Lo más visto

Floja defensa de CEPA por gasto en bebidas embriagantes

El presidente de CEPA reconoció que se han gastado $5,000 en licores y cervezas durante su administración. El funcionario dijo que la normativa interna para el uso de los fondos no pone límites para estas compras.
Enlace copiado
Floja defensa de CEPA por gasto en bebidas embriagantes

Floja defensa de CEPA por gasto en bebidas embriagantes

Enlace copiado
Nelson Vanegas, presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), reconoció que durante su administración se han gastado más de $5,000 en bebidas alcohólicas, tal y como se refleja en las facturas que la institución pagó con fondos públicos entre junio de 2014 y marzo de 2015.

Sin embargo, el funcionario dijo que este monto “es insignificante” si se le compara con el monto global de alimentos adquiridos durante ese mismo período, que fue de $234,984.41, y con los resultados de su gestión.

El funcionario compareció ante la prensa por primera vez luego de que este periódico publicó pormenores de los consumos en alimentos y bebidas, durante la semana laboral, fines de semana y festivos. La información fue obtenida por medio de una solicitud de acceso a información presentada en abril a la CEPA.

“Ustedes pueden ver que es casi nada (...) anda por alrededor de $5,000 desde junio de 2014 a abril de 2016 y representa el 0.003 % en bebidas embriagantes y aquí pueden ver este comparativo de lo que es el presupuesto, el gasto de alimentación que apenas se nota y el gasto de alcohol que no lo refleja, es una cosa totalmente insignificante”, dijo Vanegas, al mostrar un gráfico con la composición del gasto, tras afirmar que los $234,000 en alimentos solo representan el 0.15 % de estos.

El funcionario justificó que un “80 % de ese monto se ha destinado a capacitaciones de personal y un 13 % es para inauguraciones y actividades culturales”. Sin embargo, en los cuadros consolidados que entregó la institución se consigna que los anticipados de fondos se justificaron en su mayoría como atenciones de la presidencia y la gerencia general. Sí figuran algunas capacitaciones, pero no en gran número.

En las facturas hay pagos de alimentos y bebidas en reconocidos restaurantes de la capital, establecimientos cercanos a las oficinas de CEPA y de la Ruta de Las Flores, durante los fines de semana, entre otros.

El dinero para estas compras se toma del fondo circulante de la institución. Ayer, Vanegas reconoció que existe un instructivo para su manejo, pero que este no cuenta con “restricciones” o límites para la compra de bebidas o alimentos. Según declaró, este les da facultades para “atenciones oficiales que incluyen gastos por los servicios de recepciones, homenajes, agasajos y otros eventos, así como compras en productos alimenticios, manufacturados o no, y bebidas en sus diversas formas”.

“Creo que todos los presidentes (de CEPA), creo que ninguno, sin excepción, se tomó un vino, nosotros sí hemos sido bastante austeros”, afirmó, y agregó que CEPA “es una empresa que permanentemente vive atendiendo inversionistas, atendiendo clientes, haciendo una serie de gestión que es propia de una corporación que tiene cinco empresas”.

Vanegas salió al paso de los cuestionamientos por la compra de bebidas alcohólicas y afirmó que ni la Corte de Cuentas de la República (CCR) ni los auditores internos han señalado incumplimientos a la institución.

Además, afirmó que todo este gasto ha sido presupuestado. Aunque el monto de $234,000 sobrepasa los lineamientos de la LACAP, Vanegas reiteró que, como la CCR nunca ha hecho observaciones, no cambiará el mecanismo porque lo considera válido. La CCR ya inició un examen a la CEPA.

El funcionario anunció ayer que han solicitado una auditoría adicional, pero no especificó la firma que lo hará ni cuándo iniciará. Según dijo, esto será para “deducir responsabilidades”.

Ante esta declaración, se le preguntó si no se responsabilizaba de todo el gasto, y respondió: “Es como presidente de CEPA soy responsable de todo, aunque no lo sepa, aunque no lo conozca, aunque no esté ahí permanentemente”. En los documentos entregados las compras de alimentos como “centro de costo” se atribuyen a la presidencia y a la gerencia general.

Vanegas adelantó que hoy asistirá a la Fiscalía General de la República en calidad de testigo y no por “malversación de fondos”.

Roberto Rubio, director de FUNDE, opinó que si el caso entra a juicio, “lo más sano siempre es que el funcionario se aparte del cargo momentáneamente” como sucede en otros países y como señal de imparcialidad.

Tags:

  • CEPA
  • gastos
  • licor
  • alcohol
  • Nelson Vanegas
  • austeridad
  • despilfarro
  • presupuesto

Lee también

Comentarios