Iniciativas para el reciclaje condujeron a ganar en eficiencia

Mañana se celebrará el Día Mundial del Reciclaje. Las empresas en El Salvador han acumulado experiencia en reutilizar los productos que distribuyen y, eventualmente, logran bajar costos y ayudar a su sostenibilidad.
Enlace copiado
Iniciativas para el reciclaje condujeron a ganar en eficiencia

Iniciativas para el reciclaje condujeron a ganar en eficiencia

Iniciativas para el reciclaje condujeron a ganar en eficiencia

Iniciativas para el reciclaje condujeron a ganar en eficiencia

Enlace copiado
Las prácticas para tomar los desechos y darles un nuevo uso, con el propósito de prevenir un daño medioambiental, han dejado resultados concretos para las comunidades y las empresas que toman la decisión de reciclar.

Los materiales aptos para reciclar son papel, cartón, plástico y diferentes metales como el aluminio. Sin embargo, no solo se trata de lavar y volver a guardar: para que sea un proceso efectivo hace falta organización y contar con la infraestructura adecuada.

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró al 17 de mayo Día Mundial del Reciclaje, para extender la práctica a más grupos y hogares.

Empresas como Industrias La Constancia (ILC) y Alas Doradas tienen procesos consolidados de reciclaje que les han traído diversos reconocimientos y, desde luego, un entorno más saludable.

Experiencias locales

En 2008, ILC elaboró una propuesta para comenzar a reciclar las etiquetas de las marcas de cervezas que distribuye. En 2010 comenzaron con la ejecución.

Según la información provista por la Fundación Empresarial de Acción Social (FUNDEMAS), La Constancia logró “reciclar el 100 % de las etiquetas que salen del proceso productivo, obteniendo un ahorro de más de $10,000 al año, mientras que la empresa que recibe la etiqueta usada se beneficia del uso de materias primas de segunda (etiqueta) y por lo tanto reduce sus costos de producción”.

El proceso que ha elegido esta empresa, ubicada en el corazón de la zona oriental del Gran San Salvador, requirió una investigación de las opciones para la etapa específica del reciclaje y también de un estudio de factibilidad.

Además, también cuentan con el apoyo de dos entidades más, como la empresa recicladora Hispalia –que transporta y procesa el material– y de la cooperativa El Colmenar, con la fase logística.

La información que maneja FUNDEMAS agrega: “A nivel ambiental se ha logrado la reducción de desechos enviados a relleno sanitario (16 toneladas al mes) y el impacto ambiental de la etiqueta de cerveza se ha revertido de ser negativo (visto como basura común) a positivo cuando es utilizado como un material de papelería”. Incluso han “salvado” unos 3,200 árboles de convertirse en papel para etiqueta.

Mientras tanto, Alas Doradas es una empresa dedicada por completo a la reutilización productiva de los materiales. “Desde 2003, Alas Doradas se convirtió en el primero en Centroamérica al usar solamente papel reciclado como materia prima de su producción”, indicó la empresa.

Alas Doradas llama a sus materiales “fibra secundaria”, porque la fibra original es la virgen, es decir, la que producen a partir de los árboles directamente. Pero la empresa también ha desarrollado un método para “reducción de agua fresca para manufactura y optimización de la energía utilizada”, indicó la compañía.

La empresa trabaja con el volumen equivalente a 200 contenedores, que de otra manera, serían basura y contaminación. Por otro lado, estiman que con esta decisión de usar fibras secundarias han podido salvar unos 700,000 árboles que logran mantenerse en pie. Además, en su planta industrial ocupan iluminación con tecnología led y combustible de generación limpia para secar el papel, detalló la empresa.

Alas Doradas es la única empresa centroamericana que compite en la industria del papel para uso del hogar.

Tags:

  • la constancia
  • ilc
  • fundemas
  • reciclaje
  • alas doradas
  • unesco

Lee también

Comentarios

Newsletter