Lo más visto

Más de Economía

Incertidumbre entre los pequeños y medianos empresarios por emergencia covid-19

La ampliación de la cuarentena por 15 días más anunciada por el Gobierno preocupa a pequeños empresarios que han paralizado sus actividades desde finales de marzo.

Enlace copiado
Mario Cáceres, empresario de Almacén Lollipop

Mario Cáceres, empresario de Almacén Lollipop

Enlace copiado

Marzo fue un mes complicado para las pequeñas empresas. Algunas, comenzaron a observar durante la segunda quincena un descenso en sus ventas. Las empresas que han tenido que cerrar completamente sus operaciones tratan de sortear la crisis generada por el covid-19.

"Desde que comenzó el rumor de que iba a ver coronavirus, ya la gente salía a comprar menos. Y ya con la cuarentena hubo que cerrar", relata Mario Cáceres, empresario a cargo de Almacén Lollipop, en la ciudad de Sonsonate.

En su tienda se venden teléfonos, accesorios para computadoras, electrodomésticos, y regalos para toda ocasión. Esta tuvo que cerrar el 20 de marzo, cuando recién había recibido nueva mercadería.

"Han existido momentos difíciles, pero no como ahora: sin vender nada y estar pagando alquiler, pagarle a los empleados porque el Seguro no va a responder, impuestos municipales, el IVA, la declaración de renta que ya toca este mes", enumeró Cáceres sobre sus obligaciones.

La ampliación de la cuarentena por 15 días más le genera más incertidumbre. "(Abril) lo veo bien incierto. Así están bastantes negocios, la mayoría... como de lo que se vive se come. Se va a cerrar a cero, sin ningún tipo de ingresos, solo gastos. Eso nos va a llevar a la deriva a los que no podemos sostener los negocios", vaticina el micro empresario.

Una opción que evalúa es devolver mercadería. Este empresario espera que se cree alguna línea de crédito para acceder a fondos y pagar alquiler, salarios y mercadería. En sus 30 años de operación no había experimentado una situación tan difícil, puesto que nunca había cerrado su local.

"Si se llegara a los tres meses, lo mejor va a ser cerrar, yo creo que por ahí andará la cosa", lamenta Cáceres. En su negocio emplea a tres personas.

Néstor Campos es un empresario del rubro del calzado que ha paralizado su actividad desde que inició la cuarenta en Santa Ana. En su taller trabajan cinco personas y en la tienda de su esposa laboran otras tres. Dice estar preocupado pues debe pagar $1,000 de alquiles, seguridad, los impuestos de la alcaldía, e impuestos como el IVA y el pago a cuenta, entre otros gastos.

"Por lo general, lo que fabrico lo doy fiado, se lo vendo a empresas, pues al final nadie nos pagó los últimos 15 días, todo mundo dijo que no iba a pagar porque se pusieron remal las ventas. Nos quedamos con los brazos cruzados", explicó Campos.

Al empresario le tocó guardar casi 200 pares de zapatos y materia prima, la que compró en cantidades en previsión de lo que estaba pasando en China, sin sospechar que la enfermedad iba a provocar una cuarentena también en El Salvador.

"Lo que tiene que hacer el Gobierno después de esto es cambiar las reglas del juego para ayudarnos a la micro y pequeña empresa", sugiere.

Su sector, cuenta, se ve impactado por el ingreso de zapato de China. "La incertidumbre es grande, cuando esto pase las ventas van a quedar malas y no sé si vamos a poder subsistir", lamentó.

El empresario pide mayor participación de las mypes en las licitaciones del Estado y pagar sin demoras. También considera que el Gobierno debe de evaluar el reinicio de actividades de empresas pequeñas, ya que estas operan con pocos empleados.

Una encuesta reciente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (CAMARASAL) indica que el 85 % ha percibido una baja de sus ingresos.

Tags:

  • Mype
  • empresarios
  • incertidumbre

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines