Inician proceso sancionatorio contra G&T El Salvador por incumplir leyes antilavado

La institución desglosó seis infracciones que cometió G&T Continental El Salvador, entre 2014 y 2015. Entre estos, cuestionó que el banco carecía de un sistema de monitoreo propio para analizar las transacciones inusuales o sospechosas de sus clientes.
Enlace copiado
Inician proceso sancionatorio contra G&T El Salvador por incumplir leyes antilavado

Inician proceso sancionatorio contra G&T El Salvador por incumplir leyes antilavado

Inician proceso sancionatorio contra G&T El Salvador por incumplir leyes antilavado

Inician proceso sancionatorio contra G&T El Salvador por incumplir leyes antilavado

Enlace copiado
La Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) informó este lunes que inició un proceso sancionatorio contra el Banco G&T Continental en El Salvador por presuntos incumplimientos a la Ley contra el Lavado de Dinero y Activos y normativa relacionada.

El supervisor salvadoreño otorgó 10 días hábiles de plazo, contando desde este lunes 7 de agosto, para que los miembros de la junta directiva se presenten para hacer uso de los derechos de defensa que tienen por ley, según publicó la SSF en un rotativo.

Además, emplazó al guatemalteco Flavio Montenegro, ex presidente de la junta directiva de G&T Continental El Salvador, y también ex gerente general de Banco G&T Continental Guatemala, país donde opera la casa matriz.

Montenegro renunció a G&T Continental el 8 de junio del año pasado y desde agosto del mismo año se encuentra en detención domiciliar en el país vecino. El exbanquero está entre los procesados por el caso Cooptación del Estado, que incluye delitos como financiamiento electoral ilícito, lavado de dinero y falsedad ideológica.

El supervisor salvadoreño instruyó de oficio el procedimiento sancionatorio contra Banco G&T Continental en El Salvador, así como al Oficial de Cumplimiento, Héctor Panameño, y al Gerente de Auditoría Interna, Óscar René Valle.

También emprendió el proceso sancionatorio contra los miembros de la junta directiva 2014-2016: Flavio Montenegro, Nelson Millian Cruz, José Adolfo Torres, Antonio Alberto Martínez, José Roberto Ortega, Gerardo Valiente, Ruy Cesar Virgilio Antonio Miranda González, José Federico Linares, Francisco Antonio Villela, Juan Francisco Sosa y Silvia Lorena Rubio.

La institución desglosó seis infracciones que cometió G&T Continental El Salvador, entre 2014 y 2015. Entre estos, cuestionó que el banco carecía de un sistema de monitoreo propio para analizar las transacciones inusuales o sospechosas de sus clientes.

El sistema informático del banco salvadoreño dependía de su casa matriz en Guatemala, pero este solamente comenzó a reportar transacciones sospechosas después de que la SSF le notificó que realizaría una verificación.

Por ser G&T Continental Guatemala una entidad jurídica diferente a G&T Continental El Salvador, la SSF consideró que el banco salvadoreño violó el Artículo 232 de la Ley de Bancos, al darle acceso a información sensible de sus clientes.

Dicho artículo establece que “los depósitos y captaciones que reciben los bancos están sujetas a secreto, podrá proporcionarse informaciones sobre esas operaciones sólo a su titular, a la persona que lo represente legalmente a la Dirección General de Impuestos Internos cuando lo quiera en procesos de fiscalización”.

Según la investigación, entre abril de 2014 y agosto de 2015 el banco movió unos $4,260.8 millones en operaciones de transferencias electrónicas, regionales y operaciones de depósitos, tales como: remesas, pago de cheques y retiros, entre otros. En todas estas, G&T Continental El Salvador incumplió con su obligación de darle seguimiento automático ante el riesgo de lavado de dinero y activos.

Hasta junio, G&T Continental El Salvador tenía activos de $632.6 millones y una cartera de préstamos de $423.4 millones. Asimismo, reportó un patrimonio de $56 millones.

La institución financiera recibió una calificación de riesgo de largo plazo EAA- (slv), con una perspectiva estable, por parte de Fitch Ratings.

En su último reporte de abril, Fitch destacó que las calificaciones del banco salvadoreño se fundamentan en el fuerte soporte que tiene de su accionista principal, Banco G&T Continental de Guatemala, en caso de requerirlo. La casa matriz tiene una clasificación internacional de BB, con perspectiva estable.
 
Rolando Martínez, director jefe de Instituciones Financieras de Centroamérica de Fitch Ratings, considera que todavía es muy pronto para anticipar el rumbo del proceso, puesto que el banco puede presentar pruebas de descargo.

“Dentro de los procesos de auditoría y supervisión que realiza la Superintendencia es normal que identifique aspectos de mejora en los que los bancos deben hacer cambios y eso estamos viendo”, apuntó Martínez.

Se trata de un proceso relacionado con la operatividad del banco. En la medida que no afecte su desempeño financiero, no afectaría sus calificaciones de riesgo.

“Las calificaciones de G&T El Salvador están fundamentadas en el soporte que recibiría de Guatemala, de hecho esa integración es uno de los aspectos que muestra este proceso”, valoró el representante de Fitch Ratings.

Por otro lado, fuentes del sector financiero, que prefirieron la reserva de su nombre, consideraron que el caso puede tener un efecto negativo en la reputación del banco, puesto que cuestiona la eficacia de sus sistemas de control.

Asimismo, la SSF promueve la sanción de G&T Continental El Salvador como entidad jurídica y contra las personas implicadas.

Según la Ley de Supervisión y Regulación del Sistema Financiero, la SSF está facultada para imponer sanciones, que van desde amonestaciones escritas, multas, inhabilidades, suspensiones hasta la cancelación del registro o revocatoria de la autorización, dependiendo de la gravedad del año, duración de la infracción y reincidencia.

Una vez iniciado el proceso sancionatorio, el infractor tiene 10 días para presentar pruebas de descargo. Si niega las acusaciones, se abre una etapa para la aportación de pruebas; si las acepta, se omite esa fase y se pronuncia la resolución final.

En caso de inconformidad con la resolución de la SSF, el sujeto denunciado puede acudir al Comité de Apelaciones del Sistema Financiero. Como último recurso le queda la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia.

Hasta el cierre de esta nota, el banco G&T de El Salvador no había dado atendido nuestra solicitud para entrevista, ya que su gerente general Silvia Lorena Rubio estaba en una reunión.




 

Tags:

  • Ley contra el Lavado de Dinero y Activos
  • Banco G&T Continental
  • SSF
  • Superintendencia del Sistema Financiero

Lee también

Comentarios

Newsletter