Lo más visto

Fundación Poma evalúa inversión social con nuevo sistema

La idea es generar mayor impacto con los programas, además de ampliar el alcance. Junto a la nueva evaluación, ha comenzado a construir una red para buscar instituciones aliadas que complementen el trabajo.
Enlace copiado
Presentarán informe.  Rodrigo Tobar, Alejandro Poma y Manuel Sánchez explicaron cómo funciona el IPS. El jueves mostrarán cómo ha quedado El Salvador a nivel global.

Presentarán informe. Rodrigo Tobar, Alejandro Poma y Manuel Sánchez explicaron cómo funciona el IPS. El jueves mostrarán cómo ha quedado El Salvador a nivel global.

Son complementarios.  Los  indicadores vinculados al dinero y los relacionados con la sostenibilidad social son complementarios y explican mejor la situación de los países y sus habitantes.

Son complementarios. Los indicadores vinculados al dinero y los relacionados con la sostenibilidad social son complementarios y explican mejor la situación de los países y sus habitantes.

Objetivo primordial.  La Fundación Poma da prioridad al bienestar de las personas en todos  los niveles. La salud y la educación son dos condiciones que protagonizan sus programas.

Objetivo primordial. La Fundación Poma da prioridad al bienestar de las personas en todos los niveles. La salud y la educación son dos condiciones que protagonizan sus programas.

Fundación Poma evalúa inversión social con nuevo sistema

Fundación Poma evalúa inversión social con nuevo sistema

Enlace copiado
Los programas de inversión social de la Fundación Poma entrarán a un sistema de evaluación que fue creado hace tres años por un investigador estadounidense para la comunidad internacional. El Índice de Progreso Social (IPS) es un complemento a los análisis económicos y está enfocado en el bienestar de las personas dentro de su comunidad.

El primer programa que han elegido es Libras de Amor, de la Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano (FUSAL). Alejandro Poma, director ejecutivo de la Fundación Poma, señaló que con el IPS la idea es “medir para mejorar” y tener una visión más amplia. Junto a este plan piloto también ha creado el Centro de Progreso Social, desde donde promoverán un diálogo con más actores y aportarán información sobre los temas que cubre el índice.

“El progreso social de un país va de la mano con el desarrollo económico”, dijo Poma, sobre la importancia de innovar en la evaluación de programas. “Hay que asegurarse que ambos componentes lleguen a su potencial... Los dos requieren mediciones disciplinadas, enfocadas, integrales y tenemos que, como sociedad, asegurarnos que prosperamos en la parte económica y avanzando en los temas sociales”, comentó el director de la fundación.

El IPS complementa la medición de la actividad productiva, que es la referencia tradicional. Puede usarse para comparar países (global), para comparar regiones o para tener un perfil completo del impacto de programas específicos, como el de Libras de Amor.

“Vamos a ocupar el mismo rigor analítico, el mismo enfoque y el mismo entusiasmo, porque al frente hay seres humanos a quienes nos debemos”, reiteró Poma.

Manuel Sánchez Masferrer, investigador, catedrático y coordinador del Centro de Progreso Social explicó que el ejercicio de aplicar el IPS a Libras de Amor está en una etapa inicial.

Sánchez Masferrer detalló que han elegido cinco municipios de la cordillera del Bálsamo, donde la iniciativa de FUSAL ha llegado hace pocos años. En realidad, Libras de Amor tiene más de 10 años en ejecución y está presente en 21 municipios, pero Sánchez Masferrer aclaró que la naturaleza del IPS permite hacer el análisis en períodos cortos.

Debido a que se trata de una especie de prueba piloto sobre la implementación local del IPS, no hay fecha para presentar los resultados sobre los cinco municipios en cuestión.

La experiencia con este programa de FUSAL servirá como línea de base para los demás. “Nos permitirá identificar cuáles son los problemas que no se han solucionado y así, mejorar las intervenciones”, comentó además Sánchez Masferrer.

Otra iniciativa en la que han introducido el IPS es el programa SolucionES, un proyecto que lidera la cooperación estadounidense (USAID) y en el que participan cinco fundaciones del sector privado (incluida la Fundación Poma).

Rodrigo Tobar, representante de la Fundación Poma, explicó que con el IPS también pueden identificar obstáculos que llegan a limitar el impacto positivo de la inversión social. Por ejemplo, la falta de seguridad personal puede afectar también la salud, el aprendizaje, la cohesión entre los habitantes, entre otras cosas. Con el IPS pueden identificarse todos estos aspectos y buscar qué organización aliada cuenta con la experiencia para ayudar a superar la inseguridad.

Poma insistió en que el siguiente paso es construir una red de apoyo entre organizaciones e instituciones y ese será uno de los esfuerzos desde el Centro de Progreso Social.

“Es importante fortalecer en el país esta cultura de medición no solo en el sector privado, sino también en el sector público”, comentó Poma.

Hay países que ya dieron este paso. Los gobiernos de Costa Rica y Paraguay, por ejemplo, han incluido al IPS dentro del seguimiento a la inversión. También hay experiencias en Río de Janeiro (Brasil) sobre cómo el IPS logró conectar a organizaciones para proveer apoyo integral a las comunidades vulnerables.

En Costa Rica tienen el IPS Cantonal. En Paraguay, por ejemplo, lo utilizan para la elaboración de la política social y el diseño de programas. Por su parte la Unión Europea también ocupará este índice como insumo para distribuir los recursos del Fondo de Cohesión Regional.

“Nos compete exigir que haya calidad de la información, que sea un fiel reflejo de la realidad”, agregó el director de la fundación.

Más sobre el índice de progreso

El IPS está conformado por tres dimensiones: necesidades básicas, fundamentos de bienestar y oportunidades. “Es una filosofía de medición”, comentó además el coordinador del centro de progreso.

Los componentes tienen luego 12 elementos que a su vez se extienden en 53 indicadores. Todo esto aplicarán para Libras de Amor.

Sánchez Masferrer explicó que el IPS es una herramienta para “impulsar a la acción”, para el diálogo y que buscan crear una métrica común, “un lenguaje común sobre el bienestar”.

Mientras que el Centro de Progreso Social será como una “secretaría técnica” desde donde aportarán datos, análisis sobre los indicadores en estudio y organizarán eventos, explicó el coordinador del centro. “Vamos a crear la red (de progreso social) para promover la acción”, concluyó Sánchez Masferrer. La Fundación Poma es la que proveerá los recursos.

Tags:

  • IPS
  • progreso social
  • inversion social
  • Fundacion Poma
  • Libras de Amor
  • evaluacion
  • seguimiento

Lee también

Comentarios