Inversor canadiense recupera una patente

Según el abogado, los propietarios de canopys que operan en el país deberán solicitar autorización al titular de la patente.
Enlace copiado
Enlace copiado
El canadiense Darren Hreniuk anunció hoy que ganó una batalla legal para recuperar la patente en Costa Rica por la invención del canopy, una popular atracción de turismo de aventura que consiste en viajar entre las copas de los árboles a través de un cable.

El abogado Jorge Marín, representante del canadiense, dijo que la resolución de un Tribunal de Casación le devolvió la patente a Hreniuk sobre el “Canopy Tour” y con ello el derecho de explotación de esa actividad que, asegura, fue inventada por él en 1990 en el bosque nuboso de Monteverde, en el occidente de Costa Rica.

En octubre de 1998 el Registro de la Propiedad Industrial le concedió al empresario canadiense la patente de invención del canopy por un plazo de 20 años, pero gestiones de terceras personas fueron acogidas por el Tribunal Contencioso Administrativo, que en 2004 le retiró los derechos sobre la actividad.

“Se acreditó sobradamente dentro del expediente judicial que se cumplieron los requisitos de novedad, nivel inventivo y aplicación industrial necesarios para el otorgamiento de la patente. La cancelación ilegal de la patente impidió que el inventor pudiera explotar con exclusividad los canopys construidos por él, o que pudiera cobrar a canopys autorizados”, dijo el abogado Marín en un comunicado.

Lee también

Comentarios

Newsletter