Lo más visto

Más de Economía

Gobierno desestima la caída del país en competitividad

El Salvador cayó cuatro posiciones en el Índice de Competitividad que elabora el Foro Económico Mundial, el área peor evaluada es la inseguridad.

Enlace copiado
Gobierno desestima la caída del país en competitividad

Gobierno desestima la caída del país en competitividad

Enlace copiado

“Hay que vender la parte buena. Hay decenas de estudios”, así reaccionó el vicepresidente de la república, Óscar Ortiz, ante la caída de El Salvador en el Índice de Competitividad 2017-2018, que publicó el Foro Económico Mundial. Este reporte dejó a la economía salvadoreña en el puesto 109 de 137 países, lo que significa una caída de cuatro peldaños, ya que El Salvador ocupaba el puesto 104 en el anterior informe de 2016-2017.

La competitividad se define como “el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país”, según el Foro Económico Mundial. El índice toma en cuenta una serie de medidas, como la inseguridad, la institucionalidad, la burocracia y la corrupción.

“Hay que vender la parte buena. Hay decenas de estudios, lo más importante es lo que está pasando ahora en el país que hay un acuerdo de pensiones, así como las grandes inversiones en el sector eléctrico”. Óscar Ortiz, vicepresidente de la república

El factor más problemático para hacer negocios, de acuerdo con las encuestas que elabora el foro para hacer el índice es “crimen y delincuencia”, seguido de cerca de la corrupción y luego la ineficiencia de la burocracia del Gobierno, la inestabilidad de las políticas públicas y las tasas de impuesto.

Ortiz agregó que lo importante son las inversiones que se están dando en el país; en referencia al proyecto de energía solar que se anunció la semana pasada; así como el consenso de los diputados para el acuerdo de reforma al sistema de pensiones.

De acuerdo con el Banco Central de Reserva (BCR), en los primeros seis meses del año el país recibió $733.1 millones en inversión extranjera, pero también se perdieron $320.1 millones, que son inversionistas que sacaron su dinero del país, lo que dejó un saldo de $413 millones.

En 2016, el país solo atrajo $374 millones en inversión extranjera, el menor flujo de toda Centroamérica. Cuando países como Guatemala y Honduras han superaron los $1,000 millones, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

El Salvador también cayó 17 posiciones en el Índice de Desarrollo de Capital Humano que realiza el Foro Económico, pasó del puesto 78 al 95.

Lee también

Comentarios