Francia aplazará nuevos ajustes

Gobierno afirma que recortes al gasto tienen un efecto recesivo.
Enlace copiado
Enlace copiado
El ministro francés del Presupuesto, Jér me Cahuzac, reconoció que los ajustes, sean en forma de nuevos impuestos o recortes del gasto, tienen un efecto recesivo a corto plazo, por eso no se aplicará ninguno más durante este año, dada la coyuntura actual.

“Teniendo en cuenta la debilidad de la coyuntura actual, está descartado pedir nuevos esfuerzos a los franceses en 2013”, declaró Cahuzac en una entrevista publicada ayer por Le Journal du Dimanche.

Constató que el restablecimiento de las cuentas públicas con impuestos o ahorros tiene siempre consecuencias recesivas a corto plazo. Pero a medio plazo, favorecerá el crecimiento.

Por eso justificó la directiva que consiste en reducir el gasto público en términos absolutos en $1,950 millones en 2014, un ejercicio en que el objetivo de su Gobierno será cumplir con la regla europea de que el déficit no supere el 3% del Producto Interior Bruto (PIB).

El objetivo del 3% estaba fijado inicialmente para 2013, pero el Ejecutivo francés decidió abandonarlo oficialmente a finales de febrero ante las malas perspectivas económicas, confirmada por la Comisión Europea.

Cahuzac se reafirmó en el anuncio hecho esta semana por el primer ministro, Jean-Marc Ayrault, al pedir a todos sus ministros que en sus presupuestos para el año próximo tengan en cuenta una disminución global de sus dotaciones de $6,502 millones, ya que habrá que financiar $4,551 millones del plan de competitividad.

Y avanzó que en esos recortes “no hay ministerio intocable” aunque garantizó que no habrá reducción de efectivos ni en la educación, ni en la policía.

Lee también

Comentarios

Newsletter