Lo más visto

Más de Economía

Incertidumbre afecta a tiendas del aeropuerto

Más de 80 empresas que arriendan locales en el aeropuerto Monseñor Romero han expresado su preocupación debido a la próxima finalización de sus contratos. CEPA todavía no les ha informado su decisión al respecto.
Enlace copiado
Incertidumbre afecta a tiendas  del aeropuerto

Incertidumbre afecta a tiendas del aeropuerto

Incertidumbre afecta a tiendas  del aeropuerto

Incertidumbre afecta a tiendas del aeropuerto

Enlace copiado
La falta de certeza sobre la continuidad de sus contratos con la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) mantiene en vilo a más de 80 empresas que arriendan locales en el Aeropuerto Internacional de El Salvador Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez (AIES-MOARG).

La mayor parte de contratos vencen el 31 de diciembre de este año y pese a que hace ya casi un año han preguntado a CEPA sobre qué camino se seguirá en este caso, afirman no haber recibido respuesta de parte de las autoridades. En mayo de 2015, un grupo de concesionarios envió una carta al gerente general de CEPA, Emérito Velásquez, con el fin de aportar ideas para la etapa de modernización y ampliación de la terminal aérea y abordar la situación de sus contratos, entre otros puntos.

En la correspondencia, la Asociación de Concesionarios de Aeropuertos y Puertos Marítimos de El Salvador (ACAPMES), que reúne a buena parte de los arrendatarios, manifestaba que habían propuesto a las anteriores administraciones de CEPA que los actuales concesionarios tuvieran la primera opción para la explotación de nuevos espacios de acuerdo al desarrollo de la terminal; asimismo, ofrecían trabajar de forma conjunta con CEPA para llevar al aeropuerto a ser una referencia en la región, y presentaron una propuesta económica por parte de las tiendas libres tradicionales para pagar por un derecho de llave “como capital de inversión en los proyectos del plan maestro de ampliación, con una participación de renta variable de acuerdo al tráfico anual de la terminal y en un plazo no menor a 10 años”, según el texto.

“Estamos dispuestos a reubicar nuestros espacios, sobre la base del plan maestro, respetando el espacio proporcional actual que cada empresa opera”, fue una de las ideas planteadas a CEPA, además de comprometerse a remodelar sus espacios de acuerdo al lineamiento arquitectónico que definiera la autónoma.

Ante la falta de respuesta a su carta y el silencio de parte de los administradores de CEPA, la gremial ha pedido, sin éxito, reunirse con la junta directiva de CEPA, máxima autoridad de la institución.

La gremial afirma que esta situación mantiene en incertidumbre a las más de 80 empresas, de quienes dependen más de 400 trabajadores. “Desde mayo hasta esta fecha no les han dicho cuándo se van a renovar los contratos”, dijo una fuente de la asociación.

Algunas de estas empresas tienen más de 20 años de operar en el aeropuerto; otras, incluso, trabajan desde que el aeropuerto principal del país era Ilopango.

En el aeropuerto Monseñor Romero hay tiendas de formato “duty free” o libre de impuestos; ventas de artesanías, boutiques, restaurantes, entre otros comercios.

El hecho de que CEPA no les haya informado sobre su política comercial ha detenido las inversiones que estas empresas tienen planificadas para renovar sus instalaciones dentro del aeropuerto. Comentaron que tampoco han recibido información sobre los planes de ampliación del aeropuerto.

Algunas de las empresas pagan por los metros cuadrados arrendados a CEPA dentro del aeropuerto, otras un porcentaje sobre los ingresos de todas las ventas que realicen, que en la actualidad es de más del 15 %. Una de las peticiones de estas empresas para CEPA es que les renueven sus contratos.

“Hacemos de su conocimiento que esta comisión aún se encuentra definiendo acciones relacionadas con la modernización y políticas comerciales que pueden tener vinculación con los contratos en mención, por lo cual si bien no se cuenta con una fecha exacta, podemos comunicar que no se proyecta asumir ninguna decisión de terminación en el primer trimestre del año 2016. Copiamos esta nota a otras operadoras de tiendas libres, a fin de que tengan conocimiento de este hecho para efectos pertinentes”, fue la respuesta que dio el presidente de CEPA, Nelson Vanegas, en julio de 2015 a una de las empresas que opera en el aeropuerto.

En relación con su propuesta de prórroga de los contratos con nuevas condiciones económicas acordadas entre las partes, se hace de su conocimiento que oportunamente será analizado por esta comisión y su junta directiva la vía a seguir”, concluyó en la nota Vanegas.

Estudios recibidos

La CEPA recibió en 2013 la propuesta de política comercial de parte de la firma INECO de España. En ese momento se dijo que esta se complementaría con el estudio del plan maestro que estaba en marcha, y el cual se presentó a finales de ese mismo año. Empero durante los dos últimos años CEPA no ha comunicado cómo procederá en este tema. Vanegas ha declarado a la prensa que se han hecho modificaciones al plan maestro, pero sin profundizar en los detalles. Lo que se conoce es que se construirán cuatro salas de espera para pasajeros y cuatro estaciones para aeronaves, y que se esperan ofertas de diseño para una nueva terminal de pasajeros.

El aeropuerto recibe en la actualidad más de dos millones de pasajeros. Por ser el centro de conexiones de la aerolínea Avianca en Centroamérica, la mayoría de pasajeros hacen su conexión en las instalaciones. El plan maestro de ampliación debió haberse iniciado en 2014 y ser concluido, si la demanda lo permite, en 2032.

Lee también

Comentarios