Lo más visto

Más de Economía

La SC impone multa de $147,000 a arroceras

La superintendencia determinó que socias de ASALBAR acordaron fijar un mismo precio, lo que está prohibido por Ley de Competencia.
Enlace copiado
La SC impone multa de $147,000 a arroceras

La SC impone multa de $147,000 a arroceras

Enlace copiado
El consejo directivo de la Superintendencia de Competencia (SC) sancionó con $147,960 a 12 empresas arroceras del país por fijar precios en los servicios relacionados con el procesamiento del arroz, según informó la institución ayer por medio de un comunicado.

Según determinó el consejo de la SC, los 12 beneficios de arroz infringieron el literal A del artículo 25 de la Ley de Competencia “al haber configurado un acuerdo anticompetitivo para la fijación de precios de los servicios de secado y trilla de arroz”. Ambos son procesos necesarios para la transformación del arroz granza (sin procesar) a arroz “oro”.

Los agentes económicos sancionados pertenecen a la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores de Arroz (ASALBAR), que tiene entre sus miembros a empresas como GUMARSAL y la Arrocera San Francisco, que forma parte de conglomerado de negocios ALBA. LA PRENSA GRÁFICA pidió ayer una reacción a la asociación sobre la imposición de la multa, pero en sus oficinas respondieron que no se encontraba ningún vocero disponible.

La sanción impuesta a cada una de las arroceras es de $12,330. El monto equivale a 50 salarios mínimos mensuales urbanos en la industria, vigentes al inicio del procedimiento sancionador, en septiembre de 2015. La superintendencia abrió la investigación de oficio, luego de que el 27 de octubre de 2014 ASALBAR publicó un acuerdo de precios de los servicios de secado y trilla de arroz en $1.00 más IVA y $1.50 más IVA, respectivamente. Según la superintendencia, el proceso de secado sirve para eliminar la humedad en el grano de arroz, mientras que con la trilla se separa la cáscara, se pule y clasifica el arroz granza.

La entidad que vigila la competencia en el país indicó que la resolución emitida por su consejo ordena a la asociación “no cometer prácticas anticompetitivas, utilizar el Convenio para la Comercialización de Arroz Granza como mecanismo para la adopción de cualquier acuerdo anticompetitivo, y emplear a una asociación empresarial como medio para coordinarse o actuar de forma anticompetitiva”. ASALBAR interpuso un recurso de revisión, pero este fue desestimado por el consejo directivo de la SC.

Mercado

Un estudio de la Superintendencia de Competencia presentado en 2012 determinó que en El Salvador hay muy poca competencia en el mercado local de arroz y numerosas barreras para que nuevos agentes entren a competir en esta agroindustria. La entidad había hecho un estudio similar en 2009.

Según la investigación de 2012, un 80 % de las compras de la producción local y de las importaciones de arroz granza (sin procesar) lo concentraban para ese año dos agentes económicos en el país, mientras que el tercer participante solo tenía un 5 %. No contar con un mercado más abierto en el arroz significó a los salvadoreños pagar cada año $1.4 millones de más por este producto, según el estudio de 2012.

Lee también

Comentarios