Lo más visto

Fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas: legado para transformar la economía

Como ministro de Economía y presidente de la Comisión Nacional de la Mediana y Pequeña Empresa (CONAMYPE) presenté hace una semana ante la Asamblea Legislativa el proyecto de decreto legislativo que contiene las reformas a la Ley de Protección y Desarrollo de las Mypes. Es el resultado de un amplio proceso de análisis y consulta realizado durante los últimos meses por el MINEC, CONAMYPE y sector privado, con el propósito de fortalecer la institucionalidad.
Enlace copiado
Fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas: legado para transformar la economía

Fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas: legado para transformar la economía

Fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas: legado para transformar la economía

Fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas: legado para transformar la economía

Enlace copiado
Concretamente, la iniciativa pretende convertir a CONAMYPE en una institución autónoma de derecho público, con personalidad jurídica y autonomía administrativa, lo que consideramos mucho más que acto administrativo. Esto es un legado gubernamental y un reconocimiento del presidente Salvador Sánchez Cerén a la importancia de este sector productivo y su valiosa contribución al crecimiento de la economía.

CONAMYPE fue creada mediante decreto ejecutivo en mayo de 1996 como una dependencia de la Vicepresidencia de la República, con el objetivo de impulsar y desarrollar una gama de micro y pequeñas empresas modernas, competitivas, rentables, capitalizables, con capacidad de crear riqueza y empleo articuladas dentro del sistema económico del país en el marco de las estrategias de desarrollo nacional (art. 1, decreto 48, 1996). Posteriormente, en junio de 1999, el citado decreto fue modificado, convirtiendo a CONAMYPE en una dependencia del Ministerio de Economía por ser esta la institución del Estado responsable del fomento de las actividades productivas y del desarrollo empresarial.

En abril de 2014, la Asamblea Legislativa aprobó la Ley de Protección y Desarrollo de las Mypes, con lo cual se dotó al país de una legislación más moderna y coherente con la nueva realidad económica del país y de este sector en particular. En dicha ley se redefine el papel del MINEC como organismo rector de la política de apoyo a las mypes y el rol de CONAMYPE como ejecutor de dicha política.

Este proceso de creación, reforma y modernización del marco legal e institucional da un nuevo paso para el desarrollo del sector. Primeramente, busca fortalecer los espacios de participación de los actores que conforman el grupo de micro y pequeñas empresas, ampliando el alcance del Sistema Nacional para el Desarrollo de las Mypes, Comité Nacional y los comités departamentales.

Segundo, se propone convertir a la CONAMYPE en una institución autónoma de derecho público, con personalidad jurídica y autonomía administrativa, todo con el objetivo de ampliar y fortalecer su capacidad institucional.

Más del 90 % de las empresas en nuestro país son del sector de micro y pequeñas empresas y aproximadamente siete de cada 10 empleados laboran en ellas. Por lo tanto, es importante que el Estado cuente una institucionalidad fuerte, autónoma y con suficiente capacidad para ofrecer servicios de desarrollo empresarial con los más altos estándares de calidad para contribuir su crecimiento sostenido y a su inserción competitiva en los mercados internacionales.

También implica un reconocimiento del nuevo rol de CONAMYPE, una institución que en los últimos años ha dado un giro importante incrementando seis veces su presupuesto, de $1 a $6 millones; ampliando su cobertura territorial, de ocho puntos de atención a 32; y atendiendo a más de 15,000 unidades económicas cuando antes atendía únicamente 2,000 empresas.

Esta es una muestra más del firme compromiso de nuestro gobierno de apoyar la iniciativa privada, sectores productivos nacionales y libre empresa. Estamos convencidos de que el crecimiento económico sostenido e inclusivo solo es posible si los agentes económicos de todos los tamaños cuentan con un marco legal e institucional que les estimule, les apoye y les provea de las herramientas para ser más competitivos en el contexto de una economía global.

Unámonos para crecer.

Lee también

Comentarios