Incentivan la recolección de desechos electrónicos

Simán, La Curacao y Tigo han implementado campañas y estrategias para reunir este tipo de basura. El Salvador generó 30,000 toneladas de desechos electrónicos en 2014, según la Universidad de Naciones Unidas y GSMA.
Enlace copiado
voluntariado.  Otras entidades participan con colaboradores que trabajan durante las campañas de recolección.

voluntariado. Otras entidades participan con colaboradores que trabajan durante las campañas de recolección.

BENEFICIOS.  ALMACENES SIMÁN HABILITÓ CUATRO DE SUS SUCURSALES EN SEPTIEMBRE PASADO PARA QUE LAS PERSONAS INTERESADAS FUERAN A DEJAR SUS DESECHOS. EN TOTAL SE RECOLECTARON 16,000 LIBRAS QUE FUERON ENVIADAS A UNA EMPRESA RECICLADORA.

BENEFICIOS. ALMACENES SIMÁN HABILITÓ CUATRO DE SUS SUCURSALES EN SEPTIEMBRE PASADO PARA QUE LAS PERSONAS INTERESADAS FUERAN A DEJAR SUS DESECHOS. EN TOTAL SE RECOLECTARON 16,000 LIBRAS QUE FUERON ENVIADAS A UNA EMPRESA RECICLADORA.

Incentivan la recolección de  desechos electrónicos

Incentivan la recolección de desechos electrónicos

Enlace copiado
Cada año, millones de toneladas de desechos electrónicos se generan en el mundo. Según un estudio elaborado por la Universidad de Naciones Unidas, en 2014 se contabilizaron 41.8 millones de toneladas métricas de este tipo de residuos en todo el mundo, y los expertos auguran que la cifra aumentará en los próximos años, especialmente en regiones como América Latina.

El Salvador no escapa a esa tendencia global. Un reporte publicado en noviembre pasado por la GSMA y la Universidad de Naciones Unidas para América Latina indica que en 2009 se generaron 3.7 kilogramos de basura electrónica por cada habitante. Para 2014 esa cifra alcanzó los 4.8 kg y se estima que para 2018 la cantidad subirá a 5.7 kg por habitante, equivalente a 12.5 libras.

Desechos o basura electrónica es el término que se utiliza para incluir a todos los aparatos desechados, ya sean aparatos eléctricos o equipos electrónicos descartados o que todavía se pueden volver a utilizar.

Debido a los problemas derivados de esta enorme cantidad de desechos en el mundo es que diversas organizaciones buscan llamar la atención de los gobiernos para implementar políticas públicas que los regulen.

Desde hace algunos años varias empresas en El Salvador están organizando campañas para recolectar estos desechos y darles un adecuado tratamiento. Almacenes Simán, por ejemplo, programa una fecha en el año para que las personas lleven a ciertos puntos de recolección los aparatos que deciden ya no utilizar. Ricardo Sanabria, coordinador de programas de lealtad en esa empresa, comentó que la iniciativa se implementa desde 2011. Simán ha logrado reunir más de 37 toneladas de desechos con esta campaña. Solo en septiembre pasado recogieron 7.2 toneladas. “Nos interesa colaborar en este iniciativa que ayude a minimizar la contaminación y servir a otros de ejemplo. Hemos visto siempre cantidades significativas de entregas”, expresó Sanabria.

La Curacao es otra de las empresas que impulsa una iniciativa para recoger aparatos electrónicos en desuso o dañados, como parte de su responsabilidad corporativa. Con su campaña “Reciclón” han reunido 94 toneladas de desechos electrónicos para reciclaje y reutilización en toda la cadena y Grupo Unicomer. “Cada vez cobra más fuerza, mucha gente preguntaba qué tipos de desechos podían llevar”, manifestó Luis Rodríguez, gerente de cadena en La Curacao.

En 2012, la casa matriz de Tigo El Salvador le asignó la tarea de liderar un proyecto a escala global para la disposición final de sus desechos electrónicos, con especial énfasis en el material de gran tamaño que utilizan para transmitir sus señales, como baterías, transformadores, radios, cables, entre otros. Esta práctica quedó establecida como política, según relata Mauricio García, encargado de gerencia de compras de Tigo. “Desde El Salvador se lidera la adecuada disposición final para ocho países de América y seis de África, controlado, negociado y contratado desde acá ”.

Si bien se han recolectado decenas de toneladas de desechos electrónicos en el país, aún queda trabajo por hacer pues solo en 2014, El Salvador generó 30,000 toneladas, según el informe de la Universidad de Naciones Unidas y la GSMA.

Lee también

Comentarios

Newsletter