Lo más visto

Informe de la firma mundial Standard & Poor's baja calificación y sube riesgo de la deuda del país

La próxima vez que el Gobierno salga a pedir dinero prestado, tendrá que pagar una tasa más alta, pues su perfil de pagador está deteriorado. Los analistas plantean que falta ejecutar acciones para sanear al fisco.
Enlace copiado
Informe de la firma mundial Standard & Poor's  baja calificación y sube riesgo de la deuda del país

Informe de la firma mundial Standard & Poor's baja calificación y sube riesgo de la deuda del país

Informe de la firma mundial Standard & Poor's  baja calificación y sube riesgo de la deuda del país

Informe de la firma mundial Standard & Poor's baja calificación y sube riesgo de la deuda del país

Enlace copiado
La solución para una crisis fiscal en el Gobierno comienza a complicarse. Ahora que los diputados aprobaron un nuevo permiso para pedir dinero prestado a los inversionistas –por lo menos $550 millones–, es muy probable que el Estado salvadoreño lo pague más caro de lo que tenían previsto las autoridades.

La firma internacional Standard & Poor's (S&P) bajó la calificación de la deuda del Estado salvadoreño de B a B- con altas posibilidades de que siga bajando en los siguientes meses.

Esto significa que, en comparación con otros países que tienen condiciones económicas parecidas, El Salvador tiene más problemas para poder pagar todos sus compromisos.

Así que desde el análisis de S&P, la deuda salvadoreña es más riesgosa que la de otros países similares. Los bonos son un ejemplo de los instrumentos que ocupa el Gobierno para salir al mercado de inversionistas y que le puedan facilitar financiamiento.

La primera consecuencia para el país es que este financiamiento será más caro, advirtieron los analistas consultados.

Los motivos

“La baja de las calificaciones refleja la continua erosión del perfil fiscal y de deuda de El Salvador, lo que incrementa las incertidumbres con respecto a su acceso a liquidez adecuada para cubrir sus requerimientos de fondeo en 2017 y 2018”, indicó Fitch en su informe.

Las acciones que han tomado los actores políticos para buscar una salida a la crisis de las finanzas públicas facilitarán la búsqueda de fondos, según S&P.

Las aprobaciones en la Asamblea Legislativa para poder salir con más bonos y otro tipo de crédito solucionarán el problema del más corto plazo, señaló la calificadora. Pero para el próximo año todavía hay incertidumbre. “No ha existido consenso en el congreso (en la Asamblea) para aprobar una futura emisión de deuda que sería necesaria para financiar el presupuesto fiscal de 2017”, continuó el informe.

Bajar hasta un B- deja al Estado salvadoreño a un paso del siguiente nivel de calificación, en la serie C. Aquí están los perfiles más deteriorados y riesgosos. Es igual que con los bancos y los préstamos personales: los clientes de perfil C pagan los intereses más caros y no siempre les prestan todo lo que solicitan.

Consecuencias inmediatas

Según los analistas, la baja en la calificación del país complica la situación porque encarecerá la emisión de los $550 millones en bonos que fueron acordados por los partidos políticos.

“Solo con la reducción de la calificación se encarece el dinero, pero además, en un ambiente de tasas de interés que pueden ir hacia el alza en el futuro cercano, es doblemente fuerte el impacto”, explicó Luis Membreño, analista y consultor.

El efecto que causó la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos ha provocado temor en varios grupos de inversionistas. Las tasas de interés que cobran por prestar a los países o a otros agentes podría subir un medio punto porcentual por el efecto Trump, según Membreño.

“Ya la deuda de El Salvador es más que chatarra. Eso significa que hay que pagar tasas de interés más altas y con la deuda que tenemos ahora eso significa que van a haber menos escuelas, menos unidades de salud, etcétera”, agregó el analista Enrique Hinds. Esto sucede porque el Gobierno estará tan ocupado pagando deuda que no tendrá dinero para invertir en el sector social.

Aunque ya fue posible llegar a un acuerdo fiscal con los agentes políticos, los analistas advirtieron que el Gobierno no ha especificado qué medidas llevará a cabo para reducir el desequilibrio fiscal.

Por su parte, Claudio de Rosa detalló que el país debe presentar un conjunto de medidas para corregir el rumbo fiscal. Estas medidas se tendrían que haber presentado al Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar a un acuerdo de préstamo.

Remontar en la calificación es difícil, según los economistas. “Aunque se anuncien medidas, no nos van a cambiar la calificación en 24 horas, porque primero quieren ver si se cumplen, porque todo el mundo tiene altas dudas de la capacidad de cumplimiento que tiene este Gobierno”, dijo De Rosa.

Por su parte, Membreño aseveró: “Si no se resuelven los temas, podríamos llegar a una C, porque estamos en una categoría cercana y con perspectiva negativa, lo que implica que se vuelve más difícil colocar los títulos”.

Tags:

  • deuda
  • deuda soberana
  • deuda publica
  • crisis fiscal
  • calificacion de riesgo

Lee también

Comentarios