Hay más fincas que lograron certificación Rainforest A.

En El Salvador, la finca cafetalera El Ciprés ha logrado mantenerla.
Enlace copiado
Hay más  fincas que lograron certificación Rainforest A.

Hay más fincas que lograron certificación Rainforest A.

Hay más  fincas que lograron certificación Rainforest A.

Hay más fincas que lograron certificación Rainforest A.

Enlace copiado
La certificación Rainforest Alliance, que tiene casi 30 años de historia, ha logrado permear en más unidades productivas.

De acuerdo con Juan Marco Álvarez, quien fue pionero en introducir la representación de Rainforest Alliance a El Salvador, el interés en obtener la certificación ha aumentado con los años.

“De 2010 a 2015 la certificación agrícola se expandió rápidamente, cubriendo 101 diferentes cultivos en 1.2 millones de fincas y en 42 países, lo que equivale a 3.5 millones de hectáreas”, comentó Álvarez a través de su diario por internet. El experto tomó la información de un documento que la misma Rainforest Alliance elaboró. La recolección de datos se enfocó en café, cacao, té y banano, los cuatro cultivos más extendidos.

Aunque se cuenten por millones, Rainforest Alliance tiene requisitos muy estrictos y lleva controles periódicos de las unidades productivas a las que aprobó el sello de la ranita.

El Ciprés es una de las fincas en El Salvador que ha conseguido mantener la certificación. Álvarez adelantó que en 2015 la ratificaron.

Cumplir con los estándares de Rainforest Alliance trae beneficios que van más allá de la zona de cultivo. Álvarez mencionó, entre otros efectos positivos, la protección de los recursos hídricos, mejores prácticas agrícolas y la protección de ecosistemas dentro y fuera de las fincas. En resumen, ayuda a “mejorar las condiciones de los trabajadores y las comunidades vecinas, el agua, la biodiversidad y el cambio climático”, detalló Álvarez.

Tags:

  • certificacion rainforest alliance

Lee también

Comentarios

Newsletter