, lo que equivale al 59 %, “es decir, la mayoría del dinero se va para salarios”.

Otro de los problemas que afectan considerablemente a las exportaciones del país es la delincuencia. Según datos de la encuesta de FUSADES, el 57 % de las empresas que exportan considera que la delincuencia es el principal factor que afecta la competitividad al exportar.

Este dato casi se duplicó desde 2014, año en el que la delincuencia era el principal problema para el 39 % de las empresas exportadoras.

Además, en el tema de logística aduanera, FUSADES realizó la pregunta a los exportadores sobre cuántos días pasó su producto en la aduana, y en 2015 la respuesta fue 7.7 días promedio, cuando en 2014 fue de 5.2 y en 2013 de 4.7. Asimismo, en 2015 el 32 % de las empresas exportadoras manifestó que su principal problema de competitividad son trámites complicados y costosos, mientras que en 2014 había sido el 19 % de las exportadoras.

Por otro lado, la viceministra de Economía, Luz Rodríguez, dijo que coincidía con los datos expuestos por FUSADES porque son retomados de fuentes oficiales. “Lo que debemos hacer es apoyar al sector textil, porque es el más fuerte en el país. El empresario debe saber dónde tocar la puerta para ofrecer bien sus productos”, añadió. Solo el sector textil representa más del 40 % de las exportaciones destacadas.

Tags:

  • fusades
  • estrategias
  • exportación
  • proesa

Lee también

Comentarios