Inglés: un problema para los más pequeños

Falta de financiamiento y barreras tecnológicas son otros de los inconvenientes.
Enlace copiado
Enlace copiado
La barrera del idioma pocas veces se considera dentro de un proceso de exportación; sin embargo esto es un obstáculo, principalmente para pequeñas empresas que desean exportar, ya que a menudo llega a bloquear sus intenciones de internacionalizarse.

“El inglés es un problema, y de verdad que lo es. Cuando están tratando de venderle a clientes de Estados Unidos, Europa u otra región, tienen que hacer toda la terminología y papelería en inglés, el negocio es inglés, y sí es problema”, dijo Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de Corporación de Exportadores de El Salvador (COEXPORT).

Cuéllar dijo que es necesario que las empresas inviertan en capacitación o en personal bilingüe, ya que ayudaría a facilitar el manejo del negocio, en especial al momento de realizar negociaciones con sus clientes.

Otro problema que a menudo enfrentan las pequeñas empresas es la falta de financiamiento para producir, ya que, según la directora de COEXPORT, en algunas ocasiones han logrado obtener grandes pedidos, pero por la falta de financiamiento para compra de materia prima no han sacado adelante la solicitud hecha por el cliente, relegándose a manejar pequeños pedidos.

Logística y transporte es algo que por lo general eleva los costos de los pequeños exportadores, y en gran parte es por la falta de experiencia en envíos al exterior, explicó.

“Algunas veces no tienen el conocimiento de que vía de transporte es la mejor… se van a cotizar la más común y cuando hacen números les sale supercaro”, señaló Cuéllar.

A juicio de Cuéllar, los pequeños empresarios que tienen deseos de exportar deben también superar una barrera tecnológica que les permita tener la inmediatez de comunicación con sus clientes.

Tags:

  • exportaciones
  • empresas
  • COEXPORT
  • comercio
  • barrreras

Lee también

Comentarios

Newsletter