Lo más visto

Gobierno busca pacto fiscal y acuerdo con FMI

El Ministerio de Hacienda confirmó que esperan firmar un acuerdo precautorio o “stand by” con el Fondo Monetario. La condición es que haya un acuerdo fiscal para reducir el gasto y aumentar los ingresos del Estado. El FMI propone, incluso, aumentar el IVA.
Enlace copiado
Gobierno busca pacto fiscal y acuerdo con FMI

Gobierno busca pacto fiscal y acuerdo con FMI

Gobierno busca pacto fiscal y acuerdo con FMI

Gobierno busca pacto fiscal y acuerdo con FMI

Enlace copiado
El Gobierno de El Salvador buscará firmar un nuevo acuerdo precautorio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el que ya tuvo anteriormente, pero que perdió debido a reiterados incumplimientos en las metas acordadas para indicadores fiscales como el déficit de las finanzas públicas.

Un acuerdo precautorio, o “stand by”, se negocia por una cierta cantidad de dinero que no se desembolsa en el momento, sino que está lista en caso de que el país llegara a necesitarla. Además, con este tipo de acuerdos, el FMI se convierte en financista de última instancia, lo que abre puertas para conseguir créditos con otros organismos.

El Salvador tuvo un acuerdo “stand by” con el Fondo, por casi $800 millones, que se congeló en 2008 debido a que el Gobierno, encabezado entonces por Antonio Saca, incumplió las metas de déficit pactadas con el organismo. Luego de una nueva solicitud de fondos precautorios hecha en 2009, el acuerdo se “apagó” tras más incumplimientos en 2012, cuando Mauricio Funes estaba en el poder.

“Quiero expresar el interés de este Gobierno por seguir trabajando con el FMI, y nuestra anuencia a suscribir un acuerdo ‘stand by’, como el que se pidió en 2009 y que se solicitó nuevamente en 2014”, dijo el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres.

El funcionario aclaró que para lograr firmar este acuerdo se debe alcanzar primero un pacto fiscal. “Debe ser tanto por la parte del ingreso como por la del gasto, 50-50 como en las épocas salomónicas”, afirmó.

Cáceres dio estas declaraciones al principio de un foro convocado para dar a conocer las conclusiones de la consulta del capítulo IV del FMI en El Salvador, un análisis periódico que hace el Fondo a las economías de sus países miembros, y que incluye recomendaciones para mejorar la estabilidad macroeconómica de los mismos.

Al foro invitó a Mario Garza, representante del FMI en el país, a representantes del Banco Mundial y de organismos como la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES). También asistieron diputados y miembros del órgano judicial.

A los diputados presentes les dijo que, con el problema fiscal que tiene el país, la Asamblea Legislativa debe ser sus “mejores aliados y socios”. La Asamblea tiene detenida la aprobación de una emisión de $1,200 millones en bonos, que ayudaría, principalmente, a pagar la deuda interna y de corto plazo que tiene el Gobierno.

Cáceres reconoció, entre otras cosas, que el crecimiento económico del 2 % anual que mantiene el país no es suficiente, ni en términos fiscales ni de desarrollo, y que es necesario además un ajuste fiscal.

Garza afirmó que el panorama para el país es bastante complicado. “De seguir en la ruta actual la deuda llegará a más del 70 % del PIB y el déficit superará el 5 % del PIB”, apuntó el experto. Actualmente la deuda pública equivale a un 63.8 % del Producto Interno Bruto (PIB), y se espera que el déficit al cierre de 2016 sea del 3.5 % del PIB.

El FMI propone un ajuste fiscal del 3 % del PIB, es decir, conseguir unos $750 millones más para el funcionamiento del Estado. Garza aclaró que esperan que esto se logre tanto recortando gastos como aumentando impuestos.


Más IVA y predial

Según el Fondo Monetario, El Salvador tiene espacio para recortar gasto público por vías como los salarios de los empleados estatales, como por la reducción de los subsidios no focalizados.

El presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), David López Villafuerte, dijo recientemente que trabajan en la focalización del subsidio a la energía eléctrica, que le cuesta a la autónoma unos $120 millones anuales. Ayer, el secretario técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, confirmó que están pensando eliminar el subsidio para algunas sociedades anónimas, sin dar mayores detalles. “Hay 3,000 empresas sociedades anónimas que reciben subsidio”, dijo.

El Gobierno subsidia a los hogares con consumos abajo de 99 kilovatios hora al mes, y la mayoría de empresas tiene consumos superiores a este, de modo que pagan la factura completa por el servicio.

Por el lado de los ingresos para el Estado, el FMI propone que se aumente el Impuesto a la Transferencia de Bienes Muebles y a la Prestación de Servicios (IVA), para homologarlo con los niveles del resto de Centroamérica. En El Salvador el IVA es del 13 %, pero en países vecinos es del 15 %.

Además, el Fondo considera que el país debería tener un impuesto predial o a la propiedad.

Cáceres dijo que desde 2014 propusieron un impuesto a las propiedades de lujo y buscarán un impuesto a todas las propiedades a partir de 2017.

Tags:

  • acuerdo fiscal
  • pacto fiscal
  • stand-by
  • fmi
  • acuerrdo fmi
  • crisis fiscal

Lee también

Comentarios