Lo más visto

Más de Economía

Gobierno aún no paga subsidio a la energía eléctrica

Comercializadoras dijeron que el atraso en el pago puede impactar en las tarifas por el servicio.
Enlace copiado
Gobierno aún no paga subsidio a la energía eléctrica

Gobierno aún no paga subsidio a la energía eléctrica

Gobierno aún no paga subsidio a la energía eléctrica

Gobierno aún no paga subsidio a la energía eléctrica

Enlace copiado
Empresas comercializadoras de energía denunciaron que el Gobierno sigue sin pagar su deuda por el subsidio a las facturas de energía eléctrica de cerca de 1 millón de familias que reciben este beneficio.

Con el modelo de aplicación del subsidio, las distribuidoras hacen los descuentos a los beneficiarios, y el Gobierno paga después este dinero. Sin embargo, las distribuidoras reportan atrasos en los pagos desde julio del año pasado. De hecho, los más de $54 millones del subsidio de la segunda mitad de 2016 fueron pagados hasta este año, después de que el Gobierno colocó $650 millones en bonos en el mercado internacional.

Este año también ha habido retrasos. De enero a marzo, la deuda suma $17.6 millones, de los cuales $13.9 millones corresponden a las distribuidoras de Grupo AES (CAESS, EEO, CLESA, DEUSEM), y $3.7 millones, a DELSUR.

El jueves, las empresas comercializadoras de energía dijeron, a través de un comunicado de prensa, que los retrasos afectan a toda la cadena del sector y que pueden llegar a generar aumentos en la tarifa por el servicio.

Según las comercializadoras, la importación de energía ha llegado a suplir 25 % de la demanda del país. Al comprar energía más barata a otros países de la región, baja el costo promedio de esta y se logran reducciones en la tarifa para el consumidor final, recordaron las comercializadoras.

“A la fecha, el Gobierno adeuda a las empresas distribuidoras $17.8 millones: $7.2 millones por el subsidio al usuario final y $10.6 millones por deudas no canceladas por otras instituciones de Gobierno... Si el Gobierno continúa sin poder cancelar su deuda, la cadena de pago del sector podría romperse, afectando a todos los salvadoreños”, dice el comunicado. Agrega que al retrasar los pagos, los proveedores de energía de la región limitarían sus envíos a El Salvador, y esto encarecería la energía.

A principio de año, generadoras de Guatemala informaron que suspenderían sus exportaciones de energía a El Salvador debido a saldos pendientes sin pagar.

Según las comercializadoras, la limitación de las importaciones no solo supondría incrementos en la tarifa final, sino que también crecería el riesgo de racionamientos de energía. Añadieron que se podría llegar a un abuso del recurso hidroeléctrico, que genere una crisis en el sector, además de la mala imagen que da el hecho de que el país no cumpla sus compromisos de pago.

Sin presupuesto

En el Presupuesto General de la Nación 2017 no se incluyeron varias partidas presupuestarias que serían necesarias durante el año. Cosas como el pago a los fondos de pensión, las pensiones del IPSFA y el subsidio a la energía aparecen en el presupuesto con partidas menores a las que en realidad debieron asignarse.

En años anteriores, el subsidio a la energía ha costado alrededor de $100 millones al año, pero en el presupuesto para 2017 solo se asignaron $100 para esta partida.

Se espera, sin embargo, que el costo será menor este año porque el Gobierno ha combinado la reducción en la cantidad de hogares subsidiados con la reforma en la manera en la que se calcula dicho beneficio: antes el subsidio implicaba descuentos de $9 en promedio por cada factura, pero ahora el tope es de $4 por hogar, según su consumo.

Lee también

Comentarios