Lo más visto

Más de Economía

Fernando Poma recibe distinción como empresario más influyente del año

La categoría empresario más influyente del año, de la Gala DyN 2016, tuvo como protagonista a Fernando Poma, quien recibió este merecido reconocimiento.
Enlace copiado
Fernando Poma recibe distinción como empresario más influyente del año

Fernando Poma recibe distinción como empresario más influyente del año

Fernando Poma recibe distinción como empresario más influyente del año

Fernando Poma recibe distinción como empresario más influyente del año

Enlace copiado
En la ya tan esperada Gala DyN, organizada por la revista Derecho y Negocios, este año en el marco de su séptimo aniversario, además de la entrega de premios en las categorías orientadas a las firmas, a los abogados de manera individual y a las instituciones que realizan un importante rol social, se entregó un reconocimiento especial en la categoría “empresario más influyente del año” a Fernando Poma, vicepresidente del grupo Real Hotels and Resorts, una distinción que se le otorga al empresario por su alto compromiso con el país y por su gran trayectoria y accionar promoviendo el desarrollo no solo nacional sino regional.

Este importante reconocimiento lo recibió Poma de manos de Manuel Carranza, presidente de la revista Derecho y Negocios, quien se mostró halagado por ser el encargado de hacerlo efectivo. “Es un verdadero placer poder entregar este reconocimiento a una persona a quien admiro mucho y creo que todos admiramos, quien contribuye no solo al desarrollo de El Salvador sino al desarrollo de toda la región; una persona que tiene múltiples facetas y se caracteriza por ser el mejor en cada cosa en la que se involucra”, expresó Carranza en el momento de la entrega, quien también fue enfático al declarar que para la revista fue muy fácil pensar en Fernando Poma como merecedor de este reconocimiento, puesto que posee una carrera empresarial destacada y ejemplar, de gran influencia.

Mensaje para el país


Una vez que el importante empresario recibió el reconocimiento se dirigió con un mensaje al público presente, con el deseo de hacerlo extensivo para todo El Salvador, en el que instó a la población a convertirse en agente influyente que genere cambios.

“Me siento honrado por este premio, porque es para el empresario más influyente y siento que en la situación que está el país urge que todos nos volvamos influyentes, que no seamos simples fríos observadores de la situación, que todos trabajemos, que demos la cara y no tengamos complejos de actuar para poder generar cambios y para dejar este país mejor de lo que lo encontramos”, apuntó Fernando Poma.

Como empresario, Fernando Poma se caracteriza por hacer de sus negocios motores de diferenciación y competitividad, impulsados por su alto espíritu creativo e innovador, que no solo lo ha llevado a alcanzar el éxito en las actividades que emprende, sino a convertirse en un referente en el sector empresarial de El Salvador y de la región centroamericana. Por esta razón, durante la Gala DyN, el llamado que Poma hizo a la población se orientó también a dejar de lado el conflicto de ideas, propiciando la búsqueda de acuerdos en los temas que afectan el desarrollo del país, asumiendo una actitud abierta al cambio. “Siento que estamos atravesando un momento bien difícil, donde hay mucho conflicto entre las personas por diferentes formas de pensar y ese conflicto no nos va a llevar a nada; si nos ponemos a pensar en las cosas básicas, nos podemos poner de acuerdo en un montón de cosas, y siento que nosotros deberíamos enfocarnos más que en ideologías y más que en nuestras diferencias, en aceptar las buenas ideas y rechazar las malas, vengan de donde vengan”, manifestó el empresario, quien aseguró que el camino hacia las soluciones que necesita El Salvador debe tener como base la sensibilidad, la integridad y el pragmatismo, haciendo lo correcto y lo que funciona, pero a partir de un trabajo en conjunto de todos los sectores del país. “Tratemos de dialogar y ponernos de acuerdo para poder sacar al país adelante, que en eso tenemos que realmente influir cada uno de nosotros”, añadió.

Sin duda, su preparación académica sumada a su gran herencia y experiencia empresarial lo ha llevado a forjarse una vida realmente extraordinaria, que se refleja no solo en el crecimiento de la cadena hotelera que dirige (más de 25 hoteles en más de nueve países del mundo), sino en su deseo de aportar a El Salvador como parte activa de las soluciones, motivando a los salvadoreños a construirse un futuro extraordinario, invirtiendo todos los esfuerzos para cambiar la difícil realidad del país. “Si queremos realmente aspirar a tener una vida extraordinaria, no podemos vivir la vida a medias, tenemos que poner de nuestra parte para ver si a través de nuestros esfuerzos y de pensar de una manera madura y llegar a ciertos acuerdos, podemos, como dije, dejar un mejor país para las futuras generaciones”, finalizó.

Lee también

Comentarios