Lo más visto

Más de Economía

JICA: canal del puerto de La Unión deberá ser redragado por azolve

El estudio que la agencia entregó a CEPA en 2014 determinó que el canal se azolvó casi a su elevación original. Los expertos japoneses recomendaron además programar dragados de mantenimiento cada cierto tiempo.
Enlace copiado
Enlace copiado
El canal que da acceso al puerto de La Unión Centroamericana se ha azolvado “casi a su elevación original” y tendrá que ser dragado de nuevo, según determinó el estudio que elaboró la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) y cuyo informe final fue entregado a la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) en junio de 2014.

El costo de este redragado y el posterior mantenimiento es millonario, de acuerdo con los modelos elaborados por los expertos japoneses. “El paso entero se ha azolvado casi a la elevación original y no se ha mantenido la profundidad lograda del último dragado”, indica una de las conclusiones del estudio que fue trabajado por ECOH Corporation, con sede en Japón. El canal del puerto unionense fue dragado a -14 metros (m) con la idea de atraer a buques de gran tamaño. Cuando la obra estaba en la etapa final de su construcción se encontró “un alto grado de azolvamiento en los canales interno y externo, y la dársena”.

“La sedimentación en el canal es resultado del movimiento de limo y arcilla, mientras que la arena fina se queda en su posición original”, dice un fragmento del reporte. La capa de lodo fluido tiene un espesor de 0.5 m en el canal externo y de 1 m en el canal interno.

ECOH realizó mediciones batimétricas en febrero de 2011, agosto de ese mismo año, en enero de 2012, y un estudio de campo en 2013. Con las muestras recabadas determinó que la dársena, el canal interno y el canal externo necesitan ser redragados primero. La profundidad media del canal interior oscilaba en 2014 entre -10 y -11 m, y en el tramo menos profundo -7.3 m. En el canal externo se encontró una profundidad de -10 m en un tramo. “Estos datos sugieren que el canal interior ha sido prácticamente cubierto hasta llegar a una altura original del fondo marino, lo que indica que la sedimentación en el canal es grave”, dice el documento.

Con base en los datos batimétricos obtenidos, los expertos elaboraron varias alternativas para estimar los volúmenes a dragar y sus costos para CEPA. En cuanto al redragado, se hizo un cálculo tomando en cuenta el volumen del material a remover. El costo incluye el traslado de la draga desde Europa y el costo ida y vuelta por las inspecciones periódicas.

Redragar a una profundidad de -10 m implicaría remover 1.6 millones de m³ y pagar $17.6 millones. Llevar la profundidad a -12 m costaría $35 millones (4.8 millones de m³). En caso que se quiera llegar a los -14 m el costo sería de $68.3 millones y el material a limpiar 10.5 millones de m³. Para el dragado de mantenimiento, los especialistas propusieron dos modelos. En el modelo exponencial, un mantenimiento cada 12 meses para una profundidad de -10 m costaría $6.1 millones contratando a una empresa y $5 millones con draga propia. Un mantenimiento a -12 m costaría $25.6 millones contratando a un tercero y $19 millones con draga propia. Dragar cada 12 meses considerando una profundidad de -14 m costaría $53.1 millones bajo este modelo. Bajo el modelo lineal, dragar en función de -10 m costaría $10.3 millones con una draga particular y $7.5 millones con draga propia. A -14 m costaría $37.7 millones con un contrato y $32.5 millones con una draga de CEPA.

El cálculo con draga propia no incluye una serie de costos indirectos para la autónoma. El JICA recomendó a CEPA mantener la profundidad del canal entre -12 y -13 m. Una segunda opción sería hacer un redragado a -10 m con una draga contratada y un segundo dragado para una profundidad de -13 m. Los plazos sugeridos para dar mantenimiento al canal son de tres, cuatro, seis y 12 meses.

El azolve del canal fue uno de los temas que causó incertidumbre entre las empresas que se precalificaron para licitar por el puerto. En la ley de concesión quedó establecido que el Estado se haría cargo del costo del dragado. CEPA manejó que para comenzar a dragar necesitaba al menos $15 millones. En febrero, el presidente de CEPA, Nelson Vanegas, dijo que por medio de un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente de Cuba se haría un “estudio de sedimentación del puerto”. “Vamos a tener un estudio de sedimentación que nos va a permitir establecer cuánto es el costo de mantenimiento que debe de tener el canal de acceso”.
 

Lee también

Comentarios