“Hoy el rol del Fondo es más de supervisión”: representante del Fondo Monetario Internacional

El representante de la región destacó la relevancia de los informes anuales que elabora el organismo tras sus visitas.

Enlace copiado
Marlon Tabora Muñoz

Marlon Tabora Muñoz

Enlace copiado

Marlon Tabora Muñoz es el enlace de los países centroamericanos ante del diretorio del Fondo Monetario Internacional. Esta semana participó en la reunión anual de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se celebró en San Salvador. En su visita, adelantó pormenores de la próxima llegada de la misión del FMI al país.

¿Están valorando un nuevo acuerdo precautorio con El Salvador?

Esa es una decisión que le corresponde solo a las autoridades. Si ellos solicitan, el Fondo siempre está en la disposición de poder atender las necesidades de los países. No necesariamente a través de un programa, pero por eso la plática que se desarrolla como parte de la evaluación del artículo IV permite determinar si efectivamente las autoridades salvadoreñas están interesadas en establecer un programa. Si este fuera el caso, seguramente habrá una visita posterior de negociación; pero en este momento lo que se tiene programado es lo que se conoce como el artículo IV. El Fondo entrega una serie de recomendaciones sobre cuáles podrían ser las políticas que permitirían al país abordar la problemática que ellos quieren desarrollar.

¿El Gobierno les ha pedido ayuda para elaborar su plan de gobierno?

Generalmente el Fondo no se involucra en formulaciones de planes de Gobierno. Lo que sí hace son recomendaciones de política, basado en lo que muchas veces los gobiernos establecen como sus prioridades dentro de sus planes de gobierno. Por ejemplo, cómo mejorar la calidad del gasto público. Esa es un área que generalmente el fondo aborda y provee algún tipo de asistencia para poder complementar lo que el país tiene previsto. El caso de las APP, cómo a traer mayor inversión, cómo mejorar la calificación de riesgo del país, qué acciones de política económica se tienen qué desarrollar; ese es generalmente el tipo de diálogo que se desarrolla y que permite determinar cuáles son las necesidades del país. Pero de nuevo esto viene a solicitud de los países más que una imposición del Fondo Monetario.

El FMI moderó su recomendación de ajuste fiscal de un 3 % del PIB a un 2 %, ¿qué opinan de que este ajuste aún no se logre?

No existe una norma única que aplique a todos los países por igual, y eso es importante poderlo entender. No olvidemos que El Salvador, al igual que el resto de países de la región son países que están en vías de desarrollo y son países que requieren tener disponibilidad de recursos para poder hacerle frente a las necesidades que tiene la población. Existen diferentes formas de poderlo hacer, por un lado puede ser de los ingresos, pero por otro lado está el caso de la eficiencia en el gasto público. No hay que olvidar que la sostenibilidad del endeudamiento público también limita cuáles son las necesidades de recurso o las cantidades de recurso a los que el país puede acceder. Al final, una vez que tengamos conocimiento de cuáles son las cifras finales del cierre del año vamos a poder determinar con mayor precisión cuáles pudieran ser las acciones de política económica que se le pudieran recomendar al nuevo gobierno para tratar de cumplir con los objetivos que ellos tienen establecidos.

¿Cómo ven la trayectoria de la deuda pública en el caso salvadoreño, que ya rebasa el 70 % del PIB?

Es importante entender que en la medida en que la sostenibilidad de la deuda pública esté acorde a las necesidades del país, en esa medida la obtención de financiamiento externo sigue siendo uno de los principales mecanismos para poderle hacer frente a esas necesidades. Creo que después del "downdate" que tuvo El Salvador ha venido manejándose de una forma diferente que permite garantizar la sostenibilidad del endeudamiento público, por un lado, pero al mismo tiempo seguir accediendo a recursos especialmente de los organismos multilaterales para poder hacerle frente a las necesidades que tiene el país. Uno de los cambios más importantes que ha tenido el Fondo es que el apropiamiento de las políticas tienen que ser de las autoridades. No va a haber un programa si las autoridades no quieren. Al final lo que el Fondo espera es que las políticas vengan de las autoridades y que el rol del Fondo sea más de acompañamiento, de supervisión. Es importante entender el valor agregado de tener una relación honesta con el FMI, y eso es lo que tratamos de construir en la región. No es solo de ‘aquí vengo con la receta’; esos tiempos han pasado. Al final quienes deciden con qué profundidad quieren la relación son las autoridades.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines