Ganador de elección deberá buscar soluciones a liquidez

El adelanto de las elecciones ha dejado en suspenso toda la negociación, que solo será retomada con el nuevo Gobierno.
Enlace copiado
Enlace copiado
El ganador de las elecciones generales del próximo domingo en Grecia tendrá la tarea de retomar las negociaciones con los acreedores y buscar soluciones a los problemas de liquidez que pueden darse en marzo, cuando finaliza la prórroga del segundo rescate.

La convocatoria de las elecciones anticipadas dio al traste con el calendario acordado todavía a comienzos de diciembre entre Atenas y Bruselas para una prórroga del rescate hasta finales de febrero. La prórroga debía servir para cerrar hasta esa fecha las asignaturas pendientes del programa de ajuste, como la liberalización completa de los despidos en el sector privado, la eliminación de la protección contra los desahucios de las viviendas de primera residencia y el cierre de un déficit de financiación en los presupuestos de 2015 de unos 2,000 millones de euros.

El cumplimiento de estas medidas, pactadas con la troika de acreedores (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), era requisito obligatorio para poder obtener el último tramo de la parte europea del rescate (1,800 millones de euros), que el Gobierno del conservador Andonis Samarás quería finiquitar ya en enero.

A partir de marzo estaba prevista la concesión de una línea de crédito preventiva del Mecanismo Europeo de Estabilidad para garantizar que Grecia pueda financiarse por sí sola en buenas condiciones. Se hubiera tratado de un “minirrescate”.

El adelanto de las elecciones ha dejado en suspenso toda la negociación, que solo será retomada con el nuevo Gobierno, supuestamente en los mismos términos.

Los socios de la eurozona se preparan para una posible victoria del partido izquierdista Syriza, y según destacan medios locales e internacionales, se estudia la posibilidad de conceder a Grecia una nueva prórroga de hasta seis meses para dar tiempo a la negociación.

Sin embargo, el tiempo apremia por problemas inmediatos. En marzo, Grecia deberá afrontar pagos de 5,000 millones de euros en vencimientos de créditos y bonos.

Tags:

  • Grecia
  • rescate

Lee también

Comentarios

Newsletter