Hong Kong se levanta contra el “comercio paralelo” de los chinos

Ya suman tres las protestas de esta iniciativa que arrancó en 2015 y que ha provocado enfrentamientos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Hong Kong vive desde hace unas semanas una serie de protestas contra el llamado “comercio paralelo”, en el que cientos de personas, atraídas por los bajos impuestos, entran a diario en la isla desde China para comprar artículos y poder hacer reventa.

Las estanterías vacías y los precios disparados son los resultados de esta práctica, contra la que los hongkoneses ya han organizado tres campañas de protesta.

El pasado 15 de febrero, cerca de 200 manifestantes lograron que numerosas tiendas de un centro comercial de la zona suburbana de la ciudad echaran el cierre mientras pedían a los consumidores chinos que volvieran a la parte continental a hacer sus compras.

Era la tercera protesta de esta iniciativa que arrancó en 2015 y que en menos de dos meses ya ha provocado enfrentamientos con la policía, comerciantes y ciudadanos chinos en varios puntos de la ciudad.

Quienes se quejan dicen estar hartos de que cientos de personas, en su mayoría chinos, inunden a diario centros comerciales y el transporte público de Hong Kong para hacerse con productos de todo tipo con los que luego comercian en el gigante asiático.

Los “langostas”, como son llamados despectivamente en Hong Kong, trabajan de forma organizada: van en grupos de seis a ocho personas, provistos de maletas y cruzan la frontera terrestre entre Hong Kong y China varias veces al día cargadas de productos que no declaran impuestos y que luego venden en la parte continental a precios más caros.

Tags:

  • hong kong
  • comercio
  • china
  • economia
  • protesta

Lee también

Comentarios

Newsletter