Inflación de China sube al 3.2%

IPC se acerca al máximo del 3.5% establecido por el Gobierno chino para 2013.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Índice de Precios al Consumo chino, el principal indicador de la inflación, creció un 3.2% interanual en febrero, su mayor subida en 10 meses, y se acerca al máximo del 3.5% establecido por el Gobierno chino para 2013.

La Oficina Nacional de Estadísticas justificó el repunte en el aumento de los precios de los alimentos durante las vacaciones del Año Nuevo chino de enero (un 6% en contraste con el mismo mes de 2012), cuando crece sustancialmente la demanda.

No obstante, subrayó que es “improbable que esta tendencia continúe”, debido a que el efecto de las vacaciones es perecedero y a que la llegada del buen tiempo ayudará a mejorar los suministros.

La cifra está ligeramente por encima de lo que habían pronosticado tanto algunas instituciones nacionales (entre ellas el Banco Central chino) como los expertos, que vaticinaban que rondaría el 3%.

De continuar la tendencia alcista, podría alcanzar el máximo del 3.5% anual fijado por el Gobierno para 2013, inferior al 4% que marcó para el pasado año. En 2012, el IPC chino creció un 2.6%.

El primer ministro saliente, Wen Jiabao, ya alertó el martes, durante su discurso de despedida en el marco de la Asamblea Nacional Popular (que se celebra hasta el día 17 en Pekín), de los problemas a los que se enfrenta la economía del gigante asiático.

“China todavía se encuentra bajo una considerable presión inflacionaria este año”, aseguró Wen iabao.

Algunos analistas achacan el aumento de la inflación a la débil política monetaria que China ha llevado a cabo para impulsar el crecimiento y el consumo durante la época de las vacaciones del Año Nuevo, así como a las inyecciones de liquidez que el Gobierno realizó a lo largo de 2012, cuyos efectos se dejan notar meses después.

Lee también

Comentarios

Newsletter