Lo más visto

Más de Economía

Innovación y tecnología en los cultivos de caña de azúcar de El Salvador

La innovación y la tecnología en la agroindustria azucarera de El Salvador se ven reflejadas en sus incrementos de productividad tanto agrícola como industrial.
Enlace copiado
Innovación y tecnología en los cultivos de caña de azúcar de El Salvador

Innovación y tecnología en los cultivos de caña de azúcar de El Salvador

Innovación y tecnología en los cultivos de caña de azúcar de El Salvador

Innovación y tecnología en los cultivos de caña de azúcar de El Salvador

Enlace copiado
La inversión por parte de los productores de caña de azúcar se manifiesta en el incremento de la producción de azúcar por área caña cultivada.

Uno de los principales ejemplos de innovación y aplicación de tecnología se da en las labores productivas en campo que inician con la preparación de tierras, para lo cual se utilizan distintos tipos de maquinaria y técnicas agronómicas como distanciamientos de siembra según la variedad, el método de cosecha y de riego si dispone de este. También se adecúa la preparación del suelo con prácticas de nivelación o métodos de drenajes.

Cuando se toma la decisión de establecer un cultivo, existe una cantidad de variables a tomar en cuenta, una de las más importante es la variedad a sembrar. Esta debe cumplir condiciones de adaptación al tipo de suelo, resistencia a plagas y enfermedades, y finalmente capacidad productiva, tanto en rendimiento de campo como industrial. En estos casos la tecnología se encuentra a la vanguardia, llegando hasta la producción de plántulas en laboratorio –semilla de caña de azúcar producida por especialistas– que garantizan la pureza varietal y la seguridad de que la plántula que se utilizará en el campo esté libre de enfermedades.

En el caso de la fertilización, los avances tecnológicos han permitido que las prácticas cambien y se realicen análisis de suelos y requerimientos del cultivo, los cuales son atendidos con formulaciones de fertilizantes hechas específicamente para cada caso.

Para el control de plagas y enfermedades, las innovaciones tecnológicas incluyen el mejoramiento varietal para resistencia a patógenos e insectos; el uso de agentes naturales y trampas para insectos o roedores; incluso se han incorporado prácticas de control químico, realizando un muestreo previo del nivel de infestación en el cultivo. Estas acciones se realizan con el fin de utilizar la menor cantidad de químicos posibles, cuidando la calidad del suelo y protegiendo el medio ambiente.

Además, cuando se utilizan agroquímicos, se aplican aquellos que están autorizados por el Ministerio de Agricultura y Ganadería específicamente para caña de azúcar, siguiendo las recomendaciones del fabricante en relación con el uso de las medidas y el equipo de protección personal, integrando de esta forma prácticas de salud y seguridad ocupacional en los cultivos de caña de azúcar.

Finalmente, para la cosecha, que incluye el corte, alza y transporte, se utilizan métodos de muestreos para determinar el momento óptimo de corte y elegir el método de cosecha, entre manual y mecánico. Además, para la temporada de cosecha se va ampliando cada vez más la cosecha en verde que evita la quema del cultivo antes de las labores de corte.

Para estos procesos que se realizan durante todo el ciclo de cultivo y cosecha de caña de azúcar, los productores son asesorados y orientados por los técnicos agrícolas de los ingenios azucareros, que ayudan al productor con recomendaciones técnicas.

La eficiencia lograda por los productores es resultado de las inversiones y mejoras continuas en tecnologías e innovación que el sector productivo realiza año con año para mejorar los estándares de producción y lograr una mayor productividad, aun cuando el área de terreno del cual se dispone sea reducida.

Lee también

Comentarios