Lo más visto

GOES contra el tiempo frente a crisis fiscal

Hay amenazas de que el fisco agote su dinero en efectivo disponible. Aseguran que hay avances en la solución técnica, pero pocos en la parte política. La primera semana de octubre será determinante para este problema.
Enlace copiado
Requieren acuerdos.  Los partidos tienen la llave para que Hacienda obtenga recursos frescos y pague a sus acreedores, pague subsidios y pensiones.

Requieren acuerdos. Los partidos tienen la llave para que Hacienda obtenga recursos frescos y pague a sus acreedores, pague subsidios y pensiones.

GOES contra el tiempo frente a crisis fiscal

GOES contra el tiempo frente a crisis fiscal

Enlace copiado
Queda poco tiempo para que el Ejecutivo y la Asamblea Legislativa consigan prevenir un grave problema de dinero en las finanzas del Estado. Roberto Lorenzana, titular de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (STPP), señaló ayer que el único obstáculo para poder superar esta amenaza son los acuerdos políticos.

Carlos Cáceres, titular del Ministerio de Hacienda (MH); Lorenzana, de la STPP; y Mario Garza, del Fondo Monetario Internacional (FMI), han advertido que este año El Salvador enfrentará un problema de liquidez, es decir, problemas para tener el dinero en efectivo disponible que necesita en el momento justo que lo necesita. Las tres soluciones que ha planteado el Gobierno obligan a buscar un acuerdo político vía partidos y Asamblea Legislativa.

“Si no hay un acuerdo político, definitivamente no tiene viabilidad financiera el país”, dijo Lorenzana durante los actos del Día de la Independencia.

En octubre, el Gobierno tendrá que abonar a sus cuentas pendientes, incluida una de las más importantes y que está relacionada con el sistema de pensiones. Además, ese mes se reunirán con el FMI para buscar un acuerdo que ayude con la situación fiscal, pero la condición del FMI es que tengan los acuerdos políticos listos.

Cáceres dijo semanas atrás que el primer paso es aprobar en la Asamblea una operación de $1,200 millones en bonos, o deuda de largo plazo, para cumplir con los compromisos más urgentes. La idea también era contar con una ley de responsabilidad fiscal.

Nada de eso ha ocurrido. “Técnicamente yo no le veo problema a un acuerdo. El problema es político, de voluntad política”, lamentó ayer Lorenzana.

“Tenemos un avance significativo en materia de responsabilidad fiscal. Estamos concretando acuerdos en medidas de cómo asegurar las metas de la ley de responsabilidad fiscal, de manera que hay avances”, defendió Lorenzana. El problema, según el secretario, es que falta un “liderazgo suficientemente fuerte para tomar políticas”.

Entre agosto y septiembre, el Gobierno debe buscar cómo pagar $606.2 millones en deudas que tiene con prestamistas de todo tipo, privados e institucionales. Además de eso, debe salir adelante con sus gastos como la salud de la población, seguridad ciudadana, salarios, entre otros.

Pero de nuevo: no hay recursos propios para pagar ese total.

Los bonos por $1,200 millones, por ejemplo, estaban pensados para que pudieran pagar varias deudas por adelantado y enfrentar la carga financiera que generan las pensiones.

El permiso para poder recolectar estos $1,200 millones no prosperó en la Asamblea, pero la necesidad sigue ahí. De manera que Hacienda solicitó permiso para poder obtener al menos $105.5 millones en bonos y así pagar el subsidio a la energía de agosto y también para abonar a la deuda de pensiones. Según los decretos con fecha 8 de septiembre pasado, Hacienda pidió permiso para captar $71.5 millones y pagar los compromisos adquiridos con los Certificados de Inversión Previsional (CIP). Cuando el Gobierno toma dinero de los ahorros de los trabajadores para las pensiones de los jubilados, entrega los CIP como una promesa de pago. Pero como es dinero prestado, tiene que devolverlo con algún interés. Antes pagaba 1.5 % de interés, pero debido a un decreto legislativo aprobado en febrero de este año, el interés subió a 3.5 %. Este cambio significa $71.5 millones que el fisco, por ahora, no tiene.

Los otros $34 millones son para pagar el subsidio a la energía de agosto, aunque le corresponde a la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (más detalles en la nota secundaria).

ARENA ya adelantó que no dará votos para bonos; además, está concentrada en el cambio del COENA y volverá a la discusión hasta finales de septiembre.

Hasta el límite

Durante los próximos meses, el fisco debe abonar a la deuda de corto plazo, es decir, a la que se adquiere con las Letras del Tesoro (LETES). El saldo de las LETES, lo que está pendiente de cancelar, llegó hasta $1,011.1 millones en agosto. De esta manera, el fisco dispone de unos $340 millones más para prestar en LETES de aquí a diciembre, según la ley del presupuesto 2016. Después de eso, habrían pasado el límite legal. En septiembre han recolectado $117.6 millones. Cuando se le preguntó a Lorenzana si llegarán al techo legal, respondió que “depende: si hay aprobación de bonos, no se llega al límite”.

Tags:

  • deuda
  • crisis
  • impago
  • crisis fiscal
  • liquidez
  • acuerdos
  • fmi

Lee también

Comentarios