Gremial defiende necesidad de ampliar infraestructura para transportar energía

La ASI explicó que el país necesita líneas más robustas porque las actuales no podrán transmitir la energía que generarán los nuevos proyectos. Insisten en que la expansión debe hacerse al menor costo posible.
Enlace copiado
Gremial defiende necesidad de ampliar infraestructura para transportar energía

Gremial defiende necesidad de ampliar infraestructura para transportar energía

Enlace copiado

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) señaló la necesidad de ampliar la capacidad de transporte de energía eléctrica, algo que más que una mejora para el sector del país es una obligación, pues de no hacerlo, en un futuro, las líneas podrían colapsar por la saturación, un problema que ya existe actualmente y que ya afecta a algunas empresas.

De acuerdo con Juan Ceavega, gerente de Energía de la ASI, el proyecto de expansión que ha presentado la Empresa Transmisora Salvadoreña (ETESAL), parte del grupo que lidera la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), es una necesidad para que se pueda inyectar la electricidad que se generará con los nuevos proyectos de energía renovable, como el parque eólico y las plantas solares, así como la generadora que funcionará con gas natural.

“No importa quien haga el proyecto, nosotros necesitamos que se haga porque nos estamos quedando atrás. ¿Qué nos preocupa a nosotros? El CNE ha hecho un buen trabajo en hacer nuevos proyectos, ha otorgado el de gas natural, el fotovoltaico, el eólico, (pero) ajá, ¿cómo se va a transportar eso? Tenemos que crecer en transmisión”, señaló Ceavega.


 “¿Qué nos preocupa a nosotros? El CNE ha hecho un buen trabajo en hacer nuevos proyectos, ha otorgado el de gas natural, el fotovoltaico, el eólico, (pero) ajá, ¿cómo se va a transportar eso? Tenemos que crecer en transmisión. 
Juan Ceavega, gerente de Energía de la ASI
 

El proyecto ha sido cuestionado por otra gremial de la empresa privada porque su costo se trasladaría a las tarifas de energía que pagan los salvadoreños. Según la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), una iniciativa cuantiosa como la expansión, que podría costar $800 millones, implica la necesidad de más ingresos para ETESAL.

Frente a eso, el presidente de CEL, David López, dijo que la iniciativa ya se había enviado a las gremiales y que hubo una respuesta favorable, por lo que consideró que el proyecto ha sido politizado. Además, que el proyecto se realizaría a lo largo de varios años.

Ceavega, por su parte, señaló que en 2013 la ASI realizó una feria industrial y que ahí expusieron al Gobierno la necesidad de ampliar la capacidad de transmisión de electricidad. El vocero de la gremial explicó que en la misma política de energía de 2009, se debió de haber incluido la ampliación.

El Salvador ha ido incrementado la capacidad de generar energía e incorporando nuevas tecnologías. A la par de esto, la demanda ha ido creciendo. Ceavega explicó que invertir en la capacidad de transmisión de energía es algo que se tendría que hacer antes para evitar problemas y para incorporar los nuevos proyectos cuando estén listos.

“Se trata de que el país ha hecho varios procesos de licitación (de energía), las líneas de transmisión están congestionadas y necesitamos crecer”, dijo Ceavega.

El vocero de la ASI afirmó que ya hay problemas por cortes de energía a causa de la saturación de las redes, que aunque duren menos de un segundo afectan al sector industrial.

Por otra parte, explicó que hay una sobrecarga en Acajutla, donde se recibe la energía que viene de Guatemala, y eso limita la cantidad que el país puede importar.

El Salvador tiene suficiente capacidad para cubrir toda su demanda, pero se compra del exterior porque el mercado funciona por costos, es decir, que se inyecta a la red la energía más barata, que puede ser hidroeléctrica, geotérmica, térmica, de biomasa, solar fotovoltaica o importada.

Ceavega agregó que hay interés por parte de Estados Unidos, en el marco de la Alianza para la Prosperidad, de invertir en el Sistema de la Integración Eléctrica de los Países de América Central (SIEPAC), que tiene su propia línea que recorre de Guatemala a Panamá. “Vamos a ver solo pasar la energía, porque no vamos a tener líneas robustas para traerla para acá”, afirmó Ceavega.

Para la gremial, lo importante, más que el costo total, es una cuestión a largo plazo, es vigilar que la expansión se realice al menor costo posible, y priorizar lo más urgente y que no se quede solo en planificación. Para eso, señalan que Grupo CEL tiene que validar los costos de los proyectos que juntos conforman la expansión de ETESAL. En esa línea, consideran que hasta la fecha CEL ha hecho un buen trabajo con lo que ya se aprobó en SIGET, la fase cero, que son las líneas entre Acajutla y Ateos, y una parte de la fase uno, que incluyó mejorar algunas subestaciones después de una reunión con las distribuidoras.

LA PRENSA GRÁFICA consultó a la superintendenta de Electricidad, Blanca Coto, sobre la expansión de ETESAL, pero la funcionaria no respondió.

Lee también

Comentarios

Newsletter