INSAFORP ha invertido $447 mill en formación

Durante los últimos 28 años, la institución ha formado casi 5 millones de salvadoreños. La ASI reconoció su labor como Benefactor del año.
Enlace copiado
1 y 2  Tecnificación INSAFORP ha ido cambiando de acuerdo a las necesidades del sector productivo, sus cursos lo reflejan.

1 y 2 Tecnificación INSAFORP ha ido cambiando de acuerdo a las necesidades del sector productivo, sus cursos lo reflejan.

Enlace copiado

El Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP), fundada después de la firma de los Acuerdos de Paz, fue reconocida anoche con el premio ASI Benefactor 2021 que otorga la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), por ser un aliado estratégico en la formación del talento humano. Su presidente, Ricardo Montenegro, afirma que en 28 años han invertido $477 millones en la capacitación de casi 5 millones de personas.

Actualmente en los dos rubros de formación que manejan, inicial y continua, proveen de 640 cursos variados que "han venido cambiando de acuerdo a las necesidades del sector productivo", explicó Montenegro. "Toda la oferta formativa está basada en la demanda. Además hacemos estudios de prospectivas, que nos indican necesidades futuras, estudios departamentales y municipales para saber cuál es la necesidad formativa".

Gracias a su sistema que trabaja con aliados o terceros, INSAFORP ha podido mantener una administración eficiente, dijo Montenegro. "Con 111 empleados en 2019 que fue nuestro último año "normal" capacitamos a 340,000 personas".

Sus aliados son cerca de 300 entre los que se encuentran centros de formación, gremiales, universidades, onegés y personas particulares y a través de ellos se da la formación. Su sistema, explicó, permite dar una respuesta flexible y pronta a las diferentes necesidades tanto de las empresas como de las comunidades. "Trabajamos con las comunidades a través de onegés y de los municipios que nos cotizan", dijo.

Montenegro explicó que INSAFORP nació como una respuesta a la sociedad que luego de los Acuerdos consideró que no se habían tocado temas económicos ni sociales. El gobierno entonces realizó un foro donde había representantes del sector obrero, empleador y gobierno y de allí surgieron el Consejo Superior del Trabajo y la iniciativa del INSAFORP, que sería financiado por el sector empleador a través de la cotización por medio del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

"Nuestro consejo, compuesto por representantes del sector empleador, laboral y autónomas, ha sabido tener un permanente diálogo social y llevar la institución de manera coordinada para tener una verdadera autonomía administrativa y financiera sin injerencias de los gobiernos de turno ni partidistas", enfatizó el presidente de la autónoma.

INSAFORP se inició con los programas de formación a partir de 1995 y en 1996 inició el programa HABIL que son cursos para la población general, especialmente para jóvenes y mujeres en condiciones vulnerables.

En 1997 iniciaron una asesoría de la Cooperación Alemana con el programa de educación dual que llamaron Empresa Centro, "los muchachos van a un centro de formación y reciben la teoría y luego pasan a una pasantía empresarial, un 85 % se quedan empleados allí mismo", explicó Montenegro.

A partir de 2016 dieron inicio los cursos virtuales y desde entonces han capacitado 124,000 personas con esa modalidad con una inversión de más de $4 millones. Actualmente ofrecen modalidades mixtas para ciertos cursos. De hecho, han invertido en equipo de simuladores para los talleres de soldaduría en San Bartolo y están por adquirir simuladores para tecnificar en refrigeración y aire acondicionado.

Ricardo Montenegro informó que en el primer trimestre de 2020 habían formado a 100,000 personas pero con la pandemia llegaron a cero. Cerraron con 160,000 cursos impartidos. Para 2021 esperan completar más de 280,000 capacitaciones.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines