Lo más visto

GOES con dificultad para prestar, por altas tasas interés

Para salir a prestar dinero, el Gobierno tendrá que asumir una tasa más alta que la actual. En días anteriores, los interesados en proveer de recursos al GOES se han puesto estrictos.
Enlace copiado
GOES con dificultad para prestar, por altas tasas interés

GOES con dificultad para prestar, por altas tasas interés

GOES con dificultad para prestar, por altas tasas interés

GOES con dificultad para prestar, por altas tasas interés

Enlace copiado
El dinero que los inversionistas están dispuestos a prestarle al Gobierno comenzó a subir de precio. Esto puede tener dos explicaciones: uno, la imagen deteriorada del país ante la comunidad internacional; y dos, las condiciones normales en el mundo financiero hacia el fin de año. En cualquiera de los dos casos, quienes pagan préstamos más caros son los ciudadanos que pagan impuestos.

Los inversionistas prestan al Estado y esperan recibir alguna ganancia por hacerlo. Igual que los bancos, cuando aprueban préstamos para comprar casa o una tarjeta de crédito: su ganancia ya va incluida en la tasa de interés. Solo que, para el caso del Gobierno, sus tarjetas de crédito son los papeles de deuda pública, como los bonos. Entonces, también hay varios tipos de papeles de deuda.

Según Carlos Cáceres, titular del Ministerio de Hacienda (MH), los bancos ahora le están pidiendo 7.5 % de tasa de interés por una operación que antes costaba menos. “Recibí llamadas de bancos internacionales que quieren hacer operaciones hasta por 180 días, a una tasa alta de siete y medio por ciento, porque la operación es de muy corto plazo”, comentó Cáceres.

Los 180 días son seis meses. Una deuda típica que se paga en ese tiempo son las Letras del Tesoro Público (LETES), que tienen plazos de tres meses a poco menos de un año. La última vez que el MH prestó a 180 días, los inversionistas –pueden ser bancos, o cualquier corporación autorizada para hacerlo– pidieron 5.9 %, según datos que publica la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES) y son oficiales. Fue hace 39 días, el pasado 15 de noviembre. Después de esa ocasión, Hacienda ya no sacó LETES con plazos inferiores a 10 meses.

Para préstamos en el sector financiero privado, por ejemplo, las tasas de interés para empresas no llegan a 7 %, aunque son períodos de pago más amplios.

El resto de LETES ha estado al 6.5 % como ganancia para el inversionista, la misma tasa desde mitad de año. Ese 6.5 % determinará lo que abone el Gobierno a sus acreedores, igual que las cuotas mensuales de las tarjetas de crédito personales.

Pero este 7.5 % no era de una operación de LETES, sino de otro papel: los bonos. Estos se mueven en el mercado local y en el internacional. Para estos días, los bonos de pago más próximo (para 2019) tienen una tasa de interés de 5.9 % según la BVES, y su precio individual está elevado.

Uno de los motivos por los que el Gobierno está encontrando préstamos más caros es su calificación de riesgo. Las firmas Standard & Poor's y Moody's cambiaron este año su evaluación de la capacidad que tiene el Estado para cancelar sus compromisos financieros: es la calificación de riesgo. Lo han dejado en un perfil de B- y B3, respectivamente. En tanto, Fitch la matiene en B+, un nivel similar. El Estado está propenso y a punto de caer en el grupo de los malos pagadores, que están en la categoría C.

Estas tres firmas internacionales han subrayado que en El Salvador ha sido difícil hallar una manera de sanear las finanzas públicas, porque el país enfrenta una situación de alto endeudamiento, bajo crecimiento y una polarización política paralizante.

Desde la perspectiva del MH, más bien se trata de una situación típica del fin de año. El mercado está prácticamente cerrado, según Hacienda, pero el bono del país tiene buena imagen, aseguran.

Tags:

  • deuda publica
  • tasas de interes
  • deuda
  • impuestos
  • crisis fiscal
  • impago

Lee también

Comentarios